Noticias

¿Por qué triunfan los coches compartidos?

¿Por qué triunfan los coches compartidos?

En coche privado, en moto, en ciclomotor, en furgoneta, en bicicleta, en transporte público, a pie… y ahora también en coche compartido. Los sistemas de movilidad en las ciudades han cambiado mucho en estos últimos años. Las nuevas generaciones ya no valoran al vehículo como símbolo de libertad y claro objeto de deseo, las ciudades cada vez están más saturadas y las normativas sobre el aire no hacen más que poner trabas al uso del automóvil.

El resultado es un cambio en las tendencias de movilidad y, por consiguiente, la aparición de nuevos servicios dirigidos a mejorar los desplazamientos en las ciudades. Y es en este panorama donde está triunfando el ‘carsharing’ o el uso temporal de coches compartidos. En España en estos momentos se puede disfrutar de los servicios de car2go del grupo automovilístico Daimler AG y de emov del grupo PSA (Peugeot-Citroën-DS y ahora también Opel) pero sólo en la ciudad de Madrid, ambos con flota libre (modalidad de ‘free floating’) sin estaciones fijas de alquiler.

Los fabricantes de coches se apuntan al carsharing

Los fabricantes de vehículos no son ajenos a estos cambios y empiezan a tomar partido diseñando estrategias de movilidad y firmando acuerdos con aliados tecnológicos en los que el automóvil es un eslabón más. Toyota, por ejemplo, ha puesto en marcha el proyecto piloto ‘Cité Lib by Ha:mo’ de coches compartidos en Grenoble (Francia) con los vehículos eléctricos ultracompactos Toyota i-Road y Coms. Con este experimento quieren demostrar el potencial de los vehículos eléctricos pequeños para trayectos urbanos y como parte de un servicio de vehículos compartidos complementario al transporte público.

Seat también ha anunciado que este año lanzará un servicio de carsharing para sus 14.000 empleados. Seat Connected Sharing permitirá el uso de la flota corporativa de coches cuando éstos no estén operativos, además del intercambio de vehículos entre particulares y la posibilidad de que los empleados puedan compartirlos en sus desplazamientos. BMW también creó DriveNow en 2011 junto con la empresa premium de alquiler de coches Sixt, un servicio de coches compartidos similar a car2go y emov que ya funciona en Alemania, Austria, Reino Unido, Dinamarca, Suecia, Bélgica e Italia. Su objetivo es operar pronto en España con la vista puesta en la ciudad de Barcelona, pero de momento no confirman con qué ciudades europeas están en conversiones.

Un ejemplo más precoz es Sunfleet de Volvo, que lleva ofreciendo coches compartidos en Suecia desde 1998 con más de 50.000 clientes. Ahora se quiere expandir con una nueva unidad de negocio que operará a nivel global ofreciendo nuevos servicios de movilidad. “La propiedad privada del coche no desaparecerá, pero como fabricante de automóviles tenemos que afrontar el hecho de que se reducirá. Tenemos un modelo probado y rentable en nuestro mercado materno, del que trataremos de aprovecharnos a la hora de desarrollar el concepto global”, ha dicho Hakan Samuelsson, presidente y CEO de Volvo Cars. Ford a através de ‘GoDrive’, General Motors con ‘Green Mobility’, Renault con ‘Maven’ o el Grupo Volkswagen a través de ‘Gett’ también están haciendo sus primeros pinitos en el mundo de los coches compartidos.

Los jóvenes ya no quieren coche en propiedad

Los jóvenes de hoy en día no valoran el automóvil como hace unos años, en los que el principal deseo era sacarse el carnet de conducir a los 18 años y comprarse un coche. No hay que olvidar que tras la Segunda Guerra Mundial el coche se convirtió en símbolo de madurez, libertad y prosperidad. Ahora el coche está siendo desplazado por las nuevas tecnologías, provocado, principalmente, por un futuro laboral incierto. Ya no se busca tanto el tener en propiedad un vehículo como el disfrutarlo cuando es necesario y de manera puntual. De esta manera estos conductores también renuncian a las responsabilidades y beneficios que da el ser dueño de un coche.

La consultora KPMG ya ponía este tema sobre la mesa en un estudio que publicó en 2014: la llamada generación ‘millennial’ no está interesada en adquirir bienes tradicionales como coches o casas porque prefieren invertir en un buen teléfono móvil, otros dispositivos tecnológicos como tablets y videojuegos o en ropa, concluía. Está claro que los jóvenes huyen de los costes que conlleva un coche, el seguro, impuestos, mantenimiento, combustible, aparcamiento… y eligen otras formas de libertad, como las que le da un smartphone y su constante conexión al mundo y a sus amigos a través de las redes sociales.

