In Noticias

Más allá del GPS o de la situación del tráfico, los smartphones brindan información que puede ser muy útil: desde apps que avisan si estás conduciendo hasta otras que informan si hemos tenido un accidente.

La distracción al volante provoca casi uno de cada tres accidentes (un 32%). Obviamente, la distracción señalada por la DGT en su «Balance de Seguridad Vial 2017» está causada principalmente por el uso del teléfono móvil. De acuerdo con un estudio de la compañía telefónica AT&T, un 70% de los conductores usan sus teléfonos mientras conducen. Enviar mensajes es algo que hacen dos de cada tres, casi el 30% consulta las redes sociales y el 17% se hace selfies. Estos porcentajes han llevado a que la DGT esté evaluando la posibilidad de exigir ocho horas de formación vial obligatoria a los alumnos de autoescuelas. Pero el teléfono no es el malo de esta película. Y la propia DGT lo reconoce.

En su informe también cita una inversión de un millón de euros en ayudas a la investigación. Entre los proyectos se encuentran «sistemas de diagnóstico de peligrosidad en zonas de interacción de peatones y vehículos en entornos urbanos y periurbanos a partir de la tecnología de mapeado móvil» y un «sistema integrado para movilidad urbana inteligente».

La realidad es que el uso de los teléfonos móviles ejerce una influencia negativa, pero la información que brindan los smartphones puede ser muy positiva. No solo se trata del GPS o de la situación del tráfico. De hecho, es más importante (y lo será aún más en un futuro cercano de 5G) su capacidad de conectividad con el vehículo y con otros dispositivos que con su propietario. Los smartphones se convertirán en el eje de la mayor parte de las comunicaciones vinculadas al transporte en las ciudades inteligentes. Estos son algunos ejemplos:

Silencio: condunciendo

Aunque con algunos fallos señalados por los usuarios, Mutting es una aplicación cuyo propósito es reducir las distracciones al mínimo. Permite configurar el móvil para que, al activar la función «en conducción», avise a quienes llaman que estamos conduciendo y que no podemos atender. La idea es muy buena y puede ayudar a prevenir accidentes, pero la realidad es que, probablemente, en el futuro los móviles vengan con una opción similar de fábrica.

Del mismo modo que «Pokémon Go» detecta cuando los jugadores están subidos en un vehículo y no cuenta los kilómetros recorridos, el propio teléfono detectará que estamos conduciendo. En estos casos, el smartphone responderá con un mensaje no solo a las llamadas, sino también a las notificaciones de WhatsApp y podrá bloquear los avisos de redes sociales. Además, permitirá seguir el recorrido en carretera a los contactos autorizados. De este modo evitaremos los típicos mensajes de: «¿Por dónde vais?», «¿cuánto os falta?», «¿os queda mucho?».

Seguridad ante todo

Más allá de la conectividad, el smartphone es un instrumento con enormes capacidades que, puestas al servicio de la conducción, son de ayuda extrema. Así es como hay aplicaciones que hacen uso de sensores y cámaras para que la conducción llegue a otro nivel. DailyRoads Voyager usa la cámara del móvil y el GPS, para recoger datos como velocidad, ubicación, hora y otros parámetros que transforman al móvil en una pequeña caja negra en caso de accidente. Para casos extremos existe SOSmart. Esta app detecta, principalmente por el acelerómetro, que estuvimos involucrados en un accidente y reacciona: envía nuestra ubicación a los contactos previamente seleccionados, sugiere hospitales cercanos y, por último, incluye un «botón del pánico»: contacta inmediatamente con quien hayamos preseleccionado, ya sea mientras conducimos o en cualquier entorno.

El micropiloto

Este es uno de los ejemplos más claros de la posibilidad de convertir al móvil en una herramienta positiva en la prevención de accidentes de forma significativa. La clave no es no usarlo, sino no apartar la vista de la carretera. Pero del mismo modo que hablamos con un copiloto para pedirle instrucciones, también podemos «dialogar» con el móvil. Eso es lo que persiguen Drivemode o AutoMate Asistente. Ambas se controlan mediante la voz y leen mensajes, los envían, ponen música, ayudan en la navegación y hasta pueden leernos un libro.

Con cabeza

La conducción efectiva contamina menos, reduce el gasto de combustible y mantiene los vehículos en buen estado, factor que disminuye el número de accidentes. Drivies y Drive Smart registran nuestra forma de conducir: desde la forma en la que frenamos hasta los acelerones o los movimientos bruscos. Y nos da consejos para gastar menos dinero en combustible o mantenimiento. Cuanto mejor conducimos, más puntos tenemos, y eso nos da la posibilidad de obtener descuentos en compras o servicios.

Fuente de la noticia: https://www.larazon.es/sociedad/para-que-sirve-tu-amigo-al-volante-HO20486032

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

X