Noticias

Hay esperanza y buenas ideas para mejorar el tráfico

Hay esperanza y buenas ideas para mejorar el tráfico

En los últimos meses, las noticias en torno al mundo del motor son bastante negativas, sobre todo en lo que se refiere a la relación de los ciudadanos y usuarios de automóviles con la administración, ya sea en la ciudad, en la comunidad autónoma o a nivel estatal. Si aumenta la contaminación, se prohíbe el tráfico; si hay más accidentes en la carretera, se ponen nuevos límites de velocidad más bajos y se instalan más radares; y si se producen más accidentes con ciclistas se hacen unas rutas especiales para estos usuarios con más Guardia Civil y más multas.

Por el contrario no se implementan medidas para que se puedan vender más coches eléctricos o de gas natural que permitirían una notable reducción de la contaminación. Y no se hacen carriles bici para que los ciclistas viajen seguros.

Pero parece que el nuevo curso comienza con algunas buenas ideas que pueden cambiar la tendencia en Madrid. Una de ellas es la puesta en marcha del primer aparcamiento disuasorio en el nuevo estadio del Atlético de Madrid, el Wanda Metropolitano, la apertura de un carril de tipo bus-VAO en la N-II o la circulación de vehículos por la M30 captando información del funcionamiento de esta vía para transmitirla a los usuarios.

Las ciudades españolas no pueden recibir cada día los miles y miles de coches que entran cada mañana en ellas. Los norteamericanos hicieron sus ciudades pensando en los coches y por ello cuentan con grandes avenidas y con muchos aparcamientos donde dejar los coches. Pero en Europa eso no es así; las ciudades se hicieron hace muchos años y es muy difícil adaptarlas al intenso tráfico actual.

Por ello hay que conseguir reducir el tráfico en el centro de las ciudades. Hay veces que usar el coche es muy necesario, pero hay otras muchas en las que se puede ir en transporte público o utilizando un vehículo de tipo car2go o e-move. Y el trabajo de los responsables de las distintas administraciones es el de poner en marcha todas las medidas necesarias para reducir el tráfico. Pero no hay que prohibir, sino poner muchas alternativas para que no se use el coche por decisión propia.

En las grandes urbes españolas, sobre todo en Madrid o Barcelona, han proliferado las grandes ciudades dormitorio. Y por eso hay muchos ciudadanos que cada día tienen que desplazarse desde su casa hasta su trabajo en el centro de la ciudad. Los aparcamientos disuasorios son una buena solución para que varios miles de personas puedan llegar hasta la ciudad, pero sin entrar en la zona central, reduciendo atascos y contaminación. Es la manera de reducir la congestión del tráfico; los usuarios podrán llegar más rápido en un autobús por el centro de la ciudad porque no habrá tantos coches y se ahorrarán el coste del aparcamiento.

El plan para el aparcamiento del Wanda Meotropolitano, en Madrid, creo que es una muy buena idea. Junto a la M-40, un aparcamiento para 1.500 coches que cuando haya partido se usará para los aficionados al fútbol, pero que el resto del tiempo se evitará que esos 1.500 coches entren en la ciudad cada día. El ayuntamiento trabaja en otros ocho aparcamientos de este tipo.

La otra buena medida es la del carril bus-VAO en la N-II, en el que trabajan el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid junto al Ministerio de Fomento. En principio sería un carril que estaría operativo entre las 7.00 y las 9.00 horas de entrada a Madrid y que se quitaría a la carretera para que circulen solo estos vehículos en ese horario. Solo requiere una señalización específica, no hace falta una gran obra de infraestructura. Va a suponer aún más atascos para el resto de vehículos, pero será una mejora para las personas que viajen en transporte público o las que compartan coche. Y creo que poco a poco hay que acostumbrarse a que en las grandes ciudades no se puede usar el coche a diario.

Otra noticia importante de la semana pasada es que el Ayuntamiento de Madrid pondrá en marcha un proyecto piloto, subvencionado por la Comisión Europea, en la M-30. Para ello habrá un total de 120 vehículos, entre turismos, autobuses y vehículos industriales, que recopilarán información sobre el tráfico en esta vía de manera permanente, para posteriormente poder transmitir dicha información a los usuarios. Este sistema ofrecerá información de accidentes, retenciones o problemas meteorológicos a todos los usuarios.

Todas estas medidas demuestran un cambio de actitud, creo que muy positivo, sobre la forma de encarar un grave problema como es el del tráfico, para intentar reducir la circulación de vehículos, pero también para mejorar la seguridad vial o para reducir los atascos.

Fuente de la noticia: https://blogs.elconfidencial.com/motor/automaniacos/2017-09-04/madrid-aparcamiento-disuasorio-carril-bus-vao_1437721/

Haz click para añadir comentario

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Noticias

Más en Noticias

El sector privado español destina a la I+D la mitad que la media europea

admin22 septiembre, 2017

Al motor diésel le queda cuerda

admin22 septiembre, 2017

Desarrollan un dispositivo contra los atropellamientos de animales en las carreteras

admin22 septiembre, 2017

De la Serna reclama en la UE aumentar las subvenciones de los fondos CEF

admin22 septiembre, 2017

Transforman aceite de soya en neumáticos

admin22 septiembre, 2017

Jaime Huerta (ITS España): “La conducción autónoma podría funcionar, pero nadie quiere asumir sus riesgos”

admin22 septiembre, 2017

Fastned recibe 4 M€ para recarga rápida en Alemania

admin22 septiembre, 2017

La DGT utilizará drones en las carreteras para cazar a infractores

admin22 septiembre, 2017

Francia privatiza los radares de velocidad con conductores particulares

admin22 septiembre, 2017