In Sin categorizar

Entrevista a Juan José Potti Cuervo, Coordinador del Proyecto Fénix, Premio al Mejor Proyecto de I+D+i 2013

El Proyecto Fénix representa el mayor esfuerzo en I+D realizado en Europa en el área de la pavimentación de carreteras. España es el segundo país más importante en Europa en producción de mezcla bituminosa, según una reciente información elaborada por la EAPA (European Association Asphalt Producers). La red de carreteras actual va a verse incrementada de forma muy sustancial de acuerdo con el plan PEIT del Ministerio de Fomento.

En este contexto y ante una situación social que reclama una mayor seguridad en el transporte y un desarrollo de la actividad productiva bajo unas prácticas más amigables con el medio ambiente se ha concebido el Proyecto Fénix, “Investigación estratégica en carreteras más seguras y sostenibles”.

La Agrupación de Investigación Estratégica Proyecto Fénix (A.I.E.) presentó la candidatura del citado proyecto a la primera edición de los Premios Anuales a la Innovación en Infraestructuras Viarias organizada por la Plataforma Tecnológica Española de la Carretera (PTC), en la categoría de Premio al Mejor Proyecto de I+D+i.

El pasado 21 de mayo, Juan José Potti Cuervo, coordinador del Proyecto Fénix, recogió el máximo galardón del Premio al Mejor Proyecto de I+D+i en la ceremonia presidida por Mª Luisa Castaño Marín, Directora General de Innovación y Competitividad (MINECO) con motivo de la celebración de INNOVACARRETERA 2013.

¿Cuál es el contexto en el que nace el Proyecto Fénix?, y ¿cómo se originó la idea del proyecto?

A.I.E.: El sector industrial español relacionado con la construcción de carreteras, y más específicamente con la pavimentación basada en productos bituminosos, ha sido tradicionalmente un sector innovador, lo que nos ha permitido se líderes en tecnologías como las mezclas en frío. Este liderazgo se ha basado en procesos de innovación tecnológica realizados a golpe de “instinto” por un reducido grupo de personas.

El problema que plantea el desarrollo tecnológico basado exclusivamente en la innovación es que impide tener la información suficiente para diseñar estrategias a largo plazo. En cierta manera es un contrasentido a la situación actual de las actividades de I+D+i, en las que, en general, se ha avanzado bastante en la producción científica pero no somos capaces de convertir este conocimiento en desarrollo técnico e industrial que genere el incremento de la actividad económica de forma sostenible.

ASEFMA, como asociación que representa a la inmensa mayoría de las empresas de pavimentación con mezclas asfálticas era consciente de este problema, por lo que incitó a sus asociados a involucrarse en actividades de I+D de largo alcance. La aparición del programa CENIT encajaba bastante bien con los objetivos generales, por lo que se inició el proceso de búsqueda de empresas interesadas en formar un consorcio que optara a conseguir una de las ayudas de programa CENIT.

En la preparación del Proyecto Fénix, ¿qué tipo de obstáculos se encontraron?, y ¿cómo se superaron?

A.I.E.: Una dificultad adicional es que, salvo contados casos, la mayoría de las empresas del sector no disponían de grandes  departamentos de I+D+i, por lo que embarcarse en un proyecto en el que se exigía un importante desembolso económico, y por tanto, disponer también de importantes recursos humanos, era difícil, lo que obligó a tener que incorporar a un número relativamente alto de socios industriales. Esto obligó a buscar la complementariedad de socios, tratando de conseguir que cada tarea fuese abordada por especialistas.

Una situación similar ocurre con los organismo públicos de investigación (OPI’s) del sector. Nunca habían tenido que abordar tareas de tanta envergadura, por lo que ninguna podía optar a quedarse con gran parte del trabajo. De nuevo la necesidad de planificar, estructurar y dividir el trabajo por especialidades, ya que no había ninguna OPI “generalista”, capaz de abordar tareas en campos muy diversos.

¿Qué tipo de organizaciones han participado en el Proyecto Fénix?

A.I.E.: El líder del proyecto es la Agrupación de Investigación Estratégica Proyecto Fénix A.I.E. compuesta por seis socios industriales procedentes del sector de la construcción y de la pavimentación (Sacyr, Elsan Pacsa, Pavasal, Sorigué, Collosa y Serviá Cantó), un socio industrial fabricante de maquinaria de producción de mezcla bituminosa (Intrame) y un laboratorio privado altamente especializado (CIESM). Además de la Agrupación de investigación estratégica proyecto Fénix A.I.E., hay tres socios: el fabricante más importante de betún de España (Repsol YPF), un distribuidor de betún (Ditecpesa) y el instituto de investigación del sector asegurador español para la mejora de la Seguridad Vial (Centro Zaragoza).

