In Noticias

Toyota democratiza la seguridad mediante el sistema integrado Toyota Safety Sense, un conjunto de equipamientos de ayuda a la conducción instalados hasta ahora en 16 millones de vehículos vendidos en todo el mundo, incluido España. Estos sistemas de seguridad, mantenimiento de carril, frenada de emergencia, control de crucero adaptativo, reconocimiento de señales o aviso de ángulo muerto, están disponibles de serie en casi todos los vehículos de la marca. Esa es la diferencia respecto a otros modelos más caros que ofrecen algunos de estos sistemas con un sobrecoste.

Cuando Toyota lanzó en el año 2015 el sistema Toyota Safety Sense lo que buscaba era democratizar la seguridad en el automóvil. Para ello puso a la venta un pack de equipamiento único, sencillo y muy accesible. Además, con el paso de los años, se ha ido instalando de serie en casi todas las versiones de las gamas de Toyota. El despliegue de este sistema ha servido para pasar de estar presente en diferentes modelos en 68 países en 2015 a estar en las gamas disponibles en 108 países de todo el mundo en 2020.

La última versión de este sistema, el Toyota Safety Sense 2.5, se estrena ahora en Europa con la llegada del nuevo Yaris Electric Hybrid, recientemente lanzado en pre-venta y reserva online. Un modelo que estará a la venta en el mercado español este próximo mes de septiembre.

La primera generación de Toyota Safety Sense se lanzó en 2015 e incluía tres funciones principales: sistema de seguridad precolisión con detección de peatones, que ayuda a evitar un choque o un atropello; avisador de cambio Involuntario de carril, que advierte al conductor cuando el vehículo abandona su carril involuntariamente; el tercero es el control inteligente de luces de carretera, que cambia automáticamente de luces cortas a largas, y viceversa, para evitar deslumbrar a otros conductores.

Para captar la información del exterior del vehículo el sistema contaba desde el principio con un radar de ondas milimétricas y una cámara frontal. Con ello, también se podían implementar otras dos funcionalidades: control de crucero adaptativo, que regula la velocidad automáticamente en función del vehículo precedente, y el reconocimiento de señales de tráfico, que informa al conductor en todo momento de la velocidad máxima de la vía por la que se circula.

En Europa, esta primera generación del Toyota Safety se integró rápidamente en los principales modelos de la gama Auris, Avensis, Yaris y Aygo. A finales de 2015, alrededor del 70% de los clientes europeos contaban con el Toyota Safety Sense en sus vehículos. Y dos años después casi el 90% de todos los nuevos turismos vendidos por Toyota en Japón, Estados Unidos y Europa estaban equipados con el completo sistema de seguridad.La segunda generación del Toyota Safety Sense se implantó durante los primeros meses de 2018. Suponía una mejora al incrementarse la capacidad de reconocimiento de los sensores. Así, los dispositivos eran capaces de detectar peatones, tanto de día como de noche, y ciclistas durante el día. También permite la integración del sistema de mantenimiento de carril y el de reconocimiento de señales de tráfico amplió el número de señales que reconocía. Todo ello para conseguir una conducción más segura.

Versión 2.5

Ahora, con el nuevo Yaris también llega la tercera generación del Toyota Safety Sense, la versión 2.5. Incluye un sistema de seguridad precolisión con detección de peatones de día y de noche y de ciclistas durante el día, frenada automática de emergencia y detección de obstáculos en intersecciones, tanto peatones como vehículos. También aporta el control de crucero adaptativo partiendo desde 0 km/h y el reconocimiento de señales de tráfico.

También son parte del equipamiento Toyota Safety Sense 2.5 el sistema de mantenimiento de trayectoria, el control inteligente de luces de carretera y la asistencia a la dirección en maniobras de emergencia (maniobra de esquiva), además de la alerta de trá­fico cruzado posterior y la asistencia al aparcamiento con función de frenado automático.

Con este sistema de seguridad, que ha ido evolucionando a lo largo de los últimos cinco años, la marca japonesa ha dado un gran paso adelante en busca del ansiado objetivo de ciudadanos, estados y fabricantes de automóviles de conseguir cero accidentes de tráfico.

Versión 2.5

Ahora, con el nuevo Yaris también llega la tercera generación del Toyota Safety Sense, la versión 2.5. Incluye un sistema de seguridad precolisión con detección de peatones de día y de noche y de ciclistas durante el día, frenada automática de emergencia y detección de obstáculos en intersecciones, tanto peatones como vehículos. También aporta el control de crucero adaptativo partiendo desde 0 km/h y el reconocimiento de señales de tráfico.

También son parte del equipamiento Toyota Safety Sense 2.5 el sistema de mantenimiento de trayectoria, el control inteligente de luces de carretera y la asistencia a la dirección en maniobras de emergencia (maniobra de esquiva), además de la alerta de trá­fico cruzado posterior y la asistencia al aparcamiento con función de frenado automático.

Con este sistema de seguridad, que ha ido evolucionando a lo largo de los últimos cinco años, la marca japonesa ha dado un gran paso adelante en busca del ansiado objetivo de ciudadanos, estados y fabricantes de automóviles de conseguir cero accidentes de tráfico.

Fuente de la noticia: https://www.elconfidencial.com/motor/2020-08-26/toyota-safety-sense_2724811/

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt
0

Start typing and press Enter to search

X