Noticias

¿Será finalmente el cambio climático el impulsor de las técnicas de pavimentación con emulsiones bituminosas?

¿Será finalmente el cambio climático el impulsor de las técnicas de pavimentación con emulsiones bituminosas?

ATEB siempre ha defendido, entre otras, las ventajas medioambientales que supone el empleo de las emulsiones bituminosas a través de diversas técnicas de pavimentación.

Enlazando con lo que comentaba @daniel_andaluz en el último post de este Blog, las técnicas de pavimentación que conllevan el empleo de emulsiones bituminosas, son técnicas amigables con el medioambiente ya que, tanto cuando se emplean en técnicas en frío como cuando se emplean en técnicas templadas, la fabricación y extensión de estas mezclas se realiza a temperaturas sensiblemente inferiores a las habituales para las mezclas bituminosas en caliente tradicionales y por ello, se minimiza la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) y su impacto en los procesos del cambio climático.

A pesar de que el empleo de emulsiones bituminosas, nos permite disponer de soluciones para nuestras carreteras que pueden ser eficaces, económicas y con muy bajo o nulo impacto ambiental, en la última década, hemos asistido a una reducción en su empleo como consecuencia de la crisis económica del país.

En este sentido, aunque desde el punto de vista técnico, social y económico las técnicas con emulsiones se hayan postulado como las soluciones más idóneas (léase proyecto TRACC), también basándonos en un enfoque medioambiental, por el empleo de materiales locales, menores emisiones de GEI en la fabricación, menores distancias de transporte de materiales, ya que algunas son técnicas in situ, e incluso la posibilidad de empleo de tasas elevadas de materiales reciclados, se justifica el empleo de las técnicas con emulsiones bituminosas. Entonces, ¿qué falta para movilizar al sector en este sentido? ¿Será finalmente el cambio climático el impulsor de estas técnicas?

Una red vial confiable tiene el potencial de impulsar la economía de un país y asegurar que los ciudadanos tengan acceso a todos los servicios. Sin embargo, la red de carreteras es particularmente vulnerable frente a los efectos del cambio climático. En los próximos años, el incremento de las temperaturas, el aumento de las precipitaciones e incluso, las inundaciones, pueden llevar al límite a nuestras carreteras, si no te toman las medidas preventivas oportunas. Por ello, las inversiones en infraestructuras, deberían anticiparse a las consecuencias de un clima en proceso de cambio, ya sea mediante la conservación de las carreteras existentes o por la adaptación a las necesidades actuales, de las nuevas vías que se construyan.

Para promover la resiliencia de nuestras carreteras, el primer paso sería la selección del procedimiento constructivo más adecuado y ecoeficiente en cada situación. De no hacerse así, el cambio climático podrá suponer un coste elevado para su mantenimiento. El deterioro y el envejecimiento acelerado de las carreteras causado por dicho cambio climático exigirán que aumenten las tareas de conservación (mantenimiento correctivo) y que sean más frecuentes las de rehabilitación y ahí es donde también entran en juego la mayoría de las técnicas de pavimentación con emulsiones asfálticas.

Existen maneras efectivas de adaptar al cambio climático las carreteras nuevas y de mantener las existentes para mejorar su durabilidad, si bien, la heterogeneidad de nuestra red de carreteras y las necesidades específicas de cada actuación hacen que no haya una única solución válida para todos los casos. Sin embargo si puede haber unas recomendaciones generales que pudieran ser las siguientes:

• Un adecuado mantenimiento vial es el mejor y más eficiente modo de reducir el impacto del cambio climático sobre las carreteras. Los daños ocasionados por fenómenos climáticos se agravan si no existe un adecuado de mantenimiento/conservación de carreteras.

• Prácticamente siempre está justificado invertir de modo proactivo en mejoras de la pavimentación para prevenir los efectos de temperaturas más elevadas, pues generalmente el coste que suponen dichas medidas es bajo frente al de operaciones de rehabilitación posteriores.

• Considerar todas las posibles técnicas de construcción para la adaptación de carreteras de nueva construcción al cambio climático no priorizando sólo el punto de vista económico sino también el técnico, medioambiental y el impacto social que podrían tener, por ejemplo, las interrupciones del tráfico.

• Al decidir si se desea adaptar la infraestructura vial al cambio climático y cómo hacerlo, evitar “recetas generales” y admitir “otras soluciones” diferentes a las convencionales.

No obstante, no debemos olvidar que más allá de la posible adaptación, una forma de mitigar el cambio climático es implementar en nuestras operaciones de construcción de carreteras medidas inmediatas, a través de una amplia variedad de soluciones de pavimentación con bajo impacto ambiental, que ya están disponibles. A sí por ejemplo, mediante el empleo de técnicas en frío se pueden conseguir reducciones de la huella de Carbono de hasta el 36% y mediante técnicas templadas reducciones de hasta el 16%, con respecto a las técnicas de pavimentación en caliente convencionales.

Seguro que a futuro nos enfrentaremos a muchas oportunidades en las que aportar soluciones de pavimentación efectivas y económicas, que podrían ayudar a generar reducciones significativas en contaminación de dióxido de carbono. Estas incluyen, de forma natural , el empleo de técnicas de pavimentación que lleven asociado un menor impacto ambiental y que aporten rodaduras en buen estado por las que nuestros vehículos circulen generando menores emisiones de CO2.

Este será nuevamente el escenario que promueve el empleo de diferentes técnicas de pavimentación con emulsiones asfálticas. Por tanto, confío en que realmente el cambio climático termine siendo el impulsor de las técnicas de pavimentación con emulsiones bituminosas, ya sea actuando de forma correctiva o preventivamente.

Fuente de la noticia: http://ateb.es/index.php/blog/item/231-sera-finalmente-el-cambio-climatico-el-impulsor-de-las-tecnicas-de-pavimentacion-con-emulsiones-bituminosas

Haz click para añadir comentario

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Noticias

Más en Noticias

El cambio del término transporte intermodal por combinado genera incertidumbre

admin28 Julio, 2017

Autopistas (Abertis) participa en el proyecto Inframix de infraestructura vial, subvencionado con 4,5 millones

admin28 Julio, 2017

Britain to ban petrol and diesel cars from 2040

admin28 Julio, 2017

El megatransporte español más largo de la historia regresa a Japón

admin28 Julio, 2017

¿Cuánto puede cambiar la movilidad en 25 años?

admin28 Julio, 2017

¿Un pavimento ecológico para limpiar el aire de las ciudades?

admin28 Julio, 2017

Reino Unido innovará en V2G

admin28 Julio, 2017

La carretera del futuro carga nuestro coche eléctrico mientras circula

admin28 Julio, 2017

Chevrolet inicia un movimiento verde con buses Euro V

admin28 Julio, 2017