In Noticias

Los vehículos del futuro serán autónomos y conectados o no serán, igual que las infraestructuras, sostenibles y eficientes, que los conectaran.

Esta podría ser la filosofía del proyecto Mobility Lab de Cellnex Telecom, que se desarrolla en las instalaciones del Circuit Parcmotor Castellolí de Barcelona, un innovador ecosistema creado en torno al mundo del motor. La operadora equipa este complejo de 100 hectáreas con la infraestructura y la tecnología necesarias para que usuarios y clientes puedan desarrollar nuevos productos y servicios en el campo de la movilidad inteligente y la conectividad de vehículos. Uno de ellos está unido al proyecto 5GMED, que busca un modelo de despliegue sostenible de 5G para la movilidad del futuro en el Corredor del Mediterráneo entre la frontera de Francia y España.

La experiencia de la Cellnex Telecom en el sector de las telecomunicaciones y la infraestructura de Castellolí ofrece una solución completa para probar vehículos conectados en un entorno controlado, seguro y sostenible. Según el director Global Comercial y de Innovación de Cellnex, Oscar Pallarols, “el Mobility Lab nos permite desarrollar y ensayar, conjuntamente con los actores del sector del automóvil, las tecnologías de conectividad que impulsarán el vehículo autónomo, y además conectado, que será clave para la movilidad del futuro tanto en entornos urbanos como interurbanos”.

La infraestructura y la tecnología del circuito

Cellnex dota el circuito de conectividad de banda ancha y ha desplegado una red inalámbrica con cobertura en todo el recinto, que permite la conectividad entre vehículos. El trazado cuenta con cámaras de alta definición para el seguimiento de los vehículos en pista y unidades embarcadas en los mismos vehículos para la transmisión de datos de telemetría, vídeo y voz. Además, dispone de una red de IoT (Internet of things) que permite la gestión y el análisis de datos.

El objetivo del Mobility Lab es que todos los agentes vinculados a la automoción y nuevas tecnologías puedan probar y desarrollar en el Circuit Parcmotor Castellolí nuevas e innovadoras soluciones tecnológicas y servicios de futuro vinculados a la conectividad (IoT, 5G y sobre el vehículo autónomo), especialmente diseñados para entornos no urbanos o semirurales. “En el Circuito Parcmotor, de la mano de Octagon, contamos con un ecosistema innovador porque todos los actores implicados trabajamos conjuntamente en las soluciones que harán realidad una movilidad conectada”, añade Pallarols.

La nueva red inalámbrica instalada, con cobertura en todo el recinto, permite transmitir imágenes e información a lo largo del circuito de velocidad –con más de 4.140 metros de longitud de pista– hasta el centro de control para ser visionadas y analizadas, lo cual permite mejorar el rendimiento de los vehículos y su seguridad durante la conducción. La nueva red de IoT permite saber en todo momento el estado de la pista y los parámetros medioambientales gracias a los nodos de comunicación “cero emisiones” instalados a lo largo de todo el trazado.

Gracias a la conectividad y a la tecnología implementada en el circuito, lo que pasa en la pista y dentro del coche se puede controlar, ver y/o supervisar desde cualquier parte del mundo. De esta manera, se puede ahorrar el desplazamiento hasta el mismo circuito de, por ejemplo, un equipo de ingenieros que realice pruebas, ya que permite el acceso a la información desde su sede, en cualquier lugar.

Además, Cellnex Telecom está desarrollando soluciones de conectividad móvil en el entorno urbano que se engloban dentro del proyecto V2X-Arch y que hacen valer la importancia de las comunicaciones entre vehículos y el mobiliario urbano (semáforos) o las comunicaciones entre vehículos de emergencia y el resto de vehículos en una carretera.

La eficiencia energética también es clave

Las infraestructuras desplegadas por Cellnex Telecom en el Parcmotor Castellolí operan bajo la premisa de una gestión energética eficiente y medioambientalmente responsable, ya que se autoproveen mediante energía eólica y/o solar. Este es un factor clave para el futuro del vehículo inteligente y eléctrico, ya que el despliegue de estas infraestructuras en todo el territorio requerirá energía para poder transmitir y hacer llegar las comunicaciones a cualquier punto. Los equipos desplegados en las carreteras tendrán que consumir el mínimo posible, ya que una gran parte de las vías no está electrificada.

En el desarrollo del proyecto y en el caso de las zonas rurales, los ingenieros de Cellnex comprobaron que el despliegue de toda esta tecnología en zonas rurales requería de una solución energética ad hoc. Con componentes de varios fabricantes, el equipo de Innovación de Cellnex ha diseñado un innovador emplazamiento “cero emisiones” que incluye panel solar, turbina eólica, antenas 5G, enlaces en banda E, cámaras de vídeo, sensores medioambientales y varias tecnologías celulares de conectividad en el vehículo.

