Noticias

La ERF reclama la modernización de los procesos de licitación pública para fomentar la innovación y la sostenibilidad de las carreteras

La ERF reclama la modernización de los procesos de licitación pública para fomentar la innovación y la sostenibilidad de las carreteras

“Las autoridades públicas podrían ser el principal motor de la innovación y la sostenibilidad si proporcionasen incentivos a la industria mediante la formulación de criterios de adjudicación apropiados”, ha afirmado recientemente la ERF en un documento de posición. En él ha aportado otros datos reveladores como que las administraciones públicas gastan 2 billones de euros anuales en contratos públicos (14% del PIB de la UE) o que los Estados miembros de la UE y la AELC dedican aproximadamente 80.000 millones de euros anuales a carreteras.

En un contexto de gasto público limitado, es esencial que cada euro gastado en infraestructura viaria produzca el máximo rendimiento socioeconómico. En este sentido, la ERF ha explicado que este objetivo requiere que las autoridades sean capaces de adquirir soluciones innovadoras que mejoren el rendimiento a largo plazo y, al mismo tiempo, que proporcionen a los actores de la industria los incentivos necesarios para innovar.

Sin embargo, “los actuales procesos de licitación pública obstaculizan la adopción de nuevos productos y técnicas innovadoras, sostenibles y duraderas” ha resaltado la ERF. “A pesar de las mejoras de los últimos años, la gran mayoría de los concursos públicos de servicios relacionados con la carretera priorizan el criterio económico y establecen un marco inadecuado para la evaluación holística de soluciones basadas en su sostenibilidad medioambiental y su durabilidad”.

En este sentido, el nuevo paquete legislativo de la UE para la contratación pública en vigor desde abril de 2016 debería representar un paso hacia delante. Con el fin de apoyar la adopción de soluciones más sostenibles e innovadoras, la ERF pretende ofrecer a las autoridades de carreteras un marco que rechace el dominio del «criterio económico y producto normalizado» y fomente la evaluación de ofertas con un enfoque de rentabilidad basado en el cálculo de costes a lo largo del ciclo de vida.

En este sentido, la ERF aplaude dejar atrás la antigua directiva 2004/18/EC que prioriza el precio mínimo en las adjudicaciones y trabajar por alcanzar objetivos beneficiosos para las generaciones futuras, como carreteras con un largo ciclo de vida de manera, capaces de reducir las emisiones de C02 y la contaminación acústica.

La directiva 2004/18/EC representaba un escollo para lograr que la mentalidad verde imperase en la licitación de obra pública en carretera. Por ello, la ERF aboga por dotar a la carretera de un marco más moderno, actualizado y adaptado a la realidad: la directiva 2014/24/EC, uno de cuyos objetivos principales pasa por acabar con la dictadura del precio mínimo.

Este marco legal por un lado anima a los gobierna a dejar atrás esa antigua filosofía por otra que abra las puertas a productos y servicios sostenibles, comprometidos con el medio ambiente. Y, por otro lado, se potencian los incentivos a la industria del sector de la carretera para que mantenga y avance sus proyectos de I+d+i.

En este sentido, la ERF defiende el principio MEAT del artículo 67 de la directiva 2014/24/EC donde rige el principio del ciclo de vida: los gobiernos a la hora de licitar una obra pública deben aparcar el criterio del precio mínimo por el de la máxima amortización de la inversión en productos orientados a incrementar la esperanza de vida de la carretera, los costes de mantenimiento, el impacto medioambiental y la eficiencia energética.

Es una diferencia sutil pero sustancial entre ambos marcos legales con un objetivo también muy claro: seguir los pasos del exitoso plan Europa 2020, que se mueve en esta dirección de sostenibilidad económica y ambiental.

Uno de los objetivos principales de las nuevas normas de contratación pública es garantizar la igualdad de condiciones para todos los agentes implicados, promover la innovación, la sostenibilidad y ofrecer la mejor relación calidad-precio para los ciudadanos europeos. Para alcanzar estos objetivos, la ERF se propone contribuir a este objetivo a través de dos acciones principales:

  • Hacer un seguimiento del uso que realizan los diferentes estados miembros de las herramientas facilitadas por la directiva de 2014, identificar las mejores prácticas en los distintos elementos de la infraestructura viaria y potenciar la cooperación en los ámbitos que requieran mayores esfuerzos.
  • Sensibilizar sobre las soluciones desarrolladas a través de diferentes iniciativas europeas de colaboración en investigación y que están listas para su aplicación en el mercado.

Estos pasos suponen una primera contribución a la política europea por un transporte por carretera más sostenible y responsable al tiempo que anima a las administraciones públicas y al sector a sacar el máximo partido de este nuevo marco regulatorio.

La contribución de las carreteras al desarrollo económico y al medioambiente

Actualmente, las carreteras suponen para los europeos no solo un activo para el desarrollo económico y social de toda la región sino también un elemento de cohesión entre países. Según datos de la ERF, en 2013 el 71,9% de los desplazamientos europeos tuvieron lugar por carretera. Hoy en día, cuatro años más tarde, se afianza el rol de activo de crecimiento económico de los países europeos: el sector de la carretera genera 14 millones de puestos de trabajo y supone alrededor del 11% del total de producto nacional bruto europeo.

Otra de las áreas en la que la ERF hace énfasis desde hace tiempo es la necesidad de adaptar la legislación del sector de la carretera para hacerlo más sostenible y amable con el medio ambiente. Y es que, según los datos de la Agencia Europea del Medioambiente, más del 20% de los gases de efecto invernadero emitidos a la atmósfera proceden de la carretera: obras de construcción, mejoras o reconstrucciones, que necesitan de un nuevo marco legal que se ajuste a una realidad comprometida con la sostenibilidad.

Vinculado a lo anterior, el documento europeo sobre la reducción de CO2 derivada del mantenimiento y conservación de carreteras elaborado por EAPA en colaboración con la asociación europea de pavimentos de hormigón EUPAVE y el Foro de Laboratorios Nacionales Europeos de Investigación Vial FEHRL, destaca que “con acciones de conservación viaria, la Unión Europea puede ahorrar 28 millones de toneladas de CO2 procedentes del transporte por carretera“, afirmó.

Fuente de la noticia: http://www.asefma.es/la-erf-reclama-la-modernizacion-de-los-procesos-de-licitacion-publica-para-fomentar-la-innovacion-y-la-sostenibilidad-de-las-carreteras/

Haz click para añadir comentario

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Noticias

Más en Noticias

El plan de carreteras de Rajoy se adjudicará vía exprés en dos años

admin20 octubre, 2017

“Con un apoyo como al del coche eléctrico, el autogas se convertiría en la alternativa”

admin20 octubre, 2017

Proyecto INFRAMIX: Las autopistas españolas se preparan para los vehículos sin conductor

admin20 octubre, 2017

Recycled bottles to build stronger roads faster

admin20 octubre, 2017

Nace la primera franquicia de mejora de carreteras con productos sostenibles de España

admin20 octubre, 2017

Froet se opone a la posibilidad de establecer peajes en las autovías españolas

admin20 octubre, 2017

La Rioja y Castilla y León exigen a Fomento completar la autovía del Camino de Santiago

admin20 octubre, 2017

Infoday sobre Nuevas FET-Flagships

admin20 octubre, 2017

TRL develops VR rig to help cut lorry blind spots

admin20 octubre, 2017