In Noticias

El Gobierno andaluz quiere comprar productos que no existen. Yno se trata de una idea peregrina porque las consejerías han presentado hasta 168 proyectos distintos que consideran que pueden ser estratégicos para sus departamentos y también para el desarrollo de la industria andaluza.

La compra de la Junta va a empezar por cinco proyectos concretos para los que está previsto destinar 10 millones de euros en este año a través de una convocatoria similar a la de cualquier concurso público de compra de productos ya testados en el mercado. La idea es innovadora aunque ya se está haciendo en algunos campos de la administración pública: detectar necesidades de innovación para presentarlas a las empresas y que puedan investigar y ofrecer soluciones a los problemas reales de gestión, creando productos y tecnología nueva.

Es un mecanismo que está previsto en la Ley de Contratos y que en Europa se está empezando a utilizar. El Gobierno andaluz pretende que la inversión en conocimiento sea a partes iguales entre los sectores públicos y privados en un futuro ya que ahora 2 de cada 3 euros proceden de la administración. A medio plazo quieren aumentar la inversión de las empresas en innovación tecnológica hasta el 17,5% (ahora está en el 10%) y por ello el programa que ya se está ejecutando tiene el objetivo de adquirir al menos 14 productos o servicios innovadores hasta 2020.

No se trata tampoco de una aventura sin garantías. La Junta lleva desde 2016 trabajando en este proyecto porque hay una unidad especializada en compra pública en la Agencia Andaluza del Conocimiento, cuya misión es determinar las garantías de solvencia de las empresas que se presenten.

Los técnicos de la administración junto a profesionales universitarios y una participación empresarial (a través de plataformas tecnológicas y asociaciones) han detectado los 20 proyectos más maduros y, de ellos, los cinco más viables para poder desarrollarlos a corto-medio plazo.

La clave de todos ellos es que las soluciones a las necesidades planteadas no existen pero son viables, aunque necesitan una etapa de investigación y desarrollo. Los cinco proyectos que ya están en concurso público son la iluminación inteligente de las carreteras (3 millones), un servicio regional de patología digital para el SAS (3 millones), métodos analíticos para la industria agroalimentaria (2,5 millones), teleasistencia avanzada (2 millones) y soluciones para el Medio Ambiente (2 millones)

Iluminar las carreteras

La Junta es titular de 10.574 kilómetros de carreteras, una red con peculiaridades tales como túneles, carreteras con invasión de arena, sometidas a inundaciones, vialidad invernal, fuertes vientos… El trabajo en seguridad vial es constante así como la necesidad de mejora en la eficiencia energética por el alto consumo que supone mantener iluminados correctamente los tramos conflictivos. Por eso se está buscando una mejora de la seguridad y las condiciones de circulación con la disminución de los costes de iluminación y el uso de energías renovables.

Pero no sólo se trata de renovables. Entre los objetivos técnicos está el uso de sistemas inteligentes para el envío y análisis de datos sobre usuarios vulnerables como ciclistas o motoristas, el seguimiento del tráfico o la evaluación de situaciones meteorológicas.

Patología digital

Uno de los proyectos más importantes del SAS es la creación de un Servicio Regional de Patología Digital en el que se puedan recopilar todos los datos de las enfermedades con alta prevalencia y mortalidad de una manera más eficiente y equitativa. El objetivo es deslocalizar el soporte diagnóstico y facilitar el acceso a este recurso especializado de manera equitativa y eficiente para beneficiar a los pacientes.

Lo que se pretende es que los equipos multidisciplinares puedan acceder y visualizar datos clínicos como imágenes radiológicas o de endoscopia, así como un sistema de gestión y almacenamiento avanzado.

Fraude agroalimentario

Se necesitan sistemas analíticos para la industria agroalimentaria en dos sentidos concretos. El primero va encaminado a la identificación temprana del fraude y la mejora de la seguridad, trazabilidad, alerta y gestión de riesgos, poniendo el foco sobre todo en las adulteraciones en leche y lácteos.

El segundo está dirigido a la aceituna, el aceite de orujo, la uva, el mosto y el vino y el objetivo es reducir los costes y plazos de respuesta en los análisis que se hacen durante el proceso de producción. La propuesta de la Junta trata de encontrar dispositivos portátiles para realizar los análisis in situ.

Teleasistencia avanzada

El actual modelo necesita mejoras sobre todo para las personas con discapacidad sensorial y cognitiva, basada en el uso de dispositivos móviles (con apps) que doten de mayor autonomía a los usuarios y a sus cuidadores. También se proporcionará más seguridad en los hogares mediantes dispositivos encargados de detectar eventos no previstos o ante la ausencia del uso de los mismos.

Gestión ambiental

A través de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación se quiere poner en marcha un sistema de gestión de la información ambiental (gestión hídrica, conservación de hábitats, prevención de riesgos ambientales..) para que lleguen directamente a los responsables de las mismas. Con este sistema se podría acceder al cálculo de indicadores en las respectivas áreas con los últimos datos y en tiempo real.

Fuente de la noticia: https://sevilla.abc.es/andalucia/sevi-junta-busca-patentes-para-iluminar-carreteras-y-gestion-agua-201809202224_noticia.html

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

X