In Noticias

En los próximos cinco años el automóvil cambiará más que en los últimos cincuenta. La propulsión eléctrica es ya una realidad que se va a extender considerablemente. Junto a ella, hay otras tecnologías que, a corto plazo, empezarán a transformar radicalmente el transporte

Desde la creación del automóvil, a finales del Siglo XIX, prácticamente durante cien años el progreso técnico se centró en el perfeccionamiento mecánico de todos sus elementos, a la par que el de los métodos de fabricación. La llegada de la electrónica, implementada a escala industrial a finales de los años 70, por una parte permitió que el automóvil tuviera funciones y dispositivos imposibles hasta ese momento. Por otra, hizo que el desarrollo de los nuevos sistemas fuera cada vez más rápido.

Actualmente, estamos en plena tercera revolución del automóvil. Ya son palpables resultados como los nuevos vehículos eléctricos y, en un plazo breve, veremos otros igualmente apasionantes.

  1. Propulsión eléctrica
    El coche eléctrico es una realidad. Actualmente es capaz de satisfacer las preferencias y necesidades de la mayoría de los automovilistas en la mayoría de los usos. La oferta de modelos se multiplicará en los próximos años e incluso aparecerán nuevas tecnologías. Por ejemplo, dentro del Grupo Volkswagen se ha realizado un desarrollo para un SUV con motor eléctrico con un motor independiente para cada rueda, lo que brindará un margen extremadamente amplio para controlar la dinámica del vehículo.
  2. Circulación autónoma
    Un ejemplo de lo próxima que está la circulación autónoma es el acuerdo al que ha llegado el Grupo Volkswagen con Qatar Investment Authority para implantar, en 2022, una flota de vehículos autónomos de nivel 4. Una de 35 vehículos de pasajeros, semejantes al prototipo I.D. Buzz, circulará por áreas específicas de Doha para el transporte de pasajeros. Está previsto que las pruebas en circuito cerrado concluyan a lo largo de 2020, para empezar a realizarlas en condiciones reales en 2021 y finalmente implementar el servicio a lo largo de 2022.
  3. Realidad virtual y realidad aumentada
    Ya se está utilizando la realidad virtual como parte del proceso de desarrollo de los vehículos. En breve, podrá aplicarse a funciones como permitir a un cliente ver la configuración de su coche en un concesionario o poner una imagen del modelo que está buscando dentro de un fondo real (por ejemplo, el garaje de su casa). El siguiente paso será aplicarlo al puesto de conducción, como anticipa el prototipo I.D. VIZZION.. Junto con la realidad virtual, tanto en el desarrollo como en la producción se utilizará en breve la realidad aumentada, que proyecta gráficos y datos sobre una imagen real, tal y como ya podremos ver en el Head-up-display que incorpore el nuevo ID.3.
  4. Redes de alta velocidad
    El volumen de datos que emite y recibe el coche cada vez es mayor y, para aprovechar todas las posibilidades de la conexión a la nube, se requiere una red de mayor capacidad. Volkswagen ya tiene previsto instalar redes 5G en algunas de sus fábricas para aumentar la productividad. Y, por otro lado, está previsto implementar redes 5G con una capacidad de 20Gb/s en emplazamientos públicos. Estas redes de alta velocidad harán posible transmisiones de datos del orden de terabytes entre los vehículos (C2C) y con las infraestructuras (C2X).
  5. Comunicación C2C y C2X
    Durante casi toda la historia del automóvil, el conductor solo disponía de sus sentidos. Hace no mucho, los automóviles empezaron a estar dotados de sensores, como ultrasonidos, radar, cámaras y láser. Ahora ha empezado la era en que los coches “verán” mucho más de lo que está al alcance de la vista. Se trata de la comunicación del coche con otros coches (“car to car” o “C2C”) o del coche con las infraestructuras (“car to X” o “C2X”). Ya hay modelos como el nuevo Golf que intercambia información relevante para el tráfico con otros vehículos y la infraestructura de tráfico en un radio de hasta 800 metros.

Pero se puede ir mucho más allá, sobre todo a medida que lleguen redes de datos más rápidas. Por ejemplo, un coche podrá recibir imágenes de la cámara del que circula por delante y, así, el conductor podrá ver si un adelantamiento es posible. También se podrá utilizar las imágenes de las cámaras de tráfico en las infraestructuras e incluso un edificio automatizado de aparcamientos podrá tomar el control del coche, una vez que los pasajeros lo hayan abandonado, para aparcarlo y traerlo de vuelta cuando se requiera. El futuro es apasionante.

Fuente de la noticia: https://electrificate.elmundo.es/innovacion/cinco-claves-para-entender-hacia-donde-ira-el-futuro-de-los-coches-electricos?follow=1

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt
0

Start typing and press Enter to search

X