In Sin categoría

Urtasun es uno de los expertos más importantes del mundo en aplicaciones de inteligencia artificial para vehículos autónomos (AV), según recoge Tad Simons, periodista de Thomson Reuters en un artículo publicado en la web corporativa. Uber la contrató hace dos años para dirigir el Grupo de tecnología avanzada de la compañía en Toronto, donde ella y su equipo están trabajando para resolver uno de los desafíos técnicos más formidables de nuestro tiempo: cómo introducir millones de vehículos sin conductor en el caótico desplazamiento del tráfico diario, sin matar a nadie.

La pamplonesa Raquel Urtasun se licenció en la Universidad Pública de Navarra y es también Ph.D. Licenciado por el departamento de ciencias de la computación en la École Polytechnique Fédérale de Lausanne (EPFL). Es profesora asociada en la Universidad de Toronto . Tiene una Cátedra de Investigación de Canadá sobre Aprendizaje Automático y Visión por Computadora en el Departamento de Ciencias de la Computación.

“Mi trabajo es asegurar que no ocurran [accidentes]”, dijo a la editora de Global News Alessandra Galloni durante un evento de Reuters Newsmakers el pasado 8 de abril.

El rompecabezas técnico del transporte

Su misión adquirió más importancia, si cabe, después de que un peatón fuera golpeado y resultara muerto el año pasado por uno de los coches que conducía Uber en Arizona, lo que cuestionó la tecnología de la compañía. Muchos analistas consideran que el éxito de la tecnología de conducción autónoma de Uber es la clave de la viabilidad a largo plazo de la compañía, una preocupación persistente para los inversores antes de la tan esperada OPI de la compañía. Desde el accidente de Arizona, Uber ha reducido sus predicciones sobre cuándo estarán disponibles los vehículos autónomos, y se ha vuelto a dedicar a desarrollar soluciones mejores, más seguras y rentables para solucionar el rompecabezas técnico del transporte sin conductor. “Este es un esfuerzo a largo plazo, no es algo que podamos diseñar e implementar en este momento”, explicó Urtasun. “Ciencia, costo y regulación: estas tres cosas deben unirse” antes de que los AV sean una realidad cotidiana. El área de trabajo de Urtasun es la ciencia.

Específicamente, Urtasun y su equipo son responsables de desarrollar el cerebro de la flota autocontrolada de Uber, la compleja alquimia de cámaras, sensores, GPS, mapas por satélites, robótica, infraestructura de comunicaciones e inteligencia artificial que permite que un automóvil sin conductor “vea” el camino, evitar obstáculos y responder a peligros inmediatos e impredecibles. “Si un cerebro humano puede hacerlo, en principio no hay nada que impida que un robot lo haga”, dijo, “pero aún no hemos llegado allí”.

Cuando se le preguntó dónde estará la tecnología dentro de diez años, Urtasun solo especuló en la existencia de una combinación de coches autónomos, transporte público y vehículos operados por sus dueños. Sin embargo, pintó una imagen atractiva de cómo mejorará el mundo una vez que los AV sean una realidad cotidiana.

Ante el dato de que “1.3 millones de personas mueren en accidentes automovilísticos cada año”, Urtasun dijo que Uber está “desarrollando la tecnología para evitar que eso suceda”. Además, en un mundo de coches Uber sin conductor, “la gente tendrá más opciones y libertad”. Y los ancianos serán más móviles.

La gente no tendrá que poseer un automóvil si no quiere. Habrá hasta un 90% menos de coches en la carretera, explicó, lo que será más seguro y mejor para el clima. “Menos coches también significa menos estacionamiento, abriendo espacios públicos” a más parques, caminos para bicicletas y áreas para peatones.

Por supuesto, la estrategia de Uber siempre ha sido dominar el mercado para compartir viajes, y luego reemplazar su red global de conductores independientes a lo largo del tiempo por vehículos autónomos. Pero la visión más amplia de la compañía es transformar toda la idea del transporte público para incluir no solo vehículos sin conductor, sino también autobuses, bicicletas e incluso taxis voladores. De acuerdo con la CEO de Uber, Dara Khosrowshahi, la compañía se ve a sí misma como una “plataforma global de movilidad urbana A-to-B” que, de manera lenta pero inevitable, dejará de lado uno de los inventos más icónicos del siglo XX, el automóvil de propiedad y conducido por personas.

El papel de la inteligencia artificial.

Urtasun también proporcionó una visión intrigante del papel que desempeñará la inteligencia artificial en el desarrollo en desarrollo de la tecnología sin conductor. Debido a que los cambios en la infraestructura serían demasiado costosos y consumirían mucho tiempo, dijo Urtasun, Uber está desarrollando vehículos individuales con un sistema de inteligencia artificial capaz de “autoaprender” la geografía de su entorno inmediato, la capacidad de “razonar” en tiempo real y de “actuar de manera diferente”, según el lugar donde se encuentre en el mundo y las condiciones de conducción. Pero las mejoras en los sensores, la computación y los algoritmos de IA todavía son necesarios para perfeccionar esta tecnología, agregó, especialmente cuando se trata de “escalar” la tecnología para acomodar a millones de vehículos a la vez.

Urtasun no minimizó los desafíos tecnológicos involucrados, y, también, admitió la necesidad de colaboración abierta con otros desarrolladores de AV de otras compañías para lograr los objetivos de Uber. Curiosamente, Urtasun dijo que Uber está mucho más “abierta” a este tipo de colaboraciones ahora que hace unos años. “Uber tiene una visión de a dónde debemos ir y comprende que estar cerrado no es la mejor manera de llegar allí”, dijo.

Fuente de la noticia: http://www.legaltoday.com/gestion-del-despacho/nuevas-tecnologias/articulos/la-vision-de-futuro-de-uber-un-mundo-de-coches-autonomos

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

X