In Noticias

El tráfico es un problema en las grandes ciudades, está claro, y son los ayuntamientos los que tienen la obligación de buscar alguna solución. Mejorar el transporte público, hacer infraestructuras más eficientes, todo ello con el objetivo de asegurar la movilidad de sus ciudadanos de la manera más racional posible.

Pero sobre todo se deben aportar ideas viables para el futuro, para que nuestras ciudades no se conviertan en una ratonera muy contaminada. Creo que hay algunas buenas soluciones en las que se debe trabajar para construir un futuro mejor. Y un buen ejemplo es la idea que la semana pasada lanzaba desde el ayuntamiento de Madrid Inés Sabanés, la de los aparcamientos disuasorios.

Desde esta columna les he hablado unas cuantas veces de ello, de poner aparcamientos grandes, de fácil acceso y muy baratos en las entradas de las ciudades para evitar que entren coches al centro. Si esos aparcamientos se conectan con el centro de la ciudad con un transporte público rápido, se evita que entren cada día en la ciudad muchos coches, se reducen los atascos y la contaminación.

Estos aparcamientos disuasorios en principio estarán situados en la M40 y ya se ha hablado de 16.000 plazas repartidas en diferentes puntos. Una idea muy buena que ahora necesita ser desarrollada y puesta en marcha con la máxima rapidez posible, pero eso sí, sin hacer una chapuza. La idea tiene ahora que superar un problema bastante grave, como es la interactuación entre diferentes estamentos.

El plan es del ayuntamiento de Madrid, pero depende directamente de la Comunidad de Madrid y del ministerio de Fomento. Es decir, que hay que poner de acuerdo a una corporación municipal, con una entidad autonómica y con el gobierno central. Y por si esto no fuera ya bastante complicación, se da otro problema añadido, de carácter político.

En el ayuntamiento de Madrid gobierna en estos momentos Ahora Madrid, o dicho de otra forma, Podemos, en la Comunidad de Madrid está al frente el Partido Popular y con las elecciones generales tan cerca habrá que esperar a los resultados electorales para tomar decisiones sobre este tema a partir de enero del año que viene. En esas elecciones del 20-D, si se cumplen las encuestas, muy bien podría salir ganadora una coalición del PSOE con Ciudadanos o con Podemos. Y eso va a suponer un acuerdo difícil para estos aparcamientos.

Faltan muchas buenas ideas

Pero Madrid, el problema de los atascos cada día más frecuentes y de la contaminación creciente, requieren muchas más soluciones rápidas. Y mientras no se concrete esa buena idea de los aparcamientos disuasorios hay que buscar más medidas para reducir el tráfico.

El transporte público tiene que ser mucho más rápido. Es inviable que un autobús, con 30 o 40 personas dentro, tenga que ir luchando con los coches para llegar antes, que tenga que comerse los mismos atascos que el resto de vehículos. El carril Bus-VAO es imprescindible en todas las carreteras de entrada a Madrid, y en los de otras grandes ciudades españolas. No puede ser que solo lo tenga, en el caso de Madrid, la A6.

Hay que mejorar las infraestructuras. No tiene sentido que el nudo de Manoteras, en la zona norte de Madrid, acumule miles de coches siempre parados y un atasco constante que hace que la M30 esté parada en dirección norte entre las 7.30 y las 10.30 de la mañana. Ese atasco por esa zona conflictiva colapsa todo Madrid cada día. En lugar de decir que se va a prohibir el tráfico en el centro de la ciudad, lo que hay que solucionar inmediatamente es el colapso permanente del nudo de Manoteras o de la rotonda de San Chinarro. Eso es el nuevo Madrid, son zonas que se han desarrollado hace solo unos pocos años –muy mal desarrolladas por cierto-, y es el peor punto del tráfico de Madrid, mucho peor que la Gran Vía que tiene dos siglos.

La idea de los aparcamientos disuasorios es buena, sin duda, pero hay que poner sobre la mesa un buen puñado de ideas y contar con el apoyo de todos los grupos políticos para solucionar los problemas de los ciudadanos, que es para lo que supuestamente cobran nuestros políticos. Por ejemplo, carriles bici de verdad, infraestructuras que hagan viable el coche eléctrico, empleo de gas natural vehicular, muchas plazas de aparcamiento de precios razonables, un transporte público rápido…

Pero creo que falta la más importante de todas de ellas, enseñar a los ciudadanos a respetar a los demás. A no colarse en una fila, que es el problema fundamental de los atascos en las ciudades españolas y en concreto en Madrid, enseñar a los ciclistas, a los conductores de coches, a los peatones o a los motoristas que los demás también tienen derechos.

Pero en esto es donde peor lo tenemos porque cada nueva ley de educación que se hace en España es, con diferencia, mucho peor que la anterior. Y así nos luce el pelo. ¿Para cuándo en los colegios españoles se estudiará educación vial?

Fuente de la noticia: http://blogs.elconfidencial.com/motor/automaniacos/2015-10-26/aparcamientos-disuasorios-una-buena-idea_1071226/

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt
0

Start typing and press Enter to search

X