In Noticias

Bosch trabaja en el desarrollo de nuevas tecnologías que permitan simplificar la búsqueda de plazas de aparcamiento y automatizar gradualmente el propio proceso de estacionamiento. Un sistema que se lanzará al mercado en menos de dos años.

Entre los clientes potenciales interesados en la búsqueda de soluciones de aparcamiento de Bosch, se encuentran no sólo los fabricantes de automóviles, sino también operadores de aparcamientos, así como ciudades y comunidades de todo el mundo. La compañía ya ha alcanzado importantes logros en esta área, especialmente con sus sistemas de conducción y aparcamiento automatizado; este progreso también está impulsando a Bosch hacia un hito importante que previsiblemente alcanzará en este mismo año.

Cerca de 2.500 ingenieros de Bosch, unos 500 más que el año pasado, trabajan en el futuro desarrollo de los sistemas de asistencia al conductor y de conducción automatizada. Para Bosch, el aparcamiento automatizado comienza en el propio vehículo, pero va mucho más allá. En Alemania, se necesita un promedio de diez minutos para encontrar una plaza libre de aparcamiento. Bosch, con sus novedosas tecnologías, reduce esta búsqueda de dos maneras: una, mediante sensores especiales de ocupación en plazas de aparcamiento o parkings que detectan e informan sobre los espacios disponibles.

Y, dos, Bosch utiliza los sensores de ultrasonidos -que se están convirtiendo ya en equipamiento estándar en un número creciente de vehículos- y los emplea en la búsqueda de aparcamiento en las calles. La información se envía a través de la Unidad de Control de Conectividad y se procesa de manera anónima en la nube de Bosch “Bosch IoT Cloud” para generar mapas digitales de las plazas de aparcamiento. Utilizando un proceso inteligente, Bosch genera un mapa digital basado en un mapa de calles estándar. Los conductores pueden acceder a estos mapas, por ejemplo, a través de internet o mediante el sistema de navegación de su vehículo, y dejarse guiar directamente hasta las zonas con plazas de aparcamiento libres. Además, el sistema aplica métodos de minería de datos para discriminar si el espacio detectado no es una plaza de aparcamiento (por ejemplo, paradas de autobuses o vados) y no etiquetarlo como tal.

Para Bosch, el que los automóviles vayan directamente a las plazas de aparcamiento disponibles significa también una reducción de la contaminación, teniendo en cuenta que, en el caso concreto de los conductores alemanes, recorren casi 5 kilómetros de media cada vez que buscan una plaza de estacionamiento libre. Por ello, el parking, tal como lo conocemos hoy en día, está llamado a desaparecer en el futuro. Incluso antes del final de esta década, los coches van a conducir ellos mismos hasta una plaza libre en un parking. Los conductores simplemente dejarán su coche en una zona de entrega fuera del parking y, mediante su smartphone, le dará instrucciones al vehículo, para que éste, por ejemplo, busque por si mismo una plaza libre y estacione en ella. Cuando regrese a recoger el coche, utilizarán la misma App para que el vehículo vuelva al punto de entrega de la misma manera.

Y es que para Bosch, el estacionamiento totalmente automatizado estará listo para su  producción en serie antes que la conducción totalmente automatizada, sobre todo porque los obstáculos legales para su introducción son más fáciles de superar, especialmente los relativos a los requisitos para la matriculación del vehículo.

Fuente de la noticia: http://vozpopuli.com/automocion/79490-bosch-smart-parking-encontrar-aparcamiento-en-la-mitad-de-tiempo

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt
0

Start typing and press Enter to search

X