In Noticias

Hace unos días se ha presentado un nuevo sistema de recarga inalámbrica para vehículos eléctricos desarrollado por el Oak Ridge National Laboratory. La principal novedad de este sistema es la potencia de recarga que admite: hasta 20 kW lo cual ya lo coloca en lo que podríamos llamar recarga acelerada. A medio camino de los cargadores domésticos de 3,3 kW y los estándares de recarga rápida que soportan como poco 50 kW.

La eficiencia energética del sistema ronda el 90% que para un cargador de este tipo no está nada mal. Para que os hagáis una idea, los sistemas de recarga convencionales mediante enchufe y cable eléctrico pueden rondar el 97%. Sus creadores consideran que este es un avance muy importante en el campo de la movilidad eléctrica y que puede ayudar a reducir la ansiedad de los conductores ya que con tiempos de recarga reducidos se puede elevar bastante el nivel de carga.

Personalmente nunca he sido un incondicional de la recarga inalámbrica. Siempre he pensado que las soluciones sencillas son las mejores, y la recarga inalámbrica no lo es. Tiene mayor coste y mayor complejidad técnica y el único beneficio que aporta es el ahorrarte enchufar un cable del poste de recarga a tu coche. Muchos recursos para tan poco beneficio.

La única novedad de este sistema es que puede cargar más rápido las baterías que otras recargas inalámbricas convencionales, pero es que un poste de recarga rápida va aún más allá en ese aspecto. Aunque sus creadores han dicho que ya están desarrollando una versión que soporte 50 kW.

Pero claro, más potencia implica una electrónica más costosa para generar un campo eléctrico de mayor intensidad y además todo el sistema radiante (la placa del suelo) y radiado (la parte del coche) tienen que crecer en tamaño y peso para soportar el aumento de corriente.

Para ir cerrando yo creo que la recarga inalámbrica doméstica puede tener su mercado en el futuro, pero para recargas lentas, las típicas a 3,3 kW en un domicilio donde no hay disponible más potencia por parte de la red.

Pero en la vía pública veo más interesante los poste de recarga. Me parece que es más fácil y barato dotar de los elementos necesarios de protección a un poste de recarga convencional para que no puedan vandalizarlo que toda la infraestructura necesaria que hay que instalar para implementar los sistemas de recarga inalámbrica y… hoy por hoy lo que necesitamos son más puntos de recarga, no hacer estos un poquitín más cómodos.

Fuente de la noticia: http://www.motorpasionfuturo.com/industria/la-recarga-inalambrica-ahora-mas-potente-para-acabar-con-la-ansiedad

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

X