In Noticias

Lejos está de las naves de Star Wars o de Regreso al futuro. Tampoco nada que ver con el Ford Anglia encantado de Harry Potter. Este coche vuela de verdad. Se pone a tope en la pista, despliega sus alas y… ¡en el aire! A 500 metros del suelo. Asientos de piel, vista panorámica… Está hecho para llegar a tiempo al trabajo o para irse a vivir al campo, evitando los atascos y la contaminación. El problema se le viene encima a los ayuntamientos, que han de solucionar cuanto antes dónde van a despegar y aterrizar estos coches-avión. ¿En las autopistas? ¿En los parques? ¿En los techos de los edificios?

La maravilla, de azul y plata y seis metros de largo (más que cualquier limusina), se llama AeroMobil SXSW 2015 y acaba de ser presentado en el Congreso de Aerotecnia de Viena.

Diseñado y fabricado por el ingeniero aeronáutico Stefan Klein en Bratislava, quien ha aprovechado su larga experiencia en firmas como Audi, BMW y Volkswagen, el coche volador empezará a ser comercializado en 2017 por la firma eslovaca AeroMobil. Tiene capacidad para dos viajeros y cuenta con la ventaja de que puede circular, como cualquier otro turismo, por autopista o carretera hasta llegar directamente a la pista de despegue de un aeropuerto o aeródromo. “Queremos conseguir que el transporte privado sea más emocionante, eficiente y sostenible”, dijo Klein al diario británico The Guardian. Y para lograrlo ha invertido 25 años de estudios y realizado cuatro prototipos. El último, este híbrido que inaugura una nueva saga de automóviles, la de los ovnis particulares.

 

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt
0

Start typing and press Enter to search

X