Noticias

El hombre de los coches autónomos: “Conducirán mejor que nosotros”

El hombre de los coches autónomos: “Conducirán mejor que nosotros”

Entre cinco y diez años. Es el tiempo que tardaremos en ver coches autónomos a la venta en un concesionario. La predicción es de Ken Washington, jefe mundial de investigación e ingeniería avanzada de Ford y responsable de las inversiones millonarias de la compañía en este terreno. Ingeniero nuclear, forjado en el MIT y en Star Labs, la unidad de investigación tecnológica ultrasecreta del gigante de defensa Lookheed Martin, Washington tiene claro que las máquinas nos van a superar. “El ‘software’ nos va a reemplazar al volante y tomará decisiones, igual que los humanos… solo que mejor”, dice con media sonrisa en una entrevista con este diario.

Washington ya cuenta con una flota de 30 coches autónomos que la compañía prueba en EEUU y una reciente inversión de 1.000 millones de dólares en Argo, una firma de inteligencia artificial creada por exdirectivos de Google y Uber. Y todo para intentar que el coche del futuro que nos lleve a casa sin apretar un pedal tenga el logo de Ford. No lo va a tener fácil. Uber, Google, Tesla, Apple, Toyota, Mercedes-Benz… todos quieren ser los primeros en conseguir que dejemos de conducir. Para siempre.

Pregunta. Quedan solo cuatro años para el 2021. ¿Van a llegar a tiempo para estrenar sus coches autónomos?

Respuesta. Desde luego. La forma exacta en cómo los vamos a comercializar está por ver, pero estamos mirando dos opciones: usarlos para entrega de paquetería o como servicio de taxi. Puede que al final sea una combinación de ambas, pero las dos opciones implican una flota de vehículos autónomos en una zona mapeada. Será como en una ciudad hoy en día, habrá un montón de coches convencionales alrededor, peatones… todo mezclado.

P. ¿Realmente cree que se podrán mezclar humanos y máquinas en una misma carretera?

R. Sí. Los sensores y el ‘software’ ni beben ni se distraen enviando WhatsApps mientras conducen, lo harán mejor que nosotros. Porque, recuerde, más del 90% de los accidentes que resultan en víctimas mortales se deben a un error humano. Es una oportunidad de hecho para mejorar la seguridad.

P. ¿Cuándo podremos comprar un coche autónomo?

R. No será en 2021, al menos nosotros no los venderemos en esa año. Es difícil predecir una fecha, pero creo que será entre los próximos cinco y diez años a medida que poco a poco se abarate la tecnología.

P. ¿Qué queda por hacer desde el punto de vista de la tecnología para llegar ahí?

R. ¡Muchísimo! En los tests estamos aprendiendo que hay que mejorar mucho a la hora de identificar objetos en la distancia y también en predecir las intenciones de movimiento en los próximos segundos de todo lo que rodea al coche. También hay muchas cosas que aún desconocemos, problemas que van surgiendo a medida que realizamos las pruebas.

P. Cada vez hay más competencia entre las tecnológicas y los fabricantes tradicionales de coches. Uber ya está probando un servicio de taxi. La ‘startup’ NuTonomy lo ha lanzado en Singapur. Google lleva ya años metido, Apple, Tesla… Ford no hará algo parecido hasta 2021. ¿No le están adelantando sus competidores?

R. No. Hemos empezado a trabajar en coches autónomos hace 10 años. Estamos ya muy avanzados con los prototipos que tenemos. Y sabemos qué se necesita para que los vehículos sean autónomos por completo. Quizás tenemos una filosofía diferente sobre cómo lanzar esto de forma segura. Nosotros probamos los coches con nuestros ingenieros, no metemos a la gente dentro para ver qué ocurre.

P. Se refiere a Tesla y sus accidentes con el piloto automático…

R. No voy a dar nombres. Solo digo que no es nuestra forma de hacer las cosas.

P. ¿Cree que Tesla se apresuró al lanzar su función de piloto automático, o que no la explicó bien?

R. Dejaré que le haga esa pregunta a Tesla, solo diré que nosotros probamos la tecnología muy en serio antes de permitir que la use la gente. Y cuando decimos vehículo autónomo queremos decir autónomo 100%. Eso es diferente de lo que hace ahora mismo un Tesla. No debemos confundir una función de piloto automático con un coche autónomo. Si un conductor cree que esa función es más capaz de lo que en realidad es, puede ser muy peligroso. Ford ya tiene coches con función de piloto automático desde hace tiempo. Pero lo hemos dicho siempre: no puedes reclinarte a leer un libro, tienes que seguir pendiente en todo momento.

