In Noticias

¿No sabes cómo mantener la distancia de seguridad para evitar problemas? Aquí tienes el truco para adivinar qué espacio debes dejar.

Las colisiones traseras y múltiples ocasionaron casi 24.000 accidentes con víctimas en 2015, último año del que la Dirección General de Tráfico (DGT) tiene datos registrados. Así, el informe Las principales cifras de la Siniestralidad Vial refleja que los alcances generaron casi 10.000 siniestros más que las salidas de la vía. Y por eso la DGT recuerda constantemente la importancia de mantener la distancia de seguridad.

Pero ¿cuál debe ser esta exactamente? ¿cómo calcularla? No hay una respuesta tajante ni única, pero sí una idea muy aproximada para saber a qué atenerse. En todo caso, depende de la capacidad del conductor, del estado del vehículo, de las circunstancias de la vía y, por supuesto, de la velocidad.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que un automovilista medio (atento a la circulación y en plenas facultades, se entiende) tarda alrededor de un segundo en reaccionar ante un imprevisto. De este modo, si circula a 90 km/h, su coche avanza 25 metros antes de pisar el freno; después, necesita unos 40 o 45 metros adicionales para detener el vehículo completamente. En total, hasta 70 metros. Y la distancia necesaria crece notablemente a una mayor velocidad.

Por eso, en algunas vías rápidas con mayor riesgo de accidente la DGT pintó en 2011 unas marcas (denominadas galones) que indican el espacio que debe respetarse con el coche precedente. Pero hay muchas carreteras sin esas señales horizontales.

Para esos casos, los trucos son diversos. Por ejemplo, y para no pillarse los dedos, Tráfico ha propuesto en ocasiones la llamada regla del cuadrado. Si se circula a 90 km/h, basta con multiplicar nueve por nueve para obtener una distancia de seguridad de 81 metros. En caso de 120 km/h (12 por 12), 144 metros, y así sucesivamente.

Sin embargo, no resulta sencillo ponerse a multiplicar en plena autopista ni tampoco, en realidad, calcular después esa distancia en la carretera respecto al coche que llevamos delante. Lo más sencillo entonces será circular a unos tres segundos de distancia, independientemente de la velocidad a la que conduzcas.

Este tiempo resulta suficiente para reaccionar y detener el coche en caso de necesidad, así que solo tienes que tomar un punto de referencia (una señal, por ejemplo) y empezar a contar el tiempo cuando pase el coche que te precede. Si al llegar a la señal, no se han cumplido los tres segundos, perfecto.

Pero ¿cómo se calculan esos tres segundos sin mirar el reloj? Y es fácil, basta con esto: “mil ciento uno, mil ciento dos, mil ciento tres…”. Dicho a un ritmo normal, son tres segundos. Puedes comprobarlo con un cronómetro. Y si el piso está mojado, añade “mil ciento cuatro” porque necesitas más distancia de seguridad.

Además, no se trata solo de evitar el riesgo. La ley de tráfico dice literalmente que “el conductor de un vehículo que circule detrás de otro debe dejar entre ambos un espacio libre que le permita detenerse, en caso de frenada brusca, sin colisionar con él”. De lo contrario, se expone a una multa de 200 euros y la retirada de tres puntos del carnet.

Fuente de la noticia: https://motor.elpais.com/conducir/distancia-de-seguridad-carretera/

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

X