Con la información de microajuste que proporcionaba cada estación apoyada en datos externos y de meteorología, Cellnex ha podido gestionar los puntos energéticos de manera individual y sin intervención de operarios, hasta convertirlos en miniestaciones meteorológicas midiendo comportamiento con algoritmos de inteligencia artificial (IA) y machine learning y pudiendo hacer predicciones de generación de energía y consumo, entre otros.

“Uno de los grandes temas que nos encontramos en el circuito fue el de la sostenibilidad energética; es una cosa necesaria dentro del circuito y este reto ha sido finalmente una oportunidad porque hemos visto que las infraestructuras que será necesario desplegar en el futuro en el territorio necesitan de una energía limpia –o recorrer a la microgeneración energética–, para poder hacer llegar estas comunicaciones donde haga falta”, explica Raül González Prats, senior product manager y responsable del Mobility Lab de Cellnex.

En todo el Estado hay unos 180.000 km de carreteras, de los cuales alrededor de un 10% son vías de alta velocidad. “En teoría estas vías tienen electricidad y ancho de banda, pero en la práctica, menos del 5% de este 10% tienen acceso fácil a la energía, por lo cual desplegar cualquier equipo que facilite esta conectividad vehículo-vehículo o vehículo-infraestructura necesita soluciones diferentes de las que hay ahora”, explica el responsable del Mobility Lab. “Una tecnología como esta nos permitiría resolver dos problemas en las zonas sin cobertura móvil: la conectividad a la carretera y la de poblaciones que prácticamente están incomunicadas tecnológicamente”, añade el experto.

Servicios avanzados de conectividad

A través de un consorcio coordinado por Cellnex Telecom, el proyecto 5GMED tiene como objetivo aportar un modelo de despliegue sostenible de 5G para la movilidad del futuro en el Corredor del Mediterráneo entre la frontera de Francia y España. Con una inversión global de 16 millones de euros (el 75% financiados por la Comisión Europea), el 5GMED se pondrá en marcha en septiembre de 2020 y se ejecutará hasta noviembre de 2023.

Los servicios que se testarán se basan en una amplia gama de tecnologías más allá de 5G, incluidos los sensores a bordo y la IA, que proporcionarán servicios avanzados de conectividad de manera escalable y reproducible a través de las rutas de transporte.

La infraestructura dará apoyo a cuatro casos de uso: conducción automatizada a distancia, gestión avanzada del tráfico, continuidad de servicios comerciales en el ferrocarril durante el cambio transfronterizo y, finalmente, información de entretenimiento con realidad aumentada para coches autónomos y ferrocarriles.

Los casos de uso se testarán primero en tres instalaciones de pruebas a pequeña escala -una de ellas el Mobility Lab- que ayudarán a reproducir las condiciones reales. La integración y validación finales se llevarán a cabo en el tramo transfronterizo entre Figueres y Perpinyà. Este tramo es estratégico en la red transeuropea de transporte, ya que soporta el 55% del tráfico por carretera entre la península Ibérica y el resto de Europa, así como el 65% del tráfico ferroviario.

La mejora de los trayectos de la Red Transeuropea de Transporte con capacidades 5G es uno de los puntos clave del programa de despliegue estratégico de 5G para la movilidad conectada, cooperativa y automatizada, impulsado por los ambiciosos planes de conectividad especificados en el Plan de Acción 5G para Europa y para recibir nuevas inversiones más allá del año 2020 como parte del programa Connected Europe Facility.

El 5GMED reúne a las principales instituciones y empresas para prestar estos servicios avanzados en el tramo entre Figueres y Perpinyà del corredor mediterráneo. El consorcio incluye a 21 socios de siete países que representan el sector de las telecomunicaciones (Vodafone, Hispasat, Retevisión y Cellnex France); el sector del transporte y la movilidad (Abertis Autopistes, SNCF y Línea Figueres Perpignan S.A., Anadolu Isuzu, Valeo); proveedores de soluciones (Axbryd, Nearby Computing, Atos, Athens Technology Center, COMSA, Terra3D); proveedores de servicios de consultoría (Eight Bells), instituciones de investigación (CTTC, i2CAT, IRT-Saint Exupéry, Vedecom); y divulgación y creación de ecosistemas (Mobile World Capital Barcelona).

El proyecto también cuenta con el apoyo de las administraciones públicas de los dos países, incluidas la Región de Occitania y el Govern de la Generalitat, que desde el primer momento han impulsado el corredor 5G.

Fuente de la noticia: https://www.elnacional.cat/es/branded/cellnex-movilidad-futuro_523338_102.html

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt
0

Start typing and press Enter to search

X