De hecho, Belén Aranda, directora de desarrollo avanzado de Bosch y responsable de vehículo autónomo, contaba en la II Jornada de Tecnología y Seguridad Vial que el 35% de los conductores de grandes ciudades ya se ha desprendido de su coche a nivel mundial y optan por servicios de coches compartidos. “El futuro de la movilidad será conectada, automatizada, eléctrica e intermodal”, matizaba.

Las conclusiones de la III Radiografía de los Hábitos de Movilidad de los Españoles en 2016 realizada por el Foro de Movilidad también van en este camino. El 45% de los españoles ya ha compartido coche y el 11% lo hace habitualmente. El ahorro (77%) y la comodidad (14%) son las razones principales para hacer uso de un servicio que tiene en Madrid su máximo exponente con un porcentaje del 41,5%. El 64% de los conductores de coches compartidos tienen entre 18 y 30 años. Además, más del 64% cree que el coche eléctrico es la solución ideal para moverse por las ciudades.

car2go y emov, apuestan por los eléctricos

Con estos datos y en este contexto de cambios en la movilidad se lanzó en noviembre de 2015 car2go en Madrid, el primer servicio de carsharing bajo demanda en España. Además, lo hizo con una flota de 350 coches eléctricos y estrenando en la capital un proyecto pionero en Europa con una infraestructura de recarga propia –el usuario no se preocupa de recargarlo-. La experiencia ha sido todo un éxito y Madrid ya se ha convertido en la ciudad del mundo donde más se usa el servicio car2go (Grupo Daimler), también presente en otras 13 ciudades europeas, 11 de Norte América y una en China. Berlín y Milán son otras de las ciudades donde también ha sido muy bien recibido. Según datos de la compañía cada 1,2 segundos se alquila uno de sus smart en todo el mundo.

“Madrid es una ciudad donde el transporte público funciona muy bien, más de un millón y medio de personas utilizan el metro cada día; el usuario de Madrid también es muy receptivo a probar un servicio nuevo y hay un alto porcentaje de personas que utilizan su smartphone para comprar servicios”, son algunas razones del éxito del carsharing en la capital, según nos ha explicado Orazio Corva, responsable de car2go en España.

En la actualidad la flota de car2go en Madrid se compone de 500 unidades del smart fortwo eléctrico distribuidos en una zona de operación de 53 kilómetros cuadrados dentro de los límites de la M-30. El total de kilómetros conducidos en Madrid desde su lanzamiento hasta hoy es de 12.062.500 km y cuentan con cerca de 150.000 usuarios.

Poco más de un año después de que estos pequeños vehículos de dos plazas invadieran el centro de Madrid, aterrizaba en la capital un nuevo servicio de coche compartido dispuesto a hacerle la competencia. En diciembre de 2016 se presentaba emov (Grupo PSA) con 500 unidades del Citroën C-Zero, un vehículo de cuatro plazas 100% eléctrico, y con un radio de acción de 62,2 kilómetros cuadrados, mucho más amplio por fuera de la M-30. “Las cuatro plazas frente a las dos de car2go y que hemos sido los primeros en salir de la M-30 han sido dos de las claves del éxito de emov en Madrid”, nos cuenta Fernando Izquierdo, director general de emov.

A cierre de 31 de enero ya han alcanzado las 75.000 altas en el servicio y sus coches han recorrido más de 1.400.000 kilómetros por las calles de Madrid con un tiempo medio por trayecto de 20 minutos. “Esto se traduce en un coste para el usuario de 3,8 euros que, si se divide entre un máximo de cuatro ocupantes, hace de nuestro servicio una alternativa sin competencia económica”, explica Fernando Izquierdo. “Estimamos que por cada coche emov se eliminan de la carretera hasta 12 coches privados por día”, continúa diciendo.

Alquilar un coche de car2go como de emov tiene un coste de 0,19 euros por minuto desde que se abre por primera vez hasta que se bloquea y se da por finalizado el servicio. En ambos casos se puede reservar una unidad desde la aplicación móvil durante un periodo de 20 minutos (sin coste). Previamente hay que realizar un único pago de 9 euros por registrarse la primera vez en el servicio.

