In Sin categoría

OHL se ha convertido en la constructora española pionera en la gestión de proyectos de compra pública de tecnología innovadora (CPTI) en su sector. La compra pública innovadora está definida como un mecanismo de contratación promovido por el Ministerio de Economía y Competitividad para impulsar la innovación y la tecnología y dar respuesta a las nuevas necesidades de los ciudadanos.

Esta herramienta cuenta, entre sus modalidades, con la CPTI, que consiste en la adquisición pública de un bien o servicio que no existe en el momento de su compra y necesita desarrollarse de acuerdo con una tecnología nueva o mejorada. En España, además, en función de ciertos parámetros, algunos proyectos de CPTI pueden estar financiados por fondos Feder hasta en un 80 % del importe de la adjudicación, vinculado a la demostración, por primera vez, de la eficacia real de la tecnología.

Dentro de esta modalidad, el Grupo OHL ha llevado a cabo el primer proyecto de CPTI en España cofinanciado con fondos europeos directamente destinado a la construcción de una infraestructura. Se trata del proyecto de rehabilitación de una sección del firme de la avenida Francisco Montenegro en el Puerto de Huelva.

La sección, dividida en tres tramos con un total de dos kilómetros de longitud, incorpora tres soluciones experimentales de recrecimiento de pavimento: dos mezclas bituminosas y un refuerzo de hormigón ultradelgado. El carácter novedoso del proyecto consiste en emplear distintas tecnologías experimentales en el firme, capaces de soportar tráfico pesado y, al mismo tiempo, reducir el impacto medioambiental mediante la disminución de ruido.

OHL ya había sido pionera en 2011 en la ejecución del primer proyecto de construcción de una infraestructura en España bajo la fórmula de CPTI, que realizó con el empleo de cubípodos en la ejecución del dique de abrigo de la dársena de San Andrés, en el Puerto de Málaga. El cubípodo es una tecnología totalmente española, desarrollada y patentada por la Universidad Politécnica de Valencia y el Grupo OHL, que tuvo en este proyecto su primera aplicación real, actuación que le valió a la Autoridad Portuaria de Málaga el Premio Nacional de Innovación.

Entre las principales características del cubípodo cabe destacar su resistencia estructural, la sencillez de su fabricación, almacenaje e instalación, y el ahorro económico en materiales con su consecuente reducción de la huella ecológica. Entre los reconocimientos recibidos por esta invención se encuentran también la Medalla de Oro en la 39 edición del Salón Internacional de Invenciones de Ginebra (2011) y el premio al mejor invento español de la agencia de patentes española García-Cabrerizo (2011).

Fuente de la noticia: http://www.plataformaptec.es/ver-noticia.php?id=3269

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

X