In Noticias

Los dramáticos descensos actuales de los beneficios van a atrancar momentáneamente el camino de todas las grandes marcas de la automoción en el desarrollo de los coches autónomos, pero no habrá parón. No solo por estas grandes marcas, sino por el acceso a la nueva automoción de compañías nuevas y procedentes de otros sectores tecnológicos que convergen en la movilidad. Es más, según los líderes de la automoción, la vuelta a la normalidad tras la pandemia acelerará la necesidad de coches menos contaminantes y mucho más inteligentes.

Es cierto que si se hubieran cumplido previsiones pasadas estaríamos ya todos ‘automatizados’. La dificultad de la transición no es poca, pero ahora el horizonte del vehículo totalmente autónomo se mantiene en la linea del año 2030 y los avances que ya se han conseguido en vehículos de serie no se detendrán. Ya se alcanza en muchos casos el nivel 2 de autonomía y hasta, parcialmente, al tercer nivel de los cinco establecidos en el tránsito a la autonomía total de la máquina.

Autobuses urbanos

La puesta en servicio del EZ10 en el marco limitado del campus de la Universidad Autónoma de Madrid, el autobús de 12 metros que se prueba en la línea 90 de la ciudad de Málaga o los que ya operan en París o Singapur, siempre para servicio de viajeros, muestran un camino que llegará sin lugar a dudas al transporte individual. Ocuparemos vehículos sin volante ni pedales, concebidos como ‘salones de estar’ o ‘despachos’, para el ocio o el trabajo mientras realizamos el viaje.

Eso no ocurrirá, según los investigadores y expertos, antes de 2029 y en los años sucesivos se irán popularizando los más avanzados sistemas, seguramente con la particularidad de que el grueso de nuestros vehículos serán compartidos en multipropiedad o alquilados.

Los coches de esta nueva generación serán quizá muy caros, al menos en estos primeros compases. Pero no se desecha la previsión de que vaya creciendo el mercado particular de coches eléctricos, conectados y autónomos, capaces de cumplir nuestras órdenes desde casa y hacer recados, por ejemplo recoger a algún familiar en aeropuerto.

La aportación de algunos conceptos ya presentados, por ejemplo el Rinspeed MetroSnap Concept en el CES Las Vegas, llega incluso a proponer cambios de habitáculo de forma que un mismo chasis encaje para cualquier tipo de utilidad: transporte de viajeros, de mercancías, puesto de comercio…

En el coche que utilizaremos para desplazarse estaremos tan cómodos con como en sala de estar. Ahí, el parabrisas y las ventanas de los automóviles se recargarán de significado e importancia. El vano frontal será una pantalla principal de nuestro nuevo tiempo, algo que ya vienen adelantando los técnicos y, a su rebufo, los diseñadores de automóviles.

Sin la necesidad de conducir y estar atentos a la carretera, nuestro parabrisas se oscurecerá para poder ver en él los gráficos de las últimas tendencias del comercio, el último video en la red social o la videollamada de nuestro colega o familiar. También puede mantenerse cristalino si no queremos perder detalle del lugar por el que circulamos, pero fundamentalmente se va a convertir en “la gran pantalla”, como lo define un informe de la empresa Carglass que adelanta las peculiaridades de la próxima generación de cristaleras del vehículo.

“El modelo de negocio de la industria del automóvil va a cambiar por completo y el parabrisas va a convertirse en la parte más importante de un coche“, según Christoph Keese, vicepresidente de Axel Springer. El parabrisas será capaz “de hacer de todo, desde calcular la velocidad, a ofrecer realidad aumentada o controlar los sistemas de entretenimiento”, dice el director de la red Gerpisa, Bernard Jullien. Desde Belron Technical, Gwen Daniel añade que se trabaja en “ventanillas laterales traseras como pantallas de información y entretenimiento“. Hans Roth, director de Desarrollo de Negocios de Harman apunta que “el parabrisas se convertirá en una superficie de visualización, en un cine virtual en movimiento“. Con tecnología 3D.

Realidad aumentada

La opacidad de los parabrisas será variable y regulable según las necesidades de cada situación. Pero una de las investigaciones que están en plena progresión terminará por integrar la llamada ‘realidad aumentada’ a lo que vemos a través del cristal. Un despliegue de gráficos y explicaciones que acrecentarán nuestro conocimiento de lo que vemos, aunque también se puede aplicar a contenidos de entretenimiento. Esta información puede avisar de eventuales complicaciones o peligros o, simplemente contarnos particularidades históricas o turísticas de esos lugares.

Pero la prioridad de un coche autónomo es que sea seguro y eso se conseguirá gracias a los avances de comunicación digital y las nuevas redes informáticas en todo el mundo. Anualmente, los accidentes de circulación están costando 1,2 millones de muertes y más del 90% de sus causas son el error humano. Su implantación, tal y como está previsto de aquí a 10 años, reduciría drásticamente los accidentes de tráfico y convertiría el habitáculo en un hogar/electrodoméstico activado por voz y siempre pendiente de la carretera, avisado de antemano de los incidentes de la ruta y atendiendo nuestras órdenes y necesidades para hacer mas agradable el viaje.

Fuente de la noticia: https://www.marca.com/coches-y-motos/tecnologia/2020/05/04/5eafd60022601d167f8b4589.html

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt
0

Start typing and press Enter to search

X