In Noticias

La medida permitirá que los motociclistas cuenten siempre con un lugar cierto y protegido de estacionamiento y que los peatones recuperen un 20% de espacio de la aceras.

La motocicleta y ciclomotor es uno de los vehículos que cada vez tendrá más presencia en la circulación de las carreteras y calles de Madrid. Teniendo en cuenta este nuevo escenario que se está generando en la capital y en el que la motocicleta que accede va a tener que estacionar en alguna posición, la consultora Pons Seguridad Vial ha propuesto una metodología ordenada que consiste en reservar las primeras plazas de estacionamiento más próximas a los pasos de peatones en el sentido de circulación de los vehículos.

«Cada vez más se accede a la ciudad con estos vehículos, y su estacionamiento resulta necesario. Esta situación está provocando un debate generalizado sobre la posición en la vía de la motocicleta y el ciclomotor, ya que la acera debe ser un espacio reservado al peatón», destaca Ramón Ledesma, asesor de Pons Seguridad Vial.

La moto, un medio más eficiente y económico

En la actualidad, la moto es la solución de movilidad más eficiente entre los diferentes medios de transporte privado debido a diferentes motivos:

-Bajo coste de adquisición y mantenimiento respecto al turismo.

-Capacidad para solventar las situaciones de congestión del tráfico.

-Estacionamiento en origen y destino más barato o gratuito

-No existencia de restricciones en su circulación y estacionamiento.

Todos estos factores han generado que el parque circulante de motocicletas y ciclomotores en Madrid sea cada vez mayor y se irá incrementando cada vez más. Actualmente, el número de unidades que circulan en la Comunidad de Madrid se acerca a las 500.000 unidades (347. 000 motocicletas y 97.000 ciclomotores). Por un lado, cada año se matriculan en la Comunidad de Madrid entre 15 y 20.000 motos y ciclomotores. De los cuales, cerca del 60% corresponden a unidades inferiores a 125 cc, unidades destinadas especialmente a aquellos que carecen de permiso de conducción específico de motocicleta, pero que necesitan utilizar la misma para su movilidad personal o profesional.

En ese sentido, el asesor de Pons Seguridad Vial recordó el número de motocicletas y ciclomotores anualmente dados de baja «apenas representa un 15% de las nuevas matriculaciones (unas 2.000 unidades). Por este motivo, los vehículos de motor de dos ruedas forman cada vez más parte del paisaje circulatorio y de estacionamiento de la ciudad de Madrid. Un nuevo escenario que ha generado un problema especial: su posicionamiento de estacionamiento en la calzada», añadió Ledesma.

Ventajas y beneficios de la medida

1. Certeza de espacio motociclista. La existencia de un espacio fijo y determinado en cada calle reservado al motociclista genera en los motociclistas previsión y seguridad cuando circulan. El motociclista no tiene que «investigar» donde puede estacionar su vehículo. Sabe que al acercarse a un paso de peatones contará con su espacio cierto y seguro en la calzada.

2. Recuperación peatonal del espacio de la acera. Al generalizar el estacionamiento de las motocicletas y ciclomotores en la calzada se recupera el espacio que las motocicletas estaban ocupando en la acera. El peatón vuelve a recuperar su espacio natural, la acera. Se estima que puede recuperarse un 20% de espacio de la acera para el peatón.

3. Habilitación del espacio natural de la motocicleta. La motocicleta y el ciclomotor son vehículos de motor, y como tal, su sitio y posición de circulación es la calzada. Por este motivo, su sitio y posición de estacionamiento debe estar también en la calzada, no en la acera.

4. Jerarquización eficiente del espacio reservado al transporte privado. El transporte privado es otro de los métodos de transporte de la ciudad, mientras que el transporte público es la prioridad municipal. Sin embargo, la realidad es que el transporte privado tiene que ser también objeto de ordenación y jerarquización en función de la utilidad que ofrece. En estas condiciones, siendo la realidad que en el 80% de los casos cada vehículo privado solo lleva 1 ocupante, queda claro que 5 motocicletas ocupan el espacio de 1 turismo. Esto es, en un solo espacio para turismos (unos 5 m2) la ciudad pasa a acoger 5 desplazamientos (el de las motos) en vez de 1 (el del turismo).

5. Mayor visibilidad para peatones que cruzan el paso de peatones. La propuesta que se plantea establece que al principio de la calle, en sus dos primeras plazas, solo existirán motocicletas. Este hecho permite que los peatones que cruzan la acera cuenten con un campo de visión que hasta ahora les ocultaba los vehículos, especialmente si eran de grandes dimensiones (por ejemplo, todoterrenos, furgonetas, monovolúmenes, etc.). La existencia de motocicletas facilitará la trayectoria visual entre los sujetos que van a interactuar. El conductor que se aproxima al paso de peatones verá antes al peatón que se acerca, y el peatón que se dispone a cruzar verá antes al conductor que se aproxima al paso de peatones.

6. Seguridad vial en la maniobra de estacionamiento del motociclista. El entorno o aproximación al paso de peatones se convierte en una zona con un entorno de menor velocidad. Esta circunstancia incrementa la seguridad vial de los dos tipos de usuarios implicados:

-La del motociclista que accede a una zona donde estacionar la moto implica menores riesgos para hacerlo que otras donde la velocidad de los vehículos es mayor.

-La del conductor de turismo (u otros tipos de vehículos) que circula inmediatamente detrás del motociclista que pretende estacionar. Empezará a acceder y prever un entorno donde al tradicional descenso de la velocidad derivado de la existencia de paso de peatones se le sumará la existencia de operaciones de estacionamiento de motocicletas y ciclomotores.

7. Flexibilidad a demanda. La previsión para los próximos 5 años es que cerca de 50.000 motocicletas y ciclomotores se incorporen y sustituyan a desplazamientos de automóviles de turismo en Madrid. En estas condiciones deberá irse sustituyendo progresivamente los estacionamientos de turismos por motocicletas y ciclomotores. Esta propuesta de metodología permitirá incrementar de modo natural la reserva de estacionamiento en función del volumen de vehículos de dos ruedas que vaya produciéndose en una determinada zona o calle.

8. Seguridad física de la motocicleta o ciclomotor. En la actualidad, el estacionamiento de los vehículos de dos ruedas en la zona de estacionamiento regulado está excluido de pago. Sin embargo, los motociclistas no hacen uso de tal beneficio. Además de un cierto desconocimiento de la medida, una de las razones de su no uso es el miedo a que la motocicleta caiga al suelo por cualquier golpe de los vehículos que estacionen antes y después de la motocicleta o ciclomotor.

Fuente de la noticia: http://www.abc.es/motor/reportajes/abci-pons-seguridad-vial-propone-espacio-exclusivo-para-estacionamiento-moto-madrid-201802281415_noticia.html

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

X