In Blog

Por José Luis Peña

 

JDCarretera

Todos estamos acostumbrados a la numerosa y variada terminología relacionada con la digitalización de los sectores productivos y de servicios que nos envuelven: así, conceptos como Industria 4.0, big-data, computación en la nube,  tecnologías ágiles etc,  se han convertido en un estándar en la comunicación profesional e, incluso, a nivel de público en general.

Igualmente somos conscientes de la revolución que está suponiendo en nuestras vidas la llegada de tecnologías de telecomunicaciones, el desarrollo de internet, dispositivos electrónicos cada vez más potentes y, muy especialmente, el valor de los datos. Los últimos meses han hecho visible para el gran público lo que los profesionales de las tecnologías citadas ya conocían: el valor de los datos y cómo convertirlos en información, conocimiento y monetizarlos.

Uno de los peligros de generalizar patrones de desarrollo es suponer que lo que ha supuesto un éxito en algunos sectores ha de funcionar igualmente en otros. Centrándonos en la gestión de las infraestructuras de carreteras, una de la buenas noticias es que a pesar de que en muchos países occidentales el estado de las redes se está deteriorando por falta de inversión en el mantenimiento de las mismas, nunca ha habido una conciencia más clara que ahora sobre quien es el  objeto central de todos los procesos, servicios tecnologías utilizados: la movilidad de los ciudadanos. Los gestores de infraestructuras están sintiendo, más que nunca, una creciente presión para dar satisfacción a las demandas de los usuarios: movilidad, respeto por el medio ambiente, seguridad vial, confort etc.

Posiblemente, una de las demandas no incluidas en la lista anterior, que para los profesionales del sector es muy relevante, es cómo conseguir prestar la mayor calidad del servicio al menor coste. Los usuarios de la carretera, que son la inmensa mayoría de los ciudadanos, no se preocupan de cuánto cuesta el mantenimiento de las infraestructuras por las que transitan. A excepción de algún caso notable que aparezca en la prensa, los centenares o miles de millones de euros que son necesarios para que todos podamos hacer uso de la movilidad son algo invisible para la mayor parte de la sociedad. Es fácil imaginar la frustración que supone para los gestores de las infraestructuras esa falta de reconocimiento social a un adecuado control y gestión de los activos, al igual que la mayor parte de los ciudadanos no son conscientes de los costes internos de los servicios sanitarios o de educación.

Partiendo del  hecho de que es necesaria una labor en la sombra para llevar a cabo una gestión eficiente, lo que no es óbice para que haya transparencia sobre los recursos invertidos e indicadores adecuados de la calidad del servicio prestado, el foco del sector de la carretera se ha de poner sobre la gestión, máxime teniendo en cuenta que, afortunadamente, España dispone de una red amplia y de relativamente alta calidad, en la que las necesidades de nuevas infraestructuras es más bien reducida.

La utilización de sistemas computarizados para la gestión de las carreteras es algo común desde hace décadas, habiendo numerosos sistemas informáticos de diseño y gestión. Lo que también es cierto es que, hasta ahora, ha sido habitual que las diversas fases que componen el ciclo de vida de una carretera – proyecto, construcción, explotación y operación- han hecho la guerra de forma compartimentada lo que hace difícil una gestión  optimizada.

Al igual que ocurre en otros sectores industriales, y el caso de la industria de automoción es un paradigma, los nuevos modelos tecnológicos, como es el caso del BIM (Building Information Modeling) surgen – en el caso que estamos tratando nos tenemos que remontar al sector de la construcción de edificios y estructuras a finales de los años 90-  y se difunden a sectores afines, como es el caso de las infraestructuras lineales. En éstas, por indicación del Ministerio de Fomento, su uso será obligatorio en la licitación a partir del 26 de julio de 2019.

Hoy en día, es relativamente común el uso de BIM en infraestructuras de carreteras en las fases de proyecto y construcción. Así, y centrándonos en un entorno cercano, Reino Unido, Holanda, Suecia y Finlandia son un referente en el desarrollo de esta tecnología.

 

JDCarretera

La Plataforma Tecnológica Española de la Carretera (PTCarretera) tiene como único, y gran objetivo, la promoción de la I+D+i en el sector de las infraestructuras viarias y la  movilidad asociada. Para ello recopila información de muy diversas fuentes con el objeto de proporcionar ideas y líneas de actuación para las organizaciones – empresas, universidades, centros tecnológicos  y administraciones públicas- radicadas en España puedan hacer una toma de decisión más eficaz a la hora de dónde invertir recursos destinados a la innovación.

