In Noticias

La Unión Europea lo tiene claro, todos sus estados miembros deben contribuir a la lucha contra el cambio climático y el calentamiento global. Entre las medidas a adoptar, de aquí a 2030 España y los países de su entorno deben reducir en un 40% las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en relación con los niveles de 1990. A España le queda camino que recorrer: mientras nuestro país emitía 287,8 millones de toneladas en 1990, las cifras de 2018 son de 277,6 millones y las previsiones del Sistema Español de Inventario (SEI), de 282,5 millones en 2030.

Otro informe, el de Eurostat sobre el progreso de Europa en consumo final de energía renovable, pone el foco en el problema y constata que, mientras los niveles de España en renovables están alineados con los objetivos de la UE para 2020, no es el caso del transporte que, por el momento, es un lastre para la consecución de los objetivos totales: el sector representa el 25% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero de nuestro país y el 48% de las emisiones de los sectores difusos.

Es en este contexto donde entra en escena el vehículo eléctrico, que resulta imprescindible para cumplir con los objetivos de la UE o incluso ir más allá de las cifras comprometidas. Según un estudio de la Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés), en el año 2030 habrá 125 millones de vehículos eléctricos en todo el mundo. En realidad este escenario es conservador, la IEA considera que, si los países impulsan de manera decidida este tipo de transporte, el número de vehículos eléctricos podría ascender hasta las 220 milllones de unidades.

Sea cual sea la cifra final, lo cierto es que para asumir el incremento de este consumo será necesario el despliegue de infraestructura, tanto de redes eléctricas como de puntos de recarga. Según las estadísticas recogidas por Electromaps, España cuenta con 4.464 puntos de este tipo y 11.740 cargadores, mientras que, a nivel mundial, la IEA considera que habrá 13,5 millones de puntos de recarga en 2020. En sus previsiones para 2030, la agencia estima 136,9 milllones de puntos en el escenario conservador y 252,5 millones en el idílico.

25.000 puntos de recarga en España

En nuestro país la mayoría de los coches realiza diariamente trayectos que no superan los 50 kilómetros, por lo que los recorridos urbanos con vehículo eléctrico estarían cubiertos con una recarga en el domicilio, mientras que las estaciones urbanas e interurbanas constituyen un complemento orientado, de momento, a satisfacer otro tipo de demanda y a romper la barrera psicológica de los viajes de largo recorrido en vehículo eléctrico.

De todos modos, la disponibilidad de infraestructuras de recarga pública se plantea imprescindible para que el vehículo eléctrico se asiente en España más allá de los desplazamientos de corta distancia. Iberdrola desarrolla, dentro de su iniciativa Smart Mobility, la instalación de 25.000 puntos de recarga en hogares, empresas y zonas urbanas e interurbanas hasta 2021, aunque ya este año completará una red de puntos de recarga rápida y superrápida.

Zonas urbanas e interurbanas

La propuesta de la eléctrica pasa por instalar estaciones de recarga rápida (50 kW), superrápida (150 kW) y ultrarrápida (350 kW) en las principales autovías y corredores del país. Las estaciones estarán situadas al menos cada 100 kilómetros y permitirán ya este año recorrer España en vehículo eléctrico, con recargas de entre 20 y 30 minutos o hasta en 5 minutos, siempre que el vehículo lo permita.

La iniciativa cubrirá las seis radiales y los tres principales corredores transversales y llegará a todas las capitales de provincia, así como a espacios de acceso público en las principales ciudades. Los usuarios que acudan a estas estaciones podrán realizar la recarga, sean o no clientes de Iberdrola, con la app ‘Recarga Pública Iberdrola’.

Hogares

En el ámbito doméstico la oferta incluye la infraestructura de recarga, su instalación y garantía, así como del contrato de suministro. La gestión de la recarga puede realizarse en remoto y en tiempo real a través de la app ‘Smart Mobility Hogar’. Este plan aprovecha el periodo más barato del día –entre la 1:00 y las 7:00 horas– para la recarga económica de la batería, con un coste estimado de 50 céntimos de euros por cada 100 kilómetros, una recarga eléctrica diez veces más barata que la de gasolina.

Empresas

En el segmento de las empresas, además de los puntos de recarga, el programa incorpora un software que permite gestionar los usuarios, programar las recargas, monitorizar los puntos y saber cuánta energía ha consumido cada coche en cada recarga o en un periodo de tiempo determinado. Además, permite optimizar la potencia, utilizando solo la necesaria.

La compañía quiere hacer de la movilidad sostenible una palanca de su compromiso con la transición energética y la lucha contra el cambio climático. La transformación tecnológica está permitiendo una mayor interacción con un cliente más conectado y una mayor personalización de las soluciones que, en el ámbito del transporte, aúnan dos aspiraciones: proveer energía de fuentes renovables y soluciones de recarga innovadoras, que contribuyan de la movilidad eléctrica una realidad.

Fuente de la noticia: https://www.elconfidencial.com/tecnologia/2019-05-18/coche-electrico-cargadores-puntos-recarga-bra_1988238/

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt
0

Start typing and press Enter to search

X