In Sin categoría

Un shuttle autónomo pasea a sus pasajeros por el Salón del Automóvil. Es el EZ10. Aunque este vehículo ya funciona en París cerca del Chateau de Vincennes desde octubre de 2017, aún queda para que lo veamos conducir por la avenida Diagonal.

La llegada de coches sin conductor es, por ahora, lejana. «Los centros urbanos tienen muchos desafíos: congestión, emisión de gases, contaminación acústica, por nombrar algunos. Abordarlos implica necesariamente la reducción de automóviles individuales en la carretera. Pero los usuarios solo renunciarán a la comodidad de sus propios coches si podemos ofrecerles un transporte cómodo, confiable y rentable de primera y última milla para cerrar la brecha con los centros de transporte existentes (como metro, tranvía, tren …)» reflexiona Benoit Perrin, gerente general y de operaciones de EasyMile, empresa desarrolladora del shuttle autónomo más avanzado.

Desde Idiada se participa y lidera distintos proyectos europeos que definirán las reglas del juego de la industria del vehículo autónomo ayudando a tener un sistema automático de toma de decisiones que tenga en cuenta la infraestructura y el entorno. «El transporte se enfrenta a tres grandes retos: la seguridad, las congestiones y movilidad continua y, por último, la sostenibilidad», explica el responsable de innovación de Applus Idiada, Jose Manuel Barrios.

Hoy los responsables políticos ya tienen la solución clara: Automatizar, electrificar el transporte y apostar por la movilidad compartida. En ese escenario, «existen tres tendencias: el vehículo conectado, el vehículo cooperativo y el vehículo automatizado o autónomo», apuntaBarrios.

Algunas de estas tecnologías pueden verse estos días en la Connected Street, la zona del Automobile Barcelona dedicada al vehículo del futuro. Los visitantes pueden experimentar en primera persona la frenada automática de emergencia. «Se usan sistemas de visión y radar que detectan el impacto inminente contra un peatón u otro vehículo. El sistema avisa visual y acústicamente al conductor y, en caso de que no reaccione, frena automáticamente para evitar el impacto» explica Barrios.

Este tipo de tecnologías adquieren pleno sentido en un modelo de ciudad 5G (tecnología C-V2X) hiperconectado. «Probablemente el futuro nos llevará a automóviles que serán smartphones con ruedas activados con la voz y quién sabe si voladores. Deberemos afrontar, además, la necesidad de renovar los vehículos con una antigüedad superior a los diez años para facilitar que la conectividad sea efectiva realmente», señala el presidente del salón, Enrique Lacalle.

Y es que «con la tecnología 5G, la comunicación entre coche, infraestructura y peatón será mucho más rápida, prácticamente inmediato» avanza César de Marco, responsable de proyectos 5G de SEAT. «Esto permitirá que, de forma predictiva, el conductor reciba información del entorno. Se mejorará la inmediatez de la información entre todos los actores: coche -usuario-entorno, con un tiempo de reacción de entre 1-5 mseg (…). Estamos hablando de más seguridad y de que se puede reducir en un 65-68% el riesgo de accidente. Pensemos que la reacción humana, en el mejor de los casos, está por encima de los 150 mseg» remata de Marco.

Durante el salón los visitantes también pueden subirse a un vehículo que vuelca y experimentar el e-call; la llamada automática a emergencias, un sistema ya implementado también en muchos coches que será obligatorio a partir de este año.

Fuente de la noticia: https://www.elmundo.es/cataluna/2019/05/17/5cde9c77fc6c83fe458b4661.html

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

X