In Noticias

El repostaje en marcha para vehículos eléctricos. Este es el ambicioso futuro para el que la multinacional francesa Alstom trabaja buscando mejorar el estado de la movilidad. Una tecnología inicialmente pensada para el transporte urbano a través de los tranvías sin catenarias, pero que ahora se abre hacia las vías interurbanas con un proyecto de sistemas de carreteras eléctricas desarrollado en colaboración con Volvo.

«El proyecto busca que los vehículos eléctricos se carguen mientras circulan por la carretera», explica el presidente de Alstom Transporte, Henri Poupart-Lafarge durante una rueda de prensa en la UITP 2015 en Milán ante los medios internacionales. «Para ello utilizamos un método que integra dos líneas de alimentación en el firme de la carretera. Cada una de las líneas se divide en secciones y cada sección se activa únicamente cuando los camiones pasan por encima y reciben la energía a través de un colector instalado en el camión», añade.

La compañía lleva desarrollando esta tecnología desde el año 2012 y confía en que para finales de este año se encuentre totalmente finalizada y lista para saltar al mercado.

Bebiendo del mismo principio que su sistema de recarga de camiones en marcha, Alstom lanza la nueva tecnología de Solución de Recarga en Estaciones, también conocida como SRS o ‘Stationary Recharge Solution’, según sus siglas en inglés.

Esta solución de recarga por suelo también se basa en el ‘Sistema de Alimentación por Suelo’ de la compañía y se ha diseñado para que pueda funcionar de manera complementaria en tranvías y autobuses eléctricos.

«Mientras que la alimentación por suelo facilita electricidad cuando el tranvía se encuentra en marcha, la solución de recarga en estaciones efectúa la carga cuando éste para en las estaciones en un tiempo de menos de 20 segundos», señala Poupart-Lafarge. «Los tranvías se recargan gracias a los supercondensadores con los que se encuentran equipados a través de un raíl conductor situado en tierra mediante zapatas colectoras montadas bajo la caja», añade.

Un planteamiento que permite que el tranvía circule de forma autónoma sin utilizar una catenaria y que pueda recuperar energía durante sus fases de frenado, gracias a unos armarios eléctricos de reducidas dimensiones que se integran en las estaciones.

Además, desde Alstom hacen especial hincapié en que su Solución de Recarga en Estaciones se trata de una tecnología abierta que puede utilizarse por tranvías no construidos por la compañía francesa. Mientras tanto, el que caso de los autobuses eléctricos, explican que la única diferencia radica en que los puntos de carga deberían instalarse en el suelo de las estaciones.

Más allá de la teoría, la multinacional francesa pondrá en práctica estas soluciones innovadoras en el sistema de tranvías Citadis de Río de Janeiro en Brasil, que funcionará en un 80% gracias al sistema de alimentación por suelo y en un 20% gracias a la solución de recarga en estaciones y los supercondensadores. Un segmento, el de los tranvías sin catenaria, en el que Alstom presume de ser líder absoluto al cubrir más del 99% de la distancia total con este tipo de vías.

Con los tranvías como uno de los principales protagonistas en esta cita, la multinacional francesa ha presentado también Attracitis. Una solución integrada «llave en mano» basada en este medio de transporte que, según afirma, está lista en un periodo de tan sólo 30 meses desde que se diseña en el plano hasta que el primer pasajero puede subir a bordo.

«Se trata de un proyecto pensado para las ciudades en plena expansión que, además de necesitar de menos tiempo para su implantación, permite unos ahorros en la inversión de hasta un 20% en comparación con un sistema de tranvía convencional gracias a su optimización en los costes de adquisición y operación», explica Poupart-Lafarge.

Encaja en proyecto urbanísticos propios de ciudades populosas que todavía no cuentan con un sistema tranviario. Esta nueva solución comprende el tranvía Citadis de Alstom y toda la infraestructura asociada: vía, suministro de energía, estaciones de viajeros, sistema de comunicación e información, supervisión de explotación de la línea y sistemas de control, billetaje y mantenimiento.

La compañía, explica Poupart-Lafarge «promete construir toda la infraestructura necesaria y garantiza las pruebas y la puesta en servicio de la línea completa en colaboración con el operador final y una empresa encargada de la obra civil».

Fuente de la noticia: http://www.elmundo.es/economia/2015/06/09/5575d861e2704e9d218b4585.html

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt
0

Start typing and press Enter to search

X