Noticias

Medidas que ayudarían a reducir los accidentes de carretera

Medidas que ayudarían a reducir los accidentes de carretera

Es posible reducir el número de accidentes en España un 50% para 2020 como fijó la UE en el libro blanco del transporte? Muchos se lo cuestionan, entre otras cosas, “porque el ritmo no está siendo el esperado”, asegura Luis Puerto, director de la Fundación RACC. Pero los expertos se están devanando los sesos para aportar medidas que ayudarían.

La DGT ya trabaja en una nueva ley de tráfico, del siglo XXI y ya ha avanzado que cambiará el reglamento de circulación y el de conductores. Algunos, como RACE, reclaman un pacto de Estado al estilo del de educación.

Mientras, el lastre de los datos sigue ahí. La cifra de muertes en 2016 (1.160 víctimas) subió frente al año anterior (29 más), algo que no ocurría desde 2003. ¿Ha fracasado el carné por puntos y el endurecimiento de las sanciones? ¿Qué papel juegan el estado de las carreteras, las drogas y el alcohol? ¿Se ha tocado techo?

A juicio de Javier Llamazares, director general de Fesvial, “ya en 2015, cuando se estancó el número de víctimas, tendría que haberse producido una revisión urgente de las medidas en vigor”. Y para Luis Montoro, presidente de esta fundación, el camino debe centrarse en la investigación, para conocer los riesgos; la antigüedad del parque automovilístico, el factor humano – responsable de muchos siniestros–, mejorar las carreteras e intensificar el control policial.

En España “existe un radar por cada 36.000 habitantes mientras que la media europea es de cada 6.000 personas”, dice. De hecho, en la Fundación Mapfre señalan que aumentar la vigilancia en la carretera reduciría un 5% los accidentes mortales.

Carné a los 17 años

RACC ha puesto sobre la mesa 20 medidas. Una de las más controvertidas es la de implantar el acceso gradual al carné de conducir a partir de los 17 años de edad que, para Puerto, “alargaría el proceso de aprendizaje de los jóvenes, que tienen un 50% más de probabilidad de sufrir accidentes mortales”. Durante dos años, RACC cree necesario fijar restricciones, como no conducir acompañados de otros jóvenes, ni de noche, y una tasa de alcoholemia de cero.

Montoro pide “fijar medidas para los conductores reincidentes en alcohol y drogas. Inhabilitarlos hasta que se recuperen”.

Carreteras secundarias

Mejorar las carreteras convencionales, que absorben ocho de cada diez fallecidos por siniestro, es clave, señala Jacobo Díaz, director general de la Asociación Española de la Carretera (AEC). Bastaría invertir 730 millones de euros en los 73 tramos más peligrosos, como recoge un estudio hecho por esta asociación y la patronal Seopan.

“Alcanzar unos estándares de seguridad mínimos”, para RACC, pasaría por que en 2020, el 80% del tráfico se concentre en vías con un nivel de tres estrellas.

Implementar un plan urgente en los tramos de riesgo y puntos negros, además de desviar el tráfico a las autopistas desde las vías convencionales, que registran el 70% de los accidentes mortales, son otras medidas que RACE destaca como imprescindibles.

Carreteras que perdonan los errores humanos son las que están pensadas para paliar o evitar las salidas de la vía –presentes en cuatro de cada diez siniestros–. Medidas tan sencillas como despejar de objetos los márgenes de la carretera, mejorar las adherencias del pavimento, suavizar las pendientes de los taludes laterales y eliminar los obstáculos laterales de la calzada en al menos 19 tramos de la red viaria ayudaría bastante, sostiene Díaz.

Los choques frontales serían evitables si se implantaran carreteras 2+1 (con desdoblamientos) en diversos tramos de vía. Gracias a esta iniciativa, en Alemania, Suecia y Finlandia se han reducido los accidentes entre un 22% y 55%, recuerda Díaz.

Otras medidas de bajo coste propuestas por RACE son la instalación de bandas sonoras y la limitación de los adelantamientos o la señalización inteligente en cruces peligrosos, que amortiguarían los accidentes en 42 tramos peligrosos o hacer circunvalaciones en poblaciones que aún no las tienen.

Tecnología

RACC pide suprimir el impuesto de circulación y que ese dinero se invierta en adquirir vehículos con más dispositivos de seguridad, lo que evitaría accidentes.
Puerto insiste en que “el freno automático de emergencia, presente en los coches de alta gama, tiene que incorporarse en los segmentos inferiores y una forma de impulsar esto sería la eliminación del IVA”. “La seguridad no es un lujo”, recuerdan en RACE.

RACC también propone que sea obligatorio el ABS en las motocicletas de 125cc, como se ha hecho en las de mayor cilindrada, y en cuanto al uso del móvil, es partidario del bloqueo en la conducción y fijar un sistema de certificación oficial de las apps compatibles con la conducción en los coches conectados y smartphones.

La puesta a punto es otro escollo de los coches viejos. Según Reparatucoche, “un correcto mantenimiento reduciría las consecuencias del 90% de los accidentes”.

Fuente de la noticia: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/07/24/companias/1500911275_923343.html

Haz click para añadir comentario

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Noticias

Más en Noticias

Perú y España firman entendimiento en infraestructura y transporte

admin29 noviembre, 2017

La India apuesta por Hyperloop One

admin29 noviembre, 2017

ASTIC aplaude el Plan de Innovación para el Transporte y las Infraestructuras

admin29 noviembre, 2017

La inversión en I+D sigue perdiendo peso en España pese a la recuperación

admin29 noviembre, 2017

CONFEBUS aplaude el proyecto del nuevo carril Bus-VAO de la A-2

admin29 noviembre, 2017

CANCELACIÓN: Oportunidades de cooperación tecnológica con Brasil: programas, ayudas y preparación de las convocatorias

admin29 noviembre, 2017

Toledo instala un sistema de control telemático de acceso al casco histórico en coche

admin29 noviembre, 2017

Comienza en Valencia el proyecto europeo de Ciudades Inteligentes MAtchUP

admin29 noviembre, 2017

UK failing to embrace highways innovation

admin29 noviembre, 2017