P. ¿De verdad ve a Uber, Google o Apple vendiendo sus propios coches, fabricados por ellos mismos, y encima autónomos?

R. Hay tres tipos de compañías que están trabajando en esto: los fabricantes tradicionales como nosotros, las ‘startups’, que se centran en desarrollar el ‘software’ y los algoritmos, y las grandes tecnológicas como Uber, Google y otras. Lo que estamos observando es que las ‘startups’ y las tecnológicas al final tienen que trabajar con un fabricante porque integrar ‘software’ en un coche es mucho más difícil de lo que pensaban.

P. Qué hay de las decisiones éticas sobre salvar al conductor o a peatones en caso de posibles accidentes. ¿Deben los coches autónomos tomar ese tipo de decisiones?

R. Creo que es importante darse cuenta de que ese tipo de situaciones hipotéticas son generadas por humanos. Nuestra esperanza es precisamente que los vehículos autónomos eviten esas situaciones. Pero en el caso de que ocurran, la industria al completo debe acordar una solución. Entre todos. No puede ser que Ford vaya por un lado, GM por otro, BMW por otro… Esos dilemas morales deben debatirse de forma abierta y publica, y los gobiernos y reguladores deben ser parte de ese debate.

P. Supongo que no está de acuerdo con el directivo de Mercedes-Benz que dijo que en caso de accidente entre un coche autónomo y peatones, el vehículo debería salvar al conductor porque es el que más probabilidad tiene de sobrevivir.

R. Creo que es muy prematuro para decir algo así. Es un tema muy complicado. Todavía no sabemos cuál es la forma más correcta moral y socialmente de resolver esto. Y eso tiene que ser establecido por toda la industria.

P. ¿Cómo sabremos que el coche, el ‘software’, no está tomando ese tipo de decisiones por nosotros?

R. Cualquier algoritmo que se utiliza en un coche autónomo puede ser registrado y conocido. Lo que hay que resolver es saber cuán abierto y accesible será ese código para gobiernos, reguladores, aseguradoras… y todas las partes que tienen algo que decir en el caso de accidentes.

P. ¿Cuándo comenzarán a probar coches autónomos en España?

R. No lo sé. Hemos prometido que este año comenzaremos las pruebas en un país en Europa. Pero aún hemos escogido cuál. España tiene tantas posibilidades como el resto de países.

Fuente de la noticia: http://www.elconfidencial.com/tecnologia/2017-03-02/coche-autonomo-ford-tesla-piloto-automatico-apple-google-uber_1340730/

Haz click para añadir comentario

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Noticias

Más en Noticias

La Fundación Corell reivindica la contribución del transporte a la economía en su 20 aniversario

admin23 noviembre, 2017

RECORDATORIO: Oportunidades de cooperación tecnológica con Brasil: programas, ayudas y preparación de las convocatorias

admin23 noviembre, 2017

Anuncian $31 millones para carreteras y manufactureras en Puerto Rico

admin23 noviembre, 2017

Jornada Regional de Galicia – H2020 Reto social 3 “Información práctica para propuestas en energía”. 29 de noviembre de 2017

admin23 noviembre, 2017

H2020. TRN. Infoday Nacional (29 Nov, CDTI)

admin23 noviembre, 2017

Jornada-Taller sobre Oportunidades EUREKA con España: Chile, Francia, Israel, R.Checa, Suecia y Turquía – 13/12/17

admin23 noviembre, 2017

Mobileye: Soluciones innovadoras de movilidad para ciudades inteligentes

admin23 noviembre, 2017

Vehicle to Vehicle (V2V) Communication Market 2017 Global Trend, Segmentation and Opportunities Forecast To 2023

admin23 noviembre, 2017

Dekra inaugura en el PTA su circuito de ensayos para coches conectados

admin23 noviembre, 2017