In Noticias

Si el proyecto tiene éxito, Noruega podría ganar una carrera mundial contra países como China, Corea del Sur e Italia, que están investigando proyectos similares.

Con majestuosos glaciares, fiordos y montañas, Noruega es famosa por su espectacular paisaje natural; sin embargo, su terreno accidentado no facilita los viajes.

Más de mil fiordos se alinean en la costa oeste, donde vive un tercio de los 5.3 millones de habitantes del país. Para realizar el viaje de 1,100 kilómetros entre la ciudad de Kristiansand en el sur y Trondheim en el norte a través de la costa oeste, por ejemplo, uno tarda 21 horas y son necesarios siete cruces en ferri.

El gobierno noruego planea reducir ese tiempo a la mitad con un innovador proyecto de infraestructura de 40 mil millones de dólares para que la ruta ya no precise ferris.

El plan incluye varios puentes y el túnel excavado en roca más profundo y largo del mundo, perforado debajo del lecho marino, con 392 metros de profundidad y 27 kilómetros de largo.

Pero el aspecto más ambicioso es el desarrollo de túneles flotantes sumergidos que se hallarán a unos 30 metros debajo de la superficie del agua.

Si tiene éxito, Noruega podría ganar una carrera mundial contra países como China, Corea del Sur e Italia, que están investigando proyectos similares.

La Administración Noruega de Carreteras Públicas (NPRA, por sus siglas en inglés), el organismo gubernamental responsable del proyecto, quiere completar la construcción antes de 2050.

¿Por qué construirlo?

El viaje entre Kristiansand y Trondheim es parte de la E39, que es una “ruta clave para Noruega”, explica Kjersti Kvalheim Dunham, gerente de proyecto de la NPRA.

SFTB_pontoonVScable.png
Sección transversal de SFTB con pontones (izquierda) y correas verticales (derecha). (Snøhetta)

La E39, una combinación de autopistas, carreteras y trayectos en ferri, recorre la costa suroeste noruega. Más del 50% de los productos de exportación en Noruega proviene de esta área, pero la ruta “tiene un estándar muy bajo para una carretera europea”, señala la gerente. Cruzar los fiordos en ferri, aunque es un método de transporte popular, puede llevar mucho tiempo.

El gobierno tiene la intención de mejorar el transporte “para propósitos comerciales y también para el bienestar de la población local”, dice Dunham.

Se construirán tres puentes colgantes y cinco puentes flotantes. Los puentes flotantes, que son estructuras apoyadas sobre pontones, han sido construidos antes en Noruega, Estados Unidos y otros países.

Sin embargo, cuando un fiordo tiene una profundidad superior a 1 kilómetro o un ancho de más de 5 kilómetros, las existentes soluciones de ingeniería no sirven. El lecho marino sería demasiado profundo para ser perforado para construir un túnel de roca o para colocar los cimientos de un puente colgante.

Los puentes flotantes no funcionan en todos los casos porque son sensibles a las condiciones climáticas adversas, como las fuertes olas y las corrientes. Ahí es donde entra la idea de los túneles flotantes.

Anatomía de un túnel flotante

La idea de un túnel flotante sumergido no es nueva. En 1882 el arquitecto naval británico Edward Reed propuso un túnel flotante a lo largo del Canal de la Mancha, idea que fue vetada.

El término “flotante” es quizás engañoso. Los túneles se fijan en su posición con cables, ya sea anclados al lecho marino o conectados a pontones que están lo suficientemente separados para permitir el paso de los barcos. Hechos de hormigón funcionarían como un túnel convencional, trajinando vehículos de un extremo de un fiordo a otro.

Las olas y las corrientes a 30 metros bajo el nivel del mar son menos potentes que las de la superficie, explica la ingeniera jefe de la NPRA, Arianna Minoretti.

Además, un túnel flotante minimiza el impacto en el paisaje, ya que la mayoría de la infraestructura no está a la vista. También genera menos ruido que el que produciría el tráfico en un puente. “Eso sería una ventaja para las personas que viven en el área”, dice Minoretti.

Proyecto ambicioso

Los mayores riesgos en el proyecto son las explosiones, los incendios y la sobrecarga, agrega Minoretti, por lo que es esencial realizar pruebas exhaustivas.

La NPRA está trabajando con el Centro para el Análisis Estructural Avanzado (CASA) de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, usando explosivos en vivo para “investigar cómo se comportan las estructuras tubulares de concreto cuando se las somete a cargas explosivas internas”, dice el investigador de CASA Martin Kristoffersen.

Las pruebas ayudarán a comprender qué pasaría con la estructura del túnel si, por ejemplo, un camión que transporta mercancía peligrosa explotara en su interior.

Los resultados hasta ahora indican que la presión constante del agua que rodea los túneles flotantes reduce el daño causado por las explosiones.

En colaboración con la marina noruega, el equipo de la NPRA también está investigando qué pasaría con los túneles si un submarino chocara contra ellos.

Aunque las ubicaciones de los túneles flotantes sumergidos aún no se han determinado, Minoretti dice que el proyecto estará terminado dentro de poco más de 30 años.

La mejorada ruta E39 abrirá más la costa oeste al turismo, mientras que los túneles pueden convertirse en atracciones por derecho propio, en especial si son los primeros en el mundo.

“Como ingeniera de puentes que trabaja en este increíble proyecto, es lo que deseo”, dice Minoretti.

Fuente de la noticia: https://expansion.mx/tendencias/2019/02/11/noruega-tendra-un-tunel-flotante

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt
0

Start typing and press Enter to search

X