In Noticias

Desde que estalló la crisis económica las universidades públicas han visto muy diezmado su presupuesto en investigación y, sin embargo, su trasferencia de conocimiento (pacientes o convenios con empresas) no deja de crecer. Tanto, que entre el 2013 y el 2016 esta trasmisión de saberes ha subido en los campus un 22%, mientras que la investigación se resentía un 2% y la calidad de la docencia mejoraba un 7%. Así lo indican los parámetros utilizados por el informe U-Ranking, una clasificación que cada año publica el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) en colaboración con la Fundación BBVA y que se ha presentado este jueves.

El IVIE ha tenido en cuenta en sus parámetros los ingresos por patentes y su número, los ingresos por contratos de asesoramiento o por la oferta de formación continua. También ha valorado la internacionalización que se refleja mediante las patentes triádicas (válidas en Europa, Estados Unidos y Japón) y los ingresos por contratos internacionales.

Frente a este despegue en patentes de las universidades públicas, los centros privados, que destacan en docencia (un 8% por encima de la media, aunque hay mucha heterogeneidad entre ellos), son muy débiles en investigación (un 36% por debajo) y en innovación y desarrollo tecnológico (un 7% por detrás de la media). Una de las condiciones exigidas por el Ministerio de Educación para fundar un campus nuevo es que tenga actividad investigadora, que no sea unas meras trasmisoras de conocimiento. Pero su implicación recibe un suspenso.

“En qué medida esta tendencia [el aumento de las patentes] se deba a la compleja situación económica vivida en los años analizados y sea o no fruto de las medidas de contención del gasto, solo podrá saberse con mayor perspectiva temporal”, escriben Francisco Pérez y Joaquín Aldás, coautores del estudio. “Y, sobre todo, viendo cómo reacciona el índice ante un cambio del contexto económico cuando este se produzca. Esta será la piedra de toque para evaluar cuánto hay de estructural y cuánto de cíclico en esta tendencia”.

Un año más la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona se sitúa como el mejor campus español, combinando todos los parámetros. Pero si se valora únicamente la investigación, le supera la Autónoma de Barcelona. Y si es la innovación, por encima están las politécnicas de Cataluña, Valencia y Madrid.

Las grandes universidades metropolitanas de Barcelona, Madrid y Valencia están también muy bien posicionadas y el entorno favorece allí la investigación. Son regiones ricas en las que se apuesta por la universidad y la competencia entre campus mejora sus resultados.

Buenas valoraciones consiguen lo que se denominan “jóvenes universidades investigadoras”, como la Rovira i Virgili, la Jaume I o la de Illes Balears. Nacieron en su mayoría en los años 90 y cuentan con un profesorado con redes internacionales extensas. Cumplen el expediente las “universidades regionales generalistas” (Sevilla, Santiago o Salamanca) localizadas en comunidades con un PIB per cápita modesto, pero con una larga tradición histórica.

Fuente de la noticia: http://politica.elpais.com/politica/2016/03/30/actualidad/1459360704_395484.html

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

X