In Noticias

La marca americana tiene razón, si los coches autónomos están destinados a ser el futuro de las carreteras, entonces es imprescindible estar seguros de que serán capaces de circular sobre cualquier superficie sin ningún problema.

Por ello, Ford ha realizado la primera prueba de un vehículo autónomo circulando en un entorno real nevado, y ha desvelado los cuatro datos claves que lo hacen posible.

Mapear el camino: Ford es pionero en la creación de mapas 3D de alta resolución utilizando tecnología LiDAR para escanear el área que recorrerá después su vehículo autónomo en la nieve. Para operar en la nieve, los vehículos autónomos primero necesitan escanear el entorno para crear mapas digitales 3D de alta precisión de la carretera y las infraestructuras circundantes utilizando escáneres LiDAR que generan un total de 2.8 millones de puntos laser en un segundo. El mapa resultante sirve como base para identificar la posición del coche cuando conduce en modo autónomo aunque la carretera esté cubierta de nieve.

Sensores superinteligentes: Ford utiliza sensores LiDAR que son tan potentes que incluso pueden identificar copos de nieve y gotas de lluvia para descartar las interferencias que ello podría causar al sistema, especialmente para no confundir un fuerte aguacero con un obstáculo frontal.

Además, estos sensores son capaces de detectar cuando las condiciones meteorológicas reducen su efectividad, ya sea por la acumulación de agua, nieve o hielo en su superficie. De hecho, si el sistema detecta que uno de estos sensores falla lo avisa y corrige. En el futuro, los coches podrían ser capaces de deshacerse ellos mismos del hielo o la suciedad acumulados mediante sistemas automáticos de limpieza o antiniebla.

No es el típico navegador: La manera en que los vehículos autónomos de Ford identifican su ubicación es más precisa que el GPS comercial que tiene un margen de error de más menos 10 metros. Este sistema, al escanear su entorno en busca de puntos de referencia y comparar esa información con los mapas 3D almacenados en sus bancos de datos, puede determinar su propia ubicación con una precisión de centímetros.

Gran volumen de datos: Para funcionar este sistema necesitará disponer de una tarifa de datos ilimitada ya que estos sistemas recopilan y procesan más datos de mapeado en una hora que el usuario medio de un teléfono móvil en 10 años.  El coche recopila hasta 600 gigabytes de información por hora, que utiliza para crear un mapa 3D de alta resolución de la zona, por lo que la tarifa de datos habitual de nuestro móvil no duraría más allá de unos metros.

Fuente de la noticia: http://www.lavanguardia.com/motor/tendencias/20160313/40402553349/coches-autonomos-carreteras-futuro-nieve-nevado-ford-primera-prueba-vehiculo.html

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

X