En el caso de BIM y, más propiamente dicho, en la transformación digital de la carretera, entendiendo bajo este térmico una amplio lista de conceptos (infraestructuras urbanas e interurbanas, movilidad, ITS, comunicaciones, implicaciones ambientales,  etc) se ha identificado una gran oportunidad de salto tecnológico disruptivo. Por ello, parecía indispensable intentar aunar esfuerzos y generar una conciencia clara de la necesidad de que las administraciones gestoras de las carreteras, y todo el sector industrial asociado, movilicen recursos para proceder a hacer realizar la transformación digital de la carretera.

Convencidos de la importancia del objetivo desde la PTCarretera se lanzó la organización de la jornada de Digitalización de la Carretera que ha tenido lugar el día 6 de junio en Madrid.  De dicha jornada merece destacar que tuvo un enfoque holístico, intentando incluir el ciclo de vida completo de la carretera, desde la licitación hasta la fase de operación. En todas las mesas de debate se pude concluir que el camino a cubrir es tan prometedor que nos permite vaticinar un cambio disruptivo en la forma que todos los actores del sector de la carretera van a interaccionar.

Los antecedentes que han impulsado a la PTCarretera a promover este evento son los siguientes:

  • A nivel internacional ya hay experiencia práctica, no tratándose de modelos teóricos muy lejanos a la aplicación práctica. Es más, diversas administraciones públicas españolas y empresas están llevando a cabo experiencias piloto, lo que da cuenta de la disponibilidad de capacidad tecnológica de los técnicos españoles.
  • La necesidad de estandarizar. Precisamente, como se cita en el punto anterior, el desarrollo de diversas iniciativas puede conducir a modelos estancos que no parece sea lo más útil ni provechoso.
  • La muy favorable relación riesgo beneficio, teniendo en cuenta que el valor patrimonial de las carreteras interurbanas de España puede rondar los 185.000 millones de euros.

Por todo ello, parece que es el momento propicio de impulsar de forma decidida el desarrollo de la transformación tecnológica en el sector de la carretera.

La Jornada de Digitalización de la Carretera permitió conocer el sentir de administraciones públicas nacionales, autonómicas y regionales, de empresas de ingeniería, constructoras, empresas del sector TIC , auscultadores, empresas concesionarias de los servicios de explotación integral de las carreteras y, en general, a todos los profesionales que participan a lo largo del ciclo de vida de la carretera.

Numerosas fueron las cuestiones tratadas y debatidas pero, por hacer destacar las más prominentes, se podría citar que:

  • Es necesario un liderazgo institucional. El liderazgo de las iniciativas lo deben llevar a cabo las administraciones públicas, permitiendo la colaboración en el desarrollo de todos los actores relevantes.
  • El primer paso es la estandarización de modelos para evitar el desarrollo de plataformas que sean incompatibles entre sí.
  • La metodología BIM no es un fin, sino un medio para gestionar mejor las infraestructuras.
  • Los mayores beneficios de la transformación digital se pueden dar en la fase de explotación, por lo que hay que ser especialmente cuidadosos en estructurar modelos que generen continuidad entre las diversas fases del ciclo de vida de la carretera. También hay que recordar que el foco final se ha de poner en el ciudadano, bien porque reciba mejores servicios y/o porque dichos servicios se puedan prestar con un coste inferior.
  • Para conseguir una implantación relativamente rápida sería necesario que se organicen proyectos piloto que permitan ver in situ los posibles conflictos técnicos que la metodología BIM puede tener en el caso de infraestructuras lineales.
  • El capital más importante son las personas, bien porque sean capaces de liderar el cambio como por la necesidad de proporcionar formación e incentivar a los técnicos para que se puedan integrar en un modelo que supone un cambio tan drástico.
  • La metodología BIM no se va a implantar en un espacio vacío, sino que ya hay información y herramientas digitales en operación. Uno de los retos será como integrar la información existente bajo nuevos estándares. En la gestión de infraestructuras los datos históricos, en muchos casos, son la base fundamental para predecir comportamientos futuros.
  • Se dispone de tecnología operativa que puede permitir hacer inventariados digitales de las infraestructuras en servicio con estructuras compatibles con modelos BIM.
  • El funcionamiento de metodologías BIM conduce a la necesidad e entornos de trabajo colaborativos en los que la transparencia sea un valor habitual.

Como colofón a las anteriores afirmaciones, puede decirse que existe consenso sobre la complejidad del reto que supone la transformación digital del sector, no siendo la cuestión si se debe abordar dicha transformación o no,  sino con qué premura y con qué procedimientos.

Podemos seguir contemplando como la transformación digital discurre por delante de nuestras narices y  alabar sus potenciales  ventajas o podemos ponernos manos a la obra y colaborar en su implantación.  Los medios necesarios no son muy onerosos y disponemos del capital humano: ¡¡¡pasemos ya  del 0 al 1!!! *

* Adaptación de frase utilizada en la Jornada de Digitalización de la Carretera por Francisco José Vea Folch (@fjveafolch)

 

Jose Luis Peña

José Luis Peña PTCarretera

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

EAPA CO2 footprint road
X