Con aparcamiento gratis y acceso a zonas restringidas

Pero hay más razones para hablar del éxito del ‘carsharing’en la capital. “Es un servicio que la gente necesita, en una ciudad donde culturalmente las personas están listas para usarlo porque valoran en contratar servicios en lugar de compras bienes de consumo. Además, es un servicio muy sencillo de utilizar, cómodo, rápido y que funciona bien porque se encuentra el coche en la calle”, nos cuenta el responsable de car2go. Y no hay que olvidar que al ser coches eléctricos pueden aparcar de forma gratuita en la zona azul y verde del aparcamiento regulado de la capital (SER) sin necesidad de sacar ticket, además de tener acceso a zonas de tráfico restringido.

La previsión para Madrid el día del lanzamiento de car2go era alcanzar una flota de 700 unidades y ampliar la zona de operación a 85 kilómetros cuadrados para finales de 2016 pero de momento están a la espera de conseguir aumentar el número de unidades. “Estamos trabajando para traer a Madrid más coches. Una mayor flota irá unido a un crecimiento en el uso del servicio”, explica el responsable de car2go en España. “De forma paralela estamos trabajando para ampliar el servicio a otras ciudades. De momento no tenemos definida la ciudad ni la fecha, pero esperemos que pueda ser este año”.

A diferencia de car2go, emov es un servicio que el Grupo PSA ha estrenado en España a nivel mundial, aunque ya se han propuesto como objetivo a medio plazo expandirse a otras ciudades españolas e incluso a alguna capital europea. “Pero en este momento la prioridad estratégica es consolidar el servicio en Madrid y continuar por la senda del crecimiento paulatinamente”. Como vemos la llegada de car2go o emov a otras ciudades españolas sigue siendo una incógnita.

‘Carsharing’ para desplazamientos a la periferia

El servicio de carsharing también se puede encontrar en otras ciudades en España, aunque no con un sistema de flota libre para trayectos cortos en el que el coche se recoge en un punto y se devuelve en otro como los que ofrecen Daimler y PSA. En Madrid, Sevilla y recientemente en Barcelona también opera Bluemove –fundada en 2011- ofreciendo el alquiler de coches compartidos de distintas carrocerías a través de una red de parkings. En la misma línea operan Avancar (desde 2004) en Barcelona –recientemente ha cerrado su sucursal madrileña- o Respiro en Madrid desde 2010 y en Palencia desde finales de 2016. Bluemove y Avancar quieren afianzar su presencia en las ciudades que operan antes de iniciar una expansión por España, mientras que Respiro en breve abrirá un centro de operaciones en Barcelona.

Estas plataformas de carsharing suelen alquilar sus coches por horas tras el pago de cuotas mensuales, con oferta de coches para larga distancia, y todo a través de Internet y sin necesidad de ir a una oficina de alquiler para rellenar contratos. Se trata de un ‘carsharing’ diferente a car2go y emov y que está enfocado a usuarios que necesitan un vehículo para desplazamientos del centro a la periferia “con una media de 5 horas y 60 kilómetros. El cliente de Respiro usa a diario el transporte público y completa su movilidad con este sistema cuando necesita ir a donde aquel no llega. Es complementario del transporte público y alternativo -incluso sustitutivo- del coche propio. Más de un tercio de nuestros clientes han vendido su coche., nos explican desde Respiro.

Por ejemplo, con Bluemove se puede conducir un coche por 2 euros la hora, 25 euros al día o 0,25 euros el kilómetro con gasolina incluida durante los tres primeros meses, a partir del cuarto mes los precios aumentan. En Avancar, la modalidad diseñada para un uso frecuente permite conducir un coche por 1,50 € la hora, 30 € el día y 0,20 €/km pagando una cuota mensual de 10 €; mientras que en Respiro, por cinco euros al mes más 2 €/hora, 25 €/día y 0,27 €/km puedes desplazarte en un modelo básico.

¿Quién usa el coche compartido?

Ya hemos comentado que los jóvenes con carnet de conducir son los que más utilizan esta forma de movilidad. En el caso de car2go el 60% tienen una edad entre 25 y 49 años, le sigue la franja de 10 a 25 años y la de mayores de 49 años con un porcentaje de uso del 20% cada una. El 60% son hombres con un nivel socio-económico medio-alto. En emov los datos son similares, siendo los jóvenes con una edad media de 32 años los que más demandan y usan el servicio.

