In Noticias

Las marcas automovilísticas se esmeran en investigar y desarrollar sistemas inteligentes que mejoren la seguridad a bordo. Dotaciones como el aviso de cambio involuntario de carril, el lector de señales de tráfico o el detector de fatiga ya forman parte del equipamiento de serie u opcional de numerosos vehículos. Sin duda, son avances tecnológicos muy prácticos que se pueden complementar con muchos otros más, que los fabricantes están testando. Y uno de ellos podría ser el detector de baches, ideado por el grupo Jaguar Land Rover.

Se trata de un dispositivo que determina la ubicación y las características de los baches, los conductos y las alcantarillas rotas que existen en la carretera por la que se circula y después comparte esta información en tiempo real a través de “la nube” con otros vehículos y con los propios organismos responsables de tráfico para que estos últimos prioricen las reparaciones de las infraestructuras dañadas.

El objetivo de este sistema es advertir al resto de usuarios de la vía de los posibles peligros que se pueden encontrar, de tal modo que tienen margen para reducir la velocidad y sortear el desperfecto. Asimismo, se podría configurar el vehículo para que ajuste automáticamente la suspensión para reducir el impacto y suavizar la marcha. Con ello, se reducirían el número de pinchazos, los daños tanto en las ruedas como en el vehículo, así como como posibles accidentes de tráfico.

Esta tecnología, en fase inicial de pruebas, se está testando en varias unidades del Range Rover Evoque y Discovery Sport. Para ello se han puesto unos sensores que permiten al vehículo analizar la superficie de la carretera bajo las ruedas e identificar los desperfectos del pavimento. “Al supervisar el movimiento del vehículo y los cambios de altura de la suspensión, el coche puede ajustar en todo momento la configuración de suspensión, lo que permite que los ocupantes puedan disfrutar de un viaje más cómodo por carreteras irregulares y dañadas”, explica el Dr. Mike Bell, responsable del Vehículo Conectado Global de Jaguar Land Rover.

La siguiente fase del proyecto consistirá en la incorporación de una cámara estereoscópica de orientación frontal y una novedosa tecnología de sensores para poder escanear de manera anticipada la superficie de la carretera. Finalmente, la marca trabajará mano a mano con su socio de innovación, el ayuntamiento de Coventry (Inglaterra), para estudiar las formas en las que se puede compartir la información sobre el estado de las carreteras con las autoridades de tráfico, así como determinar los datos que resultan más útiles para que el personal de mantenimiento de carreteras identifique y priorice las reparaciones.

“En última instancia, la capacidad de analizar el estado de la carretera y evaluar los posibles peligros es un elemento clave para lograr un vehículo autónomo. En el futuro esperamos desarrollar sistemas que puedan guiar automáticamente al coche para que evite los baches sin salirse de su carril ni poner en peligro a otros conductores. Si el peligro del bache es bastante considerable, los sistemas de seguridad podrán disminuir la velocidad o incluso parar el coche para minimizar el impacto. Todo esto puede ayudar a que en el futuro la conducción autónoma se convierta en una realidad segura y placentera”, concluye Bell.

Fuente de la noticia: http://www.lavanguardia.com/motor/tecnologia/20150610/54432188882/jaguar-land-rover-detector-baches.html

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

X