In Sin categoría

Noruega es el paraíso del coche eléctrico y hay muchas razones para ello. Lo más curioso es que Noruega es el primer país productor de petróleo de la Unión Europea, pero también es el más protector del medio ambiente. Una extraña dualidad.

Con motivo de la presentación dinámica internacional del Mercedes EQC, su primer coche 100% eléctrico y el estreno de su división EQ, la marca alemana preparó la prueba de su coche eléctrico en un entorno ideal. Es ideal porque la velocidad está limitada a 80 km/h en la gran mayoría de carreteras, salvo en algún tramo de autopista puntual a 100 km/h.

Pero sobre todo lo es por su infraestructura de recarga eléctrica. Llegar al aeropuerto y ver una planta completa reservada para coches eléctricos e híbridos enchufables, con una gran cantidad de cargadores y cientos de automóviles, es algo que de momento solo se ve en Noruega. Aunque China y Estados Unidos avanzan mucho en este sentido, pero todavía están por detrás.

En Noruega hay puntos de recarga de la red Ionity, con una capacidad de hasta 150 kW. Un sistema perfecto para hacer viable el uso del coche eléctrico, incluso en viajes largos. Dentro de esta amplia red que se está construyendo en Europa, hay cientos de puntos en Noruega, también en Francia, Alemania o centroeuropa. Pero solo hay dos previstos de momento en España, cerca de la frontera con Francia, en Gerona, y en Zaragoza para asegurar el corredor Barcelona-Madrid. El resto son la red de Tesla, exclusiva de la marca norteamericana, y una escasa infraestructura de 50 kW que poco a poco va creciendo.

El punto clave para que se vendan más coches eléctricos que con motor térmico en Noruega es que allí los primeros no pagan impuestos. Las autoridades de la Unión Europea llevan muchos meses debatiendo sobre la posibilidad de rebajar el IVA de los coches eléctricos, pero siguen sin llegar a un acuerdo. Nuestros europarlamentarios son más de buscar aumentar los impuestos e imponer muchas multas para financiar los gastos. Y luego llega algún político espabilado diciendo que no se están cumpliendo las previsiones de integración para el coche eléctrico en Europa.

Por otra parte, las compañías eléctricas también parecen poco interesadas en apoyar el coche eléctrico de momento, y tampoco los gobiernos regionales apuestan por este gran cambio. Todo tiene que ser buscar un beneficio máximo de las arcas públicas o de las empresas privadas a costa del ciudadano medio, que no puede por el momento comprar un coche eléctrico salvo casos puntuales.

En Noruega triunfa el coche eléctrico por la rebaja de impuestos, sin duda, y también por las buenas infraestructuras. Pero sobre todo triunfa por la educación de sus ciudadanos, por sus convicciones medioambientales. Ningún noruego tira un papel al suelo, ni se le ocurre ir al campo o a una cabaña, algo muy habitual allí, y dejar todo lleno de basura. En eso la ventaja es abismal. En España necesitamos mucha más educación y más apoyo a estas nuevas tecnologías.

La asociación de fabricantes de automóviles, ANFAC, ha puesto en marcha un interesante barómetro de la electromovilidad con el que en informes trimestrales va a ir a analizando en base a numerosos parámetros cómo evoluciona la integración del coche eléctrico en España. Una gran idea para poder comprobar si España da pasos adecuados hacia la descarbonización que la sociedad requiere de manera urgente.

15 sobre 100

De momento, el indicador global de Electromovilidad del Barómetro ANFAC, que mide tanto la penetración del vehículo eléctrico como el desarrollo de las infraestructuras, señala que España está a la cola de Europa en la movilidad eléctrica, solo por delante de Italia, ya que se colocaría en un nivel 15 frente al 100 que supondría el cumplimiento total de los mínimos previstos por Europa. Países como Holanda, el mejor tras Noruega, estaría a un nivel 76 de cumplimiento, mientras que Noruega duplicaría los objetivos de penetración del vehículo eléctrico y desarrollo de infraestructuras en estos momentos, por lo que tendría un 200 en este índice en el que España tiene solo 15 puntos.

En cuanto a Comunidades Autónomas, el indicador global apunta a que son País Vasco, Cataluña y Madrid, las regiones líderes en electromovilidad. Aunque Madrid es la comunidad autónoma con mayor presencia de vehículos electrificados, gracias al programa de ayudas MUS, País Vasco y Cataluña superan a esta comunidad gracias a su apoyo decidido a las infraestructuras de recarga, que impulsa su nivel de cumplimiento al 22 y al 20,5, respectivamente. Es el valor más alto que alcanza ninguna región en este Barómetro.

O nos ponemos la pilas, y nunca mejor dicho, o el coche eléctrico seguirá haciendo aguas en España, mientras que otros países de la Unión Europea, como Noruega y Holanda, pero también Francia, Alemania o Reino Unido progresan con fuerza. España es el segundo fabricante europeo de automóviles y octavo a nivel mundial. Todos los coches nuevos que llegan a las fábricas tendrán versiones eléctricas y si no se apoya esta revolución del coche eléctrico desde el Gobierno y las empresas, España perderá peso en la industria automovilística mundial.

Fuente de la noticia: https://blogs.elconfidencial.com/motor/automaniacos/2019-05-27/coche-electrico-espana-puntos-recarga-hibrido_2024498/

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

X