In Noticias

José Vicente de los Mozos, presidente de la Anfac, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones y Janet Sanz, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona (área de Movilidad y Sostenibilidad) han cruzado sus puntos de vista en la Cadena SER sobre el futuro de la movilidad en las ciudades ahora que se anuncian más impuestos al diésel y restricciones al centro de las ciudades a los coches más contaminantes.

Para el presidente de los fabricantes, “el problema no es que el diésel contamine o no, el problema es la antigüedad de los vehículos en este país”. Durante 2018 las ventas de turismos de gasolina han supuesto un 57% frente al 6% de híbridos y eléctricos y un 37% de diésel (las ventas de este último llegaron a suponer un 70%). Este bajón de ventas preocupa al sector, que recuerda que la media de edad del parque móvil en España es de doce años y medio y que la industria ha hecho un gran trabajo en los últimos años para reducir emisiones: “Hoy en día un vehículo diésel Euro 6d contamina igual que uno gasolina”. Según los cálculos de Anfac, si se retirasen de las carreteras 400.000 coches diésel de más de 12 años se reduciría el 80% de las emisiones de este país. “El problema no es el diésel, es la edad del parque móvil, que contaminan ocho veces más que los vehículos de bajas emisiones”, insiste el presidente de Anfac.

Diferente punto de vista tiene la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona. Janet Sanz va más allá y defiende que la tendencia a la que hay que tender es a la eliminar los coches contaminantes de la circulación de nuestras ciudades: “Necesitamos el compromiso por parte de los fabricantes de caminar hacia un parque cada vez más limpio de vehículos que permita que al gente seguir desplazándose en vehículo privado pero con el compromiso de luchar contra la contaminación”. Para Janet Sanz, el objetivo es dejar de fabricar coches contaminantes, tender hacia los eléctricos y que los ciudadanos vuelvan a confiar en que la industria fabrica coches limpios después de todos los escándalos del falseamiento en los medidores de reducción de emisiones de los coches: “Tiene que haber luz y taquígrafos, mucha información y transparencia por parte de los fabricantes”. 

Detrás del debate, además, está la normativa de la Unión Europea sobre emisiones de dióxido de nitrógeno (NOX) y dióxido de carbono (CO2). Ahora mismo se autoriza la emisión de 168 miligramos de NOX por kilómetro en los diésel. El presidente de Anfac ha defendido en la SER que “el 100% de los coches (que salen de fábrica) están pasando la homologación” y que su deseo también es ir hacia los vehículos cero emisiones: “Pero para el coche eléctrico lo primero que tenemos que tener es demanda”. El nivel de penetración del coche eléctrico en España es del 0,48% (a la cola de Europa occidental) frente, por ejemplo, Noruega, con un 20%. La segunda necesidad que se ve desde Anfac es la infraestructura: “En Madrid hay 400 puntos de carga; en París, 12.000. Madrid ha impulsado el car sharing eléctrico, pero en Barcelona aún no hay ninguna licencia”. José Vicente de los Mozos argumenta que son “los primeros en defender el coche eléctrico, pero es necesario que los organismos locales, regionales y nacionales ayuden a que sea una realidad”.

La teniente de alcalde de Colau ha subrayado su “total compromiso” y ha anunciado que el Ayuntamiento de Barcelona ultima una propuesta de regulación sobre vehículos eléctricos compartidos. Sin embargo, a Janet Sanz no le sirve que la normativa Euro 6d garantice que el diésel contamina menos porque “sigue contaminando”. Por contra, desde Anfac recuerdan que “hoy un coche gasolina y uno diésel emiten el mismo nivel de NOX” (6 miligramos por km) y que el hay que dirigirse hacia la eliminación de los coches viejos en las ciudades. Para la responsable de Movilidad del consistorio barcelonés el argumento de comparar el diésel y la gasolina no es válido porque lo que se necesita es que “no se promocione la tecnología diésel, que se vaya dejando la gasolina, que se apueste por electrificación, por las cero emisiones y el transporte público”.

Según un estudio del Instituto Carlos III, la contaminación está relacionada con  la muerte de 9.600 personas al año en España (6.200 vinculadas con el dióxido de nitrógeno). Estas partículas contaminantes NOX son las que emiten los coches diésel y las calefacciones de carbón. Según Anfac, el 18% de esa contaminación NOX en Madrid lo producen los diésel mientras que el 51% lo provoca  las calefacciones de carbón. En definitiva, el presidente de los fabricantes defiende ir hacia las cero emisiones pero pide políticas que mejoren las infraestructuras porque los ciudadanos no comprarán coches eléctricos sin ellas: “Tenemos el producto, ayuden al cliente”, decía a la teniente de alcalde.

Fuente de la noticia: http://cadenaser.com/programa/2018/09/18/hoy_por_hoy/1537253876_676984.html 

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

X