In Noticias

La competencia en la industria de la conducción autónoma de China se ha intensificado debido a que varias empresas tecnológicas redoblan esfuerzos para implementar servicios de taxi autónomos y reforzar el uso comercial a gran escala de esta preciada tecnología de vanguardia.

El gigante chino Baidu trabaja porque la conducción autónoma sea más accesible y útil para los usuarios. Se aspira que sus robotaxis operen de forma segura en zonas de la ciudad que tienen más variables para que el sistema de conducción autónoma funcione.

La compañía ha anunciado que pronto abrirá su servicio de taxi autónomo al público en Beijing, sirviendo en múltiples áreas que cubren 700 kilómetros de carreteras, incluyendo los distritos Yizhuang, Haidian y Shunyi.

El 24 de agosto, a Baidú se le concedió permiso para iniciar en Beijing la segunda fase de las pruebas de carretera de vehículos autónomos con pasajeros a bordo. En la primera fase realizó más de 519.000 kilómetros de pruebas en carreteras de la capital.

El 30 de diciembre del 2019, Baidu también obtuvo 40 licencias para probar vehículos autónomos que transportan pasajeros en carreteras designadas de Beijing. Ahora tiene más de 150 licencias de prueba de carretera de conducción autónoma y más de 1.800 patentes de conducción inteligente en todo el mundo.

La medida se produjo poco después de que el gigante tecnológico con sede en Beijing abriera en agosto el servicio Apollo Go Robotaxi en Cangzhou, provincia de Hebei. En ese momento extendió la cobertura de robotaxi a la zona centro de una urbe, hecho que ocurría por primera vez en China.

El servicio Apollo Go Robotaxi en Cangzhou alcanza 55 estaciones de recogida y entrega en toda la ciudad como estaciones de trenes, escuelas, hoteles, museos, áreas de negocios e industriales, y otros espacios públicos de interés.

Los residentes en Cangzhou pueden llamar fácilmente a un robotaxi a través de un clic en Baidu Maps.

Los visitantes que arriban a Cangzhou también pueden tomar un robotaxi desde la estación de trenes hacia el hotel. Con la seguridad como una prioridad, un operador humano está asignado como respaldo para cada vehículo.

Cangzhou ha invertido mucho en el desarrollo de tecnología de red inteligente para facilitar el despliegue de la conducción autónoma. Fue la primera ciudad en el norte de China en permitir pruebas de conducción autónomas tripuladas y construyó una de las redes de carreteras más grandes para probar vehículos autónomos.

En realidad, Baidu abrió en abril su servicio de taxi autónomo en Changsha, provincia de Hunan. Los robotaxi ofrecen viajes gratuitos a los pasajeros a través de un área de 130 kilómetros cuadrados.

El 28 de agosto, Baidu firmó múltiples acuerdos de cooperación estratégica con Guangzhou, la capital de la provincia de Guangdong, para construir un sistema de transporte inteligente en la ciudad.

Apollo Intelligent Travel Technology, filial en Guangzhou de Baidu Apollo, ganó la licitación de un proyecto de transporte inteligente en materia de autoconducción y coordinación de carreteras de vehículos, valorado en casi 460 millones de renminbi (67 millones de dólares), para el distrito Huangpu de Guangzhou.

Robin Li, presidente y director general de Baidu, declaró que unirá sus manos con Guangzhou para fortalecer la cooperación en áreas como la conducción autónoma, los vehículos conectados y el transporte inteligente.

Jiang Zheng, experto en conducción autónoma del Centro de I+D del GAC de China, considera que el lanzamiento de servicios de taxi autónomos en algunas áreas designadas podría ser el mejor escenario de aplicación para las tecnologías debido a los altos costos de operación de los vehículos privados.

China tiene previsto realizar la producción a escala de vehículos capaces de conducir y comercializar vehículos altamente autónomos en determinadas circunstancias para 2025, aseveró un plan conjunto publicado por la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información y otros nueve ministerios.

Didi Chuxing, la plataforma de taxis más grande de China, anunció en junio la apertura de su servicio de robotaxi bajo demanda en algunas zonas de Shanghai.

Las pruebas de carretera para vehículos autónomos ya están disponibles en más de 20 provincias y ciudades chinas. Empresas como SAIC Motor, BMW, Didi Chuxing y DeepBlue Technology ya han obtenido autorización para probar sus modelos.

“Debido a las generalizadas preocupaciones de seguridad vial, todavía se necesitan realizar más pruebas antes de que estos vehículos puedan entrar al ciclo de producción masiva y a la fase comercial a gran escala “, concluyó Zeng Zhiling, director general de LMC Automotive Consulting.

Fuente de la noticia: http://spanish.peopledaily.com.cn/n3/2020/0910/c92121-9759081.html

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt
0

Start typing and press Enter to search

X