In Noticias

El debate sobre la reducción de las emisiones de CO2 de los automóviles ha tomado proporciones casi tribales, dividiendo a las partes involucradas en pro-movilidad eléctrica/ pro-medio ambiente y en pro-combustión / pro-status quo. La realidad es que se necesita la tecnología más avanzada para ayudar al medio ambiente y a una movilidad inteligente, segura y sostenible que garantice a la vez el empleo y la innovación en el sector de la automoción en la Unión Europea. Mantener el status quo no tiene sentido. La adaptación meditada de los objetivos legales sí.

Los legisladores de la UE están discutiendo leyes fundamentales para reducir las emisiones de CO2, tanto de los coches como de los camiones. Estudian bajarlas al menos un 30% en los vehículos nuevos en 2030, aunque barajan otras propuestas que piden llegar hasta el 40% o el 50%. Además, se está discutiendo la fecha en la que se vendería el ultimo coche con motor de combustión en Europa, quizá en 2040. La consecuencia de esto es el tratamiento preferencial de la tecnología eléctrica.

Como expertos en soluciones de movilidad y proveedores de componentes pensamos más allá. Estamos a la vanguardia de las últimas tendencias y somos conscientes de que todas las tecnologías son necesarias para reducir las emisiones, evitar la congestión y lograr una movilidad eficiente y segura.

La tecnología del vehículo eléctrico no está madura tanto en desarrollo tecnológico como para su producción a gran escala. Y sigue careciendo de la adecuada infraestructura de recarga. A lo largo de su vida útil, los vehículos eléctricos 100% solo contribuirán positivamente al medio ambiente si la energía con la que se alimentan proviene de fuentes renovables. Y sus baterías aumentaran la dependencia de las importaciones de materias primas de algunas de las regiones menos estables del mundo. En una transición, la evolución, por acelerada que sea, es mejor que la revolución. Además, será la demanda de los usuarios la que determinará el cambio.

La movilidad eléctrica es una gran solución. Los proveedores europeos entregamos piezas y componentes eléctricos por todo el mundo. Pero es una de las muchas soluciones y sólo alcanzará su mejor desarrollo en combinación con otras tecnologías. Los vehículos híbridos ofrecen emisiones reducidas en las distancias cortas del transporte urbano, pero también aportan su eficiencia energética para recorrer grandes distancias en el transporte pesado. Igualmente, los combustibles sintéticos ayudan a lograr la combustión libre de carbono.

Los proveedores europeos, competidores mundiales y líderes globales, con sus millones de empleados cualificados, están en una posición única para establecer estándares globales en todas las tecnologías necesarias para ofrecer la movilidad libre de emisiones del mañana. La innovación, la diversidad y la fuerza industrial determinarán el lugar que tendrá Europa frente a EEUU, China, India y otras potencias emergentes.

Necesitamos objetivos ambiciosos, pero también tecnológicamente neutrales para cumplir con los límites de CO2. Pero también el acceso al big data y la mejora de la seguridad en carretera. Necesitamos un clima político que prime la investigación y la innovación, y facilite el acceso al talento y habilidades sólidas. Esto va mucho más allá de la simplificación del eléctrico contra combustión.

Fuente de la noticia: http://www.elmundo.es/motor/2018/09/27/5bac87e9468aeb763b8b45d4.html

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

X