In Noticias

Siemens ha presentado en la EVS29 un sistema de recarga dinámica en carretera formada por catenarias intermitentes que permitirían a los vehículos pesados recorrer largas distancias sin cargar con enormes baterías de gran capacidad.

La forma más sencilla de lograr mayor autonomía en un vehículo eléctrico es aumentar la capacidad de la batería, lo que supone aumentar su volumen, su peso y su precio. Una muestra de esto lo vemos en los nuevos modelos que anuncian su llegada al mercado como el Tesla Model 3, el Chevrolet Bolt o el nuevo Nissan Leaf, dotados de baterías de hasta 60 kWh, el doble o más que las actuales. Esto implica además de un peso mayor sistemas de recarga de mayor potencia que reduzcan los tiempos de recarga.

Los ingenieros e investigadores también se centran en el aligeramiento de los materiales, en la mejora de la aerodinámica e incluso en la incorporación a la estructura del vehículo de supercondensadores o de baterías en estado sólido. Cada vez se incorporan motores más eficientes y componentes electrónicos y sistemas de control mejor implementados para gestionar mejor la energía de las baterías. Por otro lado la evolución de la tecnología de la pila de combustible es lenta y la recarga muy compleja y económicamente difícil de amortizar.

Si bien esta solución es viable y lógica para el transporte privado en el caso de las mercancías obligaría a montar sistemas de baterías de gran tamaño, mucho más pesadas y caras que las hacen prácticamente inviables. El transporte por carretera necesita claramente buscar otro tipo de soluciones basadas en una combinación de los sistemas desarrollados hasta el momento.

Durante la EVS29, que se ha celebrado esta semana en Canadá, Siemens ha presentado un nuevo enfoque de la carga dinámica en carretera que permitiría a los vehículos pesados eléctricos, como camiones y autobuses, recorrer largas distancias sin tener que cargar con pesadas baterías de 400 kWh. La carga dinámica que conocemos hasta ahora necesita de una infraestructura complicada y cara y que se ve muy afectada por el desgaste de la carretera, la suciedad, la seguridad, las obras y las inclemencias meteorológicas. Para evitar esto Siemens propone un sistema intermitente de catenaria capaz de recargar en movimiento la batería y que el fabricante alemán calcula que podría costar 2,2 millones de euros por kilómetro. Este sistema no solo es mucho más económico, sino que además permite los adelantamientos, lo que no se podría realizar con el sistema continuo. Ayer precisamente nos hacíamos eco de la inauguración del primer tramo en pruebas de la primera autopista eléctrica de Suecia y del proyecto experimental de California.

El ejemplo alemán

El estudio realizado por Siemens establece que con tan solo 400 kilómetros de catenaria se podrían electrificar las rutas más importantes de Alemania, lo que supondría menos de 1.000 millones de euros de inversión, una cantidad muy pequeña si se compara con otras alternativas como el desarrollo de la hidrogeneras. Siemens está convencido de que esta solución es factible para el nicho de mercado al que va dirigido.

Fuente de la noticia: http://movilidadelectrica.com/siemens-presenta-una-alternativa-la-recarga-vehiculos-pesados-carretera/

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

X