In Noticias

Con motivo de la celebración de la vigésimo quinta edición de la Cumbre del Clima en Madrid, que se celebra del 2 al 13 de diciembre, CONFEBUS quiere recordar que el autobús es uno de los modos de transporte menos contaminantes. En términos de CO2, un pasajero de automóvil y de avión contaminan 2,4 veces más que un pasajero de autobús por viajero y kilómetro recorrido. Así, el autobús es, después del tren, el modo de transporte terrestre con menores emisiones de CO2 y, de todos los modos de transporte colectivo, el que menos gases de efecto invernadero[1] genera, siendo 3,7 veces menos contaminante que el avión, 5,5 veces menos que el automóvil y un 13% menos que el tren[2].

[3]

La Cumbre del Clima de este año es especialmente trascendente, ya que constituye la última reunión para hacer efectivo el Acuerdo de París firmado en 2015, concebido como el primer pacto mundial vinculante en defensa del clima del planeta, que tiene que estar plenamente vigente en enero de 2020. Así, el objetivo de la COP25 es lograr un acuerdo en el que se establezcan obligaciones para todas las naciones implicadas para combatir el cambio climático. En concreto, lo que se pretende es ultimar las reglas necesarias para implementar el Acuerdo de París en 2020, año en el que termina la vigencia del Protocolo de Kioto.

El transporte es una de las principales fuentes de contaminación del medioambiente y representa casi un cuarto de las emisiones de dióxido de carbono. Un aumento en el uso del autobús podría reducir drásticamente los problemas de congestión urbana e interurbana, ya que cada uno de estos vehículos de transporte colectivo sustituye a una media de 20 turismos. Un autobús emite 28,4 gramos de CO2 por viajero y kilómetro recorrido, frente a los 157,5 gramos que emite cada coche particular.

Siguiendo las medidas que propone la ONU para contribuir a mejorar el medio ambiente, CONFEBUS se presenta como un aliado de la estrategia a largo plazo para 2050 por una Europa “climáticamente neutra” y una “economía baja en carbono”. Además, la Confederación aboga por una serie de propuestas entre las que destacan impulsar el uso del autobús como medio clave para alcanzar los objetivos europeos de reducción de emisiones, integrar el transporte escolar en los Planes de Movilidad Urbana Sostenible, establecer carriles Bus-VAO en los ejes de penetración de las grandes ciudades o un marco armonizado europeo para la introducción de Zonas de Bajas de Emisiones.

Naciones Unidas, ha instado a los gobiernos, la industria, las comunidades y los individuos en todo el mundo a unirse para explorar las soluciones a la contaminación del aire a través de las energías renovables y las tecnologías sostenibles. En este sentido, CONFEBUS se muestra comprometido a actuar para reducir el impacto medioambiental de un sector que transporta anualmente en nuestro país a casi 3.000 millones de personas. Aunque en España los autobuses tan solo representan el 0,2% del total de vehículos, la Confederación apuesta por la innovación y la sostenibilidad proponiendo medidas que apoyen la transformación progresiva de las flotas a sistemas de propulsión menos contaminantes y la aplicación de bonificaciones fiscales a los vehículos sostenibles.

Avanzar hacia una movilidad sostenible pasa inexorablemente por el impulso del transporte colectivo. Así, CONFEBUS pide que no se incremente la presión fiscal de los modos de transporte que contribuyan a la sostenibilidad, como el autobús. La Confederación reclama que las Administraciones Públicas permitan la deducción fiscal en el Impuesto de Sociedades e IRPF por el desarrollo de Planes de Transporte al Trabajo y por la compra de abonos de transporte, así como la aplicación de un IVA superreducido que repercuta en beneficio económico de los usuarios y, por ende, los anime a usar más este modo de transporte público.

Además, el pasado 20 de noviembre, CONFEBUS firmó una declaración conjunta a favor de una movilidad sostenible con diversasorganizaciones empresariales de transporte por carretera – ASTIC, FENADISMER, FITRANS y UOTC -, manifestando su firme voluntad de cumplir con los ODS inspirados en la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.

[1] Los gases de efecto invernadero (GEI) incluyen el dióxido de carbono, el metano y el óxido nitroso, entre otros, y contribuyen al deterioro de la capa de ozono y, en consecuencia, al calentamiento global.
[2] Varias fuentes: Calculadora CO2 del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, External Costs of Transport 2014 y Dirección General de Tráfico (DGT).
[3] Gráfico incluido en el Estudio de CONFEBUS: “El bus, una visión de presente y futuro: Liderando el cambio de rumbo para la movilidad sostenible de las personas”.

DESCARGAR NOTA EN PDF

DESCARGAR FOTO GRÁFICO

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

X