Ir y venir del trabajo, asuntos propios, compras y algo más para ocio son las situaciones más habituales para las que se demanda el carsharing. “Es un servicio destinado para los ciudadanos más que para turistas, de hecho, más del 90% de nuestros usuarios viven en Madrid y el 70% tienen como mínimo un coche en la unidad familiar, aunque nuestra previsión es que irá subiendo el número de personas que no tiene coche pero sí carnet de conducir”, detalla Orazio Corva, de car2go.

Tendencias de movilidad en el futuro

El autobús, el metro y el tren son servicios de transporte públicos seguros para moverse por la ciudad pero no siempre nos satisfacen y en este sentido el coche compartido facilita mucho los desplazamientos urbanos. Hay que tener en cuenta que el 70% de la población mundial vivirá en ciudades en el año 2025, un porcentaje que en el caso de Europa se elevará al 80% en 2020, según datos de Naciones Unidas.

Es inevitable que evolucionen las formas de desplazarnos y se combinen diferentes medios de transporte con especial protagonismo a un mayor uso del vehículo eléctrico, la bicicleta, el transporte público y el coche compartido.

También es frecuente ver en grandes ciudades a usuarios desplazándose en patinete, vehículos personales tipo segway, monociclos… Pero, sobre todo, están empezando a aparecer compañías tecnológicas dispuestas a comerse una parte del pastel. Nos referimos a servicios como Cabify o Uber, un nuevo servicio de transporte de pasajeros que ofrece coches con chófer privado bajo demanda.

El responsable de emov habla de intermodalidad, “cada vez más usuarios optarán por utilizar un medio de transporte según la necesidad de cada momento. Se acercará al centro en Metro, cogerá un emov para los últimos kilómetros y volverá a casa en Cabify. Es un ejemplo claro”, nos dice.

También Orazio Corvo, de car2go, cree que el incremento de servicios de coches, motos y bicicletas compartidas tendrán un impacto en el uso del coche privado en ciudad y al mismo tiempo tendrá que ir unido a un mayor uso del transporte público, “aunque en los desplazamientos de medio y largo recorrido el coche seguirá teniendo un papel importante”.

Desde el Real Automóvil Club de España (RACE) también son conscientes que la manera de desplazarnos está cambiando, “en un futuro no muy lejano se van a imponer en España servicios de movilidad que ya están ofreciendo algunos países nórdicos, es decir, paquetes hechos a medida de cada cliente que incluirán billetes de avión, de tren, bono transporte, servicios de taxi, minutos de coches compartido y todo lo que el usuario necesite”, nos explica Antonio Lucas, experto en Seguridad Vial del RACE.

En este futuro también primarán coches cada vez más conectados donde incluso podremos controlar los electrodomésticos o funciones del hogar, sin olvidar los coches autónomos, que serán los que determinen la movilidad del futuro en las ciudades. El coche será el que vaya a por ti, no habrá problema de aparcamiento y ganaremos en seguridad y eficiencia al reducirse al máximo los errores humanos. Pero eso ya es otra historia.

Fuente de la noticia: http://www.coches.net/noticias/por-que-triunfan-los-coches-compartidos

Haz click para añadir comentario

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Noticias

Más en Noticias

Toyota explora la aplicación de la pila de combustible de hidrógeno a los camiones

admin21 Abril, 2017

De Ciudad de México a París en hyperloop: así serán los mapamundi de un futuro hiperconectado

admin21 Abril, 2017

Convocatorias I+D: Iberoeka, Eureka, Bilaterales, Unilaterales (Uruguay, Israel, India, Egipto)

admin21 Abril, 2017

BIM for Infrastructure: How to upskill your existing teams and take on apprentices

admin21 Abril, 2017

Cuarta Llamada / Convocatoria Bilateral España-Uruguay para la Financiación de Proyectos Empresariales de Desarrollo e Innovación Tecnológica. (2017.Fase I)

admin21 Abril, 2017

Fomento inicia las obras de ampliación de carriles de la autovía A-5 en Móstoles

admin21 Abril, 2017

El PIVE cambiará a un plan de ayudas al vehículo eficiente y el MOVEA se retrasará hasta otoño

admin21 Abril, 2017

¿Por qué estos más de 100 autobuses son tan importantes para Tokio (y para el mundo)?

admin21 Abril, 2017

Segunda edición del Premio Internacional de Obra Pública Agustín de Betancourt

admin21 Abril, 2017