Noticias

El estrés tecnológico de los conductores aumenta el riesgo de accidentes

El estrés tecnológico de los conductores aumenta el riesgo de accidentes

Los automóviles de hoy en día llegan plagados de tecnología de ayuda a la conducción para hacer más fácil la vida a bordo al conductor. Sin embargo, estos avances diseñados para salvar vidas pueden tener un lado oscuro si el conductor no sabe cómo funciona o cómo puede utilizarla.

Por ello, el desconocimiento de los conductores sobre el funcionamiento o la misma complejidad de estos avances tecnológicos, en ocasiones, pueden tener efectos negativos en la conducción. El estrés, la confusión, las distracciones o los posibles sustos derivados de estos nuevos dispositivos pueden desembocar en accidentes.

Según Luis Montoro, presidente de Fesvial: “Tres de cada cuatro conductores no conocen los sistemas de seguridad de su vehículo“. Lo que supone, según el también catedrático de Seguridad vial por la Universidad de Valencia, “un estrés tecnológico” que redundará en “un aumento de la siniestralidad si no sabemos utilizar las ventajas que nos ofrecen”.

En el informe Las Distracciones Manipulativas durante la Conducción, realizado por el RACE, BP y Castrol, el 25% de los conductores confiesa que estos dispositivos le distraen bastante o mucho, el 14% que le crean incertidumbre, el 13% que le estresan y un 6% dice que le asustan. También en esta encuesta se constata que el 3% ha sufrido un accidente al conectar o desconectar alguno de ellos -como el control de velocidad, por ejemplo-.

Las clásicas distracciones

En este trabajo había otros datos muy significativos, por ejemplo que para el 27% de los conductores manipular el equipo de audio supuso una situación de cierto riesgo como el hecho de regular los retrovisores o manejar el ordenador de a bordo lo fue para uno de cada tres conductores.

Si el conductor no sabe cómo funciona un elemento o no está preparado para cuando dicha tecnología entre en acción en un momento dado, estos dispositivos supondrán un elemento más de distracción al volante. Todo un peligro, teniendo en cuenta que según la DGT, las distracciones son la causa del 40 % de los accidentes.

El desconocimiento de los conductores de las tecnologías de la conducción que incorporan sus vehículos llega a tal punto que el 27% asegura, en esta misma encuesta, que no sabe cómo utilizar el ABS, sin tener en cuenta que este es un sistema que funciona por sí solo sin necesitar la intervención del conductor. Lo más llamativo es que cuando esta tecnología, que es obligatoria desde 2004, entra en funcionamiento emite un sonido particular y hace vibrar el pedal del freno, unas consecuencias que aún hoy en día muchos usuarios confunden con una avería del sistema. Otra tecnología que los conductores confiesan no saber utilizar es el sistema de detección de fatiga, otro elemento automático que avisa por sí solo si el conductor muestra signos de cansancio y sin que este accione ningún dispositivo.

Preocupa más que, por ejemplo, la alerta de cambio de carril involuntario, un sistema que lleva varios años en el mercado, sea otro de los grandes desconocidos de los conductores (el 76 % no sabe utilizarlo) o que el 30 % no sepa qué hacer con el limitador/regulador de velocidad. Entre todos los datos de esta encuesta del RACE, llama la atención que un 21 % de los usuarios no sepa si su coche dispone de asistencia a la frenada, un sistema que puede salvarle la vida.

¿Demasiada información?

No obstante, que los usuarios no conozcan cómo funcionan la tecnología que incorpora su automóvil no significa que los conductores sean especialmente torpes. Si a todos los estímulos a los que ya está sometido un conductor durante un trayecto le añadimos más sofisticación en los cuadros de instrumentos, las proyecciones en el parabrisas de multitud de datos, los avisos de pérdida de trayectoria, de ángulo muerto ocupado, de proximidad al coche delantero, de pérdida de atención, etc, la conducción se vuelve cada vez una tarea más complicada. Como recuerda el presidente de Fesvial: “La percepción humana es limitada”.

A los mandos de un coche, la atención lo es todo y el exceso de información puede llevar a la distracción. “Hay coches con tanto equipamiento de seguridad que los conductores no saben cómo actuar. El conductor debería recibir la información de forma escueta y en el momento oportuno”, matiza Montoro.

Para los conductores, el problema de este desconocimiento de estas nuevas tecnologías de los automóviles está en la poca información que se recibe desde los concesionarios sobre el funcionamiento de los sistemas cuando se compra un vehículo; el 95 % dice que sería ‘muy o bastante necesario’ recibir formación para conocer bien las funciones que incorporan los modelos. Sin duda, para que el maridaje sea perfecto entre la seguridad y el conductor, hay que unir la tecnología con la información y la formación.

Frente a estas opiniones críticas, las marcas aseguran que la explicación de cada uno de los sistemas está disponible en las web de los fabricantes o en app específicas para ello y a disposición del conductor. Pero la realidad es que la velocidad con la que crecen y se implementan estos sistemas en los nuevos automóviles hace muy difícil que el conductor esté al día de todo lo que le puede ofrecer su automóvil. Eso, por no hablar del escollo que para estos sistemas suponen la tecnofobia de algunos conductores, como concluía Montoro en la I Jornada de Tecnología y Seguridad Vial, celebrada en Madrid la pasada primavera.

Fuente de la noticia: http://www.bez.es/866795360/tecnologiariesgoconduccion.html

Haz click para añadir comentario

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Noticias

Más en Noticias

La inversión en carreteras toma impulso

admin19 febrero, 2018

Abierto el plazo para la justificación científico-técnica de diferentes convocatorias de proyectos

admin16 febrero, 2018

Los Reyes entregan los Premios Nacionales de Innovación y de Diseño 2017

admin16 febrero, 2018

Los sistemas de transporte inteligente, objetivo criminal

admin16 febrero, 2018

Asturias impulsa una red de once puntos universales de recarga rápida de baterías de vehículos

admin16 febrero, 2018

MobilEye: «El coche autónomo no va a hacer una interpretación de las normas de tráfico»

admin16 febrero, 2018

Abertis: redefinir las infraestructuras viales ante la digitalización

admin16 febrero, 2018

Las nuevas carreteras recargarán los coches y darán luz a la ciudad

admin16 febrero, 2018

¿Transporte gratis? Ya sería una realidad en este país ¡y por una buena causa!

admin16 febrero, 2018