In Noticias Socios

Las dos grandes operadoras españolas de autopistas, Abertis y Cintra (grupo Ferrovial), están acelerando hacia la apertura de sus carreteras a los vehículos autónomos. Ya son punta de lanza en la colaboración con las tecnológicas que tratan de conectar coches e infraestructura, y defienden la necesidad de sistemas redundantes, en el automóvil y a pie de asfalto, con el fin de extremar la seguridad especialmente en el largo periodo de transición en que vehículos tradicionales y autónomos tendrán que convivir.

Hasta ahora, reconocen en ambas compañías, la mayoría de las iniciativas se habían centrado en los vehículos y en el papel del conductor, olvidándose la carretera. Y es precisamente durante el periodo de tráfico mixto, según los expertos, cuando aflorarán nuevas oportunidades de negocio para las concesionarias.

Ferrovial dice estar preparada para lanzar sus primeros test con tráfico real. Además, está llevando a cabo investigaciones de gran calado con la Universidad de Texas, Estado en el que el grupo español se ha convertido en el operador de referencia.

Pese a que esta nueva revolución en la automoción parece imparable y que su fin último es reducir los tiempos de viaje y aumentar la seguridad, el accidente de un vehículo autónomo de Uber días atrás en Arizona (EE UU) ha abierto el debate sobre el riesgo del salto del simulador al mundo real. Tanto es así que ese Estado sureño ha obligado a la plataforma tecnológica a paralizar la experiencia. Una decisión que, por el momento, no se ha generalizado.

Mucho más cerca, la empresa que preside Rafael del Pino también tiene abiertas líneas de colaboración con el Centro de Automoción de Galicia (CTAG), con el que ha avanzado en los test conjuntos en las autopistas portuguesas A27 y A28, al norte de Oporto. En este último caso se estudia la interacción entre carretera y vehículos conectados y automatizados para identificar las necesidades de modificación en la infraestructura viaria, según explica la compañía, y permitir la circulación de coches con distintos niveles de automatización.

Abertis, por su parte, entró el pasado verano con su filial española Autopistas en el programa europeo de I+D Inframix, para preparar las actuales carreteras para el tráfico mixto. Un programa que pondrá a prueba la conducción autónoma en autopistas avanzadas de Austria y España, haciándose especial hicapié en la circulación en zonas de obras, cuellos de botella y la asignación dinámica de carril.

El papel de Abertis en Inframix es diseñar nuevos tipos de señales, además de otros elementos físicos, que se integren en los protocolos de seguridad. La compañía dice estar atenta a “los nuevos modelos de negocio y actividades de explotación que puedan surgir a partir de los resultados del proyecto”.

Para más información, acceda a: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2018/03/29/companias/1522340505_158020.html?id_externo_rsoc=TW_CC

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

X