In Noticias

“El transporte está muerto, viva la movilidad sostenible”, así lo expresó Santos Núñez del Campo, responsable de Medio Ambiente de Renfe para explicar que hoy en día el usuario en una gran ciudad necesita paquetes de movilidad, más que disponer de un vehículo propio.

El camino inevitable hacia la movilidad sostenible pasa porque dicha movilidad “sea confiable” y “todos los actores dirijan sus actuaciones en la misma línea”, según Juan Miguel Sánchez García, asesor de la Dirección General de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento. Para reducir las emisiones y la cantidad de vehículos, Paz Valiente, de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, dice que “es vital el coche compartido y el transporte público para mejorar la calidad del aire”.

El problema radica en la antigüedad de los vehículos. “Si cambiamos 400.000 coches de más de 10 años por unos nuevos, se produciría una reducción de las emsiones del 80%”, según Alicia Gálvez, directora comercial y de márketing de Alphabet. Todos ellos hicieron las declaraciones dentro de la jornada Transporte y Movilidad Sostenible, organizadas por el EL MUNDO y el diario Expansión.

Porque es más fácil reducir el número de vehículos que ampliar las infraestructuras, puesto que en muchas ciudades el espacio es el que es. En este caso, Nicolás Rubio, director general de Operaciones de Cintra, explicó que “el coche compartido o el transporte como servicio aumentan la congestión. En Nueva York la velocidad media ha caído un 18%”.

De ahí que haya que buscar soluciones al pago por uso de las carreteras, según Rubio, algo que está funcionando en EEUU “incluso en las horas sin atascos”, donde su compañía gestiona varias autopistas en las que ha mejorado la fluidez del tráfico, gracias a la introducción de los carriles exprés de peaje.

Además, “el tráfico es mayor los lunes y los martes porque las compras on line se elevan los domingos, con lo que crece el tráfico de furgonetas de reparto. Y Uber no elimina viajes, suma nuevos. En Londres el autobús cae un 6% y el metro un 2%”.

Ricardo López de Haro, director regional de Administraciones Locales de Ferrovial Servicios, afirmó que el coche compartido es eficiente. “Si usas un coche de Zity [empresa de coche compartido de Ferrovial y Renault] es infinitamente más barato que comprarse un coche. Sólo el 5% estamos usando un coche en propiedad. Tener un activo que sólo usa ese porcentaje es terrible”. En este sentido, Madrid está a la cabeza en empresas de coches, motos, bicis y patinetes compartidos de Europa.

En cuanto al tipo de propulsión que deberán tener los vehículos, quedó claro que se debería ir hacia modelos de cero emisiones, “pero de forma progresiva. No se puede eliminar de repente el vehículo privado porque es un activo de las familias”, según Miguel Mayrata, director de diversificación de negocio de Redexis Gas, quien abogó por el gas natural vehicular para eliminar óxidos nitrosos sobre todo en camiones y vehículos de transporte colectivo.

Porque la movilidad debe ser sostenible medioambientalmente y económicamente. Mayrata se postuló en favor del hidrógeno como energía propulsora limpia, dado que “el cliente consume la energía cuando quiere. ¿Qué pasa cuando no hay sol ni viento? Necesitamos repensar cómo almacenar esta energía procedente de las renovables”.

Por su parte, Arturo Pérez de Lucía, director de Aedive, la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico, dijo que “nosotros no somos talibanes del vehículo eléctrico; hay que eliminar el coche privado de forma progresiva al igual que el coche de combustión”. “Debemos encontrar soluciones colaborativas que no se eliminen entre sí, para que el ciudadano no tenga todavía una sensación más caótica”.

Pérez de Lucía afirmaba que, con los planes Movalt y el VEA de ayudas a las infraestructuras de recarga eléctrica, “eliminará la angustia de la autonomía, de la búsqueda de un enchufe. Porque a finales del año que viene, con los puntos que pondrán Iberdrola o Endesa habrá una cobertura de la red de carreteras principal de toda España”.

Regulación

Pero ha de existir una regulación. Marcos Uttley, director general de la consultora Arcadis España, dijo que “es la Administración la que marca las pautas con su regulación”. En el caso del carsharing de Madrid, “Zity, ni ningún otro operador, tienen que ver económicamente con el Ayuntamiento de Madrid”, decía López de Haro, pero sí que el Consistorio con sus restricciones a la circulación ha hecho que todos los operadores de coche compartido de esta modalidad en Madrid utilicen vehículos Cero Emisiones.

Fuente de la noticia: http://www.elmundo.es/motor/2018/09/28/5bade22246163f09638b4585.html

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

X