En el proyecto participan quince OPI’s procedentes de ocho universidades (Huelva, Cataluña, Madrid, Castilla La Mancha, Valencia y Cantabria), cinco centros tecnológicos procedentes de Andalucía, Extremadura, Castilla-León y el País Vasco, un instituto de investigación del CSIC de Cataluña y el laboratorio del transporte del CEDEX.

En total 26 organizaciones procedentes de todas las Comunidades de España.

¿Cuál ha sido el objetivo del Proyecto Fénix?, y ¿cómo se ha llevado a cabo?

A.I.E.: El objetivo general del Proyecto Fénix era generar los conocimientos científicos y técnicos necesarios para que el sector español de construcción de infraestructuras viarias lidere a nivel mundial el desarrollo de carreteras gracias a la obtención de nuevas tecnologías que las hagan más seguras para los usuarios y con un impacto medioambiental mínimo y sostenible.

Para llevar a cabo los objetivos del proyecto de cuatro años de duración, éste se estructuró en 12 tareas: 11 de las cuales tenían carácter científico y una dedicada a la difusión de conocimiento. Dichas tareas cubrían un amplio espectro de temáticas que tienen como nexo común la sostenibilidad de la construcción de infraestructuras viarias y su posterior explotación.

En este sentido, ¿qué tipo de actividades se han investigado en torno a estas 12 tareas que integran el Proyecto Fénix?

A.I.E.: Las líneas de investigación van desde el desarrollo de nanomateriales activos en la reducción de emisiones de los vehículos, al desarrollo de nuevas tecnologías de producción en plantas asfálticas más eficientes, al desarrollo de nuevas mezclas bituminosas obtenidas mediante procedimientos más amigables con el medio ambiente y más seguras ante el riesgo de accidentes, al desarrollo de sistemas proactivos de la seguridad integrados en la carretera o en el aprovechamiento energético de la irradiación solar sobre el pavimento filtrante.

Estas líneas estratégicas, sin lugar a dudas, muy ambiciosas, pueden permitir un avance sin precedentes en la concepción, fabricación, sostenibilidad y seguridad de las carreteras españolas y respaldar el liderazgo industrial del sector español a nivel europeo con el liderazgo tecnológico derivado de las líneas de investigación del Proyecto Fénix.

¿Cómo ha contribuido el Proyecto Fénix a poner en marcha algunas de las prioridades de investigación incluidas en la Agenda Estratégica de Investigación de la Carretera en España 2011-2025?, y ¿cuáles son?

A.I.E.: El Proyecto Fénix ha colaborado en la implementación de algunas de las prioridades de investigación recogidas en las temáticas de Materiales (NMP), Energía y Sostenibilidad y Medio Ambiente de la Agenda Estratégica de Investigación de la Carretera en España 2011-2025.

Las líneas identificadas en la temática de Materiales (NMP) están relacionadas con el reciclado de firmes y pavimentos, la minimización de recursos energéticos, el análisis del ciclo de vida de materiales y firmes, los conglomerantes ecológicos, la reutilización del filler, la extensión del empleo de neumáticos fuera de uso, ensayos de durabilidad, mejora del CPA y adherencia de capas, los pavimentos de larga duración y la nanotecnología.

Por otro lado, el etiquetado energético, la interacción rueda-pavimento y la recuperación de la energía solar, son algunas de las líneas desarrolladas en el marco de la Energía y Sostenibilidad.

En materia de Medio Ambiente, las prioridades de investigación identificadas son la reutilización de residuos, los pavimentos fotocatalíticos, la evaluación de impactos toxicológicos y la reducción del impacto acústico.

Por último, ¿qué valoración puede realizar de los resultados obtenidos en el Proyecto Fénix?

A.I.E.: Los resultados finales obtenidos pueden calificarse de muy positivos en términos científicos (la valoración que el CDTI hizo del proyecto ha sido una de las más altas calificaciones) pero además ha generado el impulso necesario para que muchos de los trabajos desarrollados sigan teniendo un desarrollo científico e industrial adicional.

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt
0

Start typing and press Enter to search

X