In Noticias

Sobre el papel, la idea parece sacada de una película. Descarbonizar España en 2050. Para lograrlo, uno de los pilares de la futura Ley de Cambio Climático obligará a los fabricantes a no vender más vehículos de combustión a partir de 2040 y prohibirá su circulación 10 años más tarde. ¿Factible? Leopoldo Satrústegui, director general de Hyundai España, lo ve muy complicado: “Una utopía. Es imposible pensar que en 2040 solo se venderán eléctricos. No hay capacidad ni de producir baterías ni de generar electricidad para abastecer a todo el parque”.

Las declaraciones se produjeron ayer en El Café de Madrid Foro Empresarial, un encuentro organizado por Madrid Foro Empresarial, patrocinado por Ibercaja, con la colaboración de El Confidencial, y al que asistieron destacados representantes del sector de la movilidad. Entre ellos, se contaban Arturo Pérez de Lucía, director gerente de Aedive; Alfonso Nogueiro, director general de Faconauto; Mariano González Sáez, director general de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid; Arantxa García, directora del área de Industria y Medio Ambiente de Anfac, y Eduardo Martín, presidente de Unauto.

Leopoldo Satrústegui, diretor general de Hyundai en España (cuarto por la izq.).

Satrústegui hizo una primera valoración del sector en que dejó claro que la situación actual, pese a la incipiente pujanza de los fabricantes para apostar por los vehículos de energías alternativas, está muy lejos de los escenarios que quiere implantar el Gobierno. “Tenemos un 8% de vehículos híbridos, híbridos enchufables, eléctricos o de hidrógeno”, apuntó. Y también señaló los problemas que para España supone el hecho de no contar ni con las suficientes infraestructuras de carga ni con un sector productivo que esté alineado con el coche eléctrico, ya sea a través de la puesta en marcha de fábricas de baterías o por planes de reconversión de la industria de los componentes y recambios.

Tal y como recordó José Morales, director territorial de Madrid y Noreste de Ibercaja, el sector del automóvil representa el 10% del PIB en España y supone el 19% de las exportaciones de su país. Su importancia se ve reflejada en el hecho de que España es el segundo productor europeo de vehículos y el octavo a nivel mundial. Y no acaban ahí los datos que demuestran la magnitud del sector: da empleo directo a 300.000 personas e indirecto a casi otros dos millones, que se traducen en 17 fábricas instaladas en España así como otras 1.000 empresas ligadas al sector.

Con esos números sobre la mesa, Satrústegui resaltó la necesidad de marcarse plazos realistas y de que el Estado comience a facilitar la llegada de vehículos limpios. “España está a la cola en cuanto a puntos de carga”, lamentó, a la vez que recordaba que se han dado los primeros pasos liberalizando la gestión de dichos puntos. Pero, de nuevo, las cifras demostraban la diferencia de velocidades entre España y otros países vecinos. “En el Reino Unido se han invertido ya 1.500 millones, en España 150. Es totalmente necesario contar con un plan de ayudas que permita ir dando pasos para implantar híbridos, híbridos enchufables, futuros híbridos ligeros [coches con un pequeño motor eléctrico que no propulsarán al vehículo pero que mejorarán la eficiencia del propulsor], coches eléctricos o de hidrógeno”, opinaba. Ese plan al que hace referencia Satrústegui debería ser “estructural”, pensado para ayudar a todas aquellas personas que quieran dar el salto a un coche eléctrico, y se debería mantener el tiempo que sea necesario.

Un parque todavía muy pequeño

La implantación del vehículo eléctrico en España todavía es anecdótica. Según las cifras ofrecidas por Satrústegui, España es todavía un mercado copado por vehículos diésel y de gasolina, aunque las ventas de los primeros están creciendo y las de los segundos disminuyen. A pesar de que las ventas de híbridos, híbridos enchufables y eléctricos aumentan, su peso todavía es menor en el parque nacional.

José Morales, director territorial de Madrid y Noreste de Ibercaja, y Leopoldo Satrústegui, director general de Hyundai España.
José Morales, director territorial de Madrid y Noreste de Ibercaja, y Leopoldo Satrústegui, director general de Hyundai España.

“Los híbridos copan un 5,5% del mercado, mientras que los eléctricos son un 0,8%. Hay muchas ganas de vender coches más ecológicos, pero la realidad dice que son más caros y que no ha habido ayudas permanentes que hayan empujado la venta como en otros países —señalaba el director general de Hyundai en España—. Hace 10 años se hablaba de que el 10% de coches serían eléctricos en 2016-2017. Predecir el futuro es fácil… Pero la realidad dice que en 10 años hemos pasado del 0% al 0,8%. Y en 20 años queremos llegar del 0,8% al 100%”.

¿Cuáles son las previsiones de cara a los próximos años? Según los datos con los que trabaja el fabricante, en 2030 la proporción habrá crecido en favor de vehículos más limpios, pero todavía estará lejos de acercarse a las cifras que pretende el Gobierno. Para esa fecha, se calcula que unos 500.000 vehículos del parque español sean eléctricos, algo más de dos millones híbridos enchufables por unos cinco millones de híbridos.

A la lentitud con que los usuarios españoles están adoptando estos nuevos modos de transporte hay que sumar el hecho de que, en nuestro país, todavía se tarda bastante en cambiar de coche. “La antigüedad media del parque es de 12,5 años”, resaltaba Satrústegui. Y frente a las políticas que pretende implantar el Ejecutivo, lanzó una reflexión al aire: “¿Comprará coches la gente durante estos años sabiendo que se les obligará a hacerse con uno eléctrico en el futuro?”.

Contra la demonización del diésel

A pesar del esfuerzo que tanto Hyundai como otros fabricantes están haciendo por promover vehículos más limpios, Satrústegui recordó que el coche diésel todavía tiene recorrido. “Es más eficiente, tiene una autonomía de unos 1.000 kilómetros y el repostaje es mucho más rápido frente a un eléctrico”, explicó. Frente a la mala prensa que ha provocado una caída en las ventas de este tipo de vehículos, el director general del fabricante coreano admitió que “existe un problema de emisiones”, pero quiso dejar patente que la industria del automóvil es la que más ha trabajado en los últimos años para reducir esa huella: “Los coches de ahora contaminan un 85% menos que hace 15 años”.

Hilario Alfaro, presidente de Madrid Foro Empresarial.
Hilario Alfaro, presidente de Madrid Foro Empresarial.

La caída en las ventas del diésel ha provocado que las emisiones en España aumentaran durante los primeros seis meses de este 2018. Y el panorama no parece que vaya a mejorar después de las declaraciones de la ministra de Transición Ecológica, que anunciaba el pasado mes de julio que el diésel tenía “los días contados”. A pesar de que el sector ha pedido que no se demonice a este sector en concreto de la automoción, el mensaje ha calado en los compradores: las cifras de matriculación hechas públicas el pasado mes de agosto certificaban que los vehículos de gasolina suponían el 62% de los coches vendidos en nuestro país por el 37% de los que funcionan con gasoil.

A la pregunta de si serán capaces los fabricantes de ponerse a la altura de las exigencias del Gobierno, Satrústegui concluyó que el camino es muy complicado. La fecha límite de 2040 se antoja imposible de conseguir, pero el director general de Hyundai en nuestro país prefiere marcarse objetivos más realistas. ¿Uno de ellos? Manufacturar un 60% de coches ecológicos de cara a 2030 para impulsar la descarbonización en nuestro país.

Fuente de la noticia: https://www.elconfidencial.com/empresas/2018-11-28/movilidad-sostenible-coche-electrico-bra_1671614/

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

X