In Noticias

Profesionales relacionados con el sector de maquinaria para construcción –empresas fabricantes y proveedoras de maquinaria, constructoras, centros tecnológicos y de investigación y empresas proveedoras de tecnología– se dieron cita la semana pasada en el Instituto Tecnológico de Aragón en la jornada de innovación tecnológica ‘Construyes! 2018’.

“La construcción será digital o no será”. Así de tajante lo afirma David Díez, consultor Tecnológico en Maquinaria de Construcción de Itainnova. Y concreta que, “en ello, la maquinaria tendrá un papel protagonista como principal medio productivo en las obras”. “En la medida en que las obras incrementen su nivel de digitalización –y en ello el BIM, metodología de trabajo colaborativa para la creación y gestión de un proyecto de construcción, ha sentado bases firmes–, aquellas máquinas que no sean capaces de interaccionar digitalmente con el entorno quedarán fuera de las obras y, por ende, del mercado“, asegura.

De cómo debe evolucionar tecnológicamente la maquinaria de construcción en los próximos años para dar respuesta a los retos que tiene el sector se habló en la jornada de innovación tecnológica ‘Construyes! 2018’ celebrada el pasado jueves, organizada por la Asociación Española de de Fabricantes de Maquinaria de Construcción, Obras Públicas y Minería (ANMOPYC) e Itainnova.

Esa evolución “irá, en un primer paso, hacia la máquina sensorizada y conectada, de modo que pueda interrelacionarse con un entorno constructivo cada vez más digital y se convierta en una fuente de información útil para mejorar aspectos de diseño o uso”, explica Díez. En un segundo estadio, “hacia la máquina inteligente y autónoma, capaz por sí sola de autorregularse, cambiando su modo de funcionamiento según las necesidades que detecte, incorporando capacidades de autorreparación y realizando labores sin intervención de operarios que la comanden”.

Entre las tecnologías digitales que ya se están introduciendo en el sector de la construcción destacan la virtualización, realidad aumentada, robótica, sensorización, big data e impresión 3D.

Con retraso

Hay mucho trabajo por hacer, puesto que, como comenta Sergio Serrano, responsable técnico y de calidad de Anmopyc, “lamentablemente, el sector de la construcción presenta uno de los menores niveles de digitalización a nivel mundial. La escasa industrialización de los procesos ha sido una de las principales barreras que está retrasando la incorporación de las nuevas tecnologías digitales con respecto a otros sectores industriales”.

Por ahora, “esta situación está repercutiendo negativamente en los fabricantes de maquinaria, ya que las innovaciones que se están introduciendo en las máquinas no son lo suficientemente valoradas todavía por los clientes“, señala Serrano. No obstante, “los diferentes agentes del sector de la construcción comienzan a ser conscientes de que la revolución digital es una realidad y ya han empezado a abordar su transformación digital en función de sus posibilidades”.

En opinión de Díez, “el sector de la construcción en general, y el de la maquinaria en particular, debe afrontar su propia revolución, mirándose en el espejo de otras industrias de tradición más fabril como la manufactura, y apostar por una reconversión basada en la industralización de los procesos constructivos y la digitalización del negocio y las personas“.

A miles de kilómetros, las instrucciones para reparar una máquina se superponen sobre la imagen real

En los dos estadios de evolución tecnológica previstos en el sector de la maquinaria de construcción: máquina sensorizada y conectada; y máquina autónoma e inteligente, “el protagonismo tecnológico inicial será asumido por el internet de las cosas, al que posteriormente se unirán tecnologías como el ‘machine learning’, la robótica o el big data”, indica David Díez. Tanto él como Sergio Serrano lo ilustran con ejemplos:

  • La creciente incorporación de sensores en las máquinas va a traer consigo la generación de grandes volúmenes de información durante el desarrollo de la actividad. Entre los parámetros más monitorizados de una máquina figuran la localización, el número de horas que se utiliza, el consumo de combustible, la distancia recorrida, la temperatura del motor o del fluido hidráulico y la velocidad. La aplicación de tecnologías de big data y analytics para gestionar toda la información generada por una máquina en tiempo real permitirá, por ejemplo, que un fabricante sepa si su máquina se comporta correctamente e, incluso, si el usuario hace buen uso de su máquina.
  • La gestión remota de maquinaria ya es posible desde Livelink, un portal de JCB Maquinaria; transmisores colocados en las máquinas envían vía satélite la información. Caterpillar ofrece a sus clientes información sobre todos sus equipos en funcionamiento a través del portal my.cat.com. También Ammann Iberia da acceso a todos los datos de las máquinas de compactación ligera a través de la app Servicelink.
  • Imaginemos a un operario que se encuentra en un país lejano con una avería en una máquina que no sabe cómo resolver; la obra está parada a causa del fallo. A través de la realidad aumentada, ataviado con unas simples gafas o disponiendo de una tablet, recibe instrucciones de la tarea de mantenimiento a realizar desde el departamento de ingeniería ubicado a miles de kilómetros. La información se superpone sobre la imagen real que él mismo está viendo en ese momento.
  • Las soluciones robóticas irán implantándose en los procesos constructivos. Parece cercana la inclusión de maquinaria móvil autónoma en ambientes estructurados y de altos niveles de peligrosidad. Desde Itainnova se trabaja en la automatización de dúmperes para desescombro en túneles o en robotizar las compactadoras de asfalto que participan en la construcción de carreteras, mejorando la eficiencia del proceso, aparte de sacar al operario de un entorno nocivo y peligroso.
  • Acciona presentó en la jornada celebrada en Itainnova un sistema de guiado por láser para la construcción de túneles. Una vez determinada con exactitud la ubicación mediante la estación topográfica y teniendo en cuenta la distancia al terreno que hay que excavar, un ordenador determina la sección que debe tener el túnel y la proyecta mediante láser.
  • Mediante drones con sensores a bordo se digitalizan los proyectos de construcción a efectos de seguimiento del avance de los trabajos, inspección, logística y seguridad.

Fuente de la noticia: https://www.heraldo.es/noticias/suplementos/tercer-milenio/itainnova/2018/03/26/maquinas-conectadas-inteligentes-autonomas-1232109-2121031.